Voz de Familia revela que el informe final del seudo- sínodo de octubre del 2015, socava la enseñanza de la Iglesia Católica

kasper y francisco

 

Primero que todo tengan presente que quien maliciosamente ha puesto la Palabra de Dios y a la Iglesia en Tela de  Juicio por medio de cuestionario infame  fue el Jesuita progesista Jorge Mario Bergoglio, quien desafiando a Dios ha sometido a un Juicio humano las enseñanzas de la Iglesia católica y los mandamientos de la Ley de Dios.

«Magister  recordó que la proclamación del sínodo se asoció con el cuestionario infame sobre los temas más controversiales, incluyendo la comunión de los divorciados vueltos a casar y las uniones homosexuales. Gracias en parte al cuestionario de la opinión pública se daría la idea de que el pecado de la homosexualidad o el divorcio y las segundas nupcias eran preguntas que se deben considerar “abiertas”.

En el 2008 cuando el Papa Benedicto XVI llamaba a los Jesuitas progresistas a retomar y obedecer las enseñanzas de la Iglesia católica,  podemos comprobar en el Clarín que la orden de los Jesuitas ya se habían desviado en los mismos puntos que el Jesuita progresista Jorge Mario Bergoglio eligió para su cuestionario infame:

Por:  Julio Algañaraz
Fuente: VATICANO. CORRESPONSAL

Los jesuitas eligieron a un “Papa Negro” progresista

El nuevo padre general de la orden tiene ideas opuestas a las de Benedicto XVI.

«Los aspectos en los que el pontífice (Benedicto XVI)  muestra sus mayores recelos y pide obediencia rígida se refieren a “la relación entre Cristo y las religiones, algunos aspectos de la teología de la liberación y varios puntos de la moral sexual, sobre todo en lo que se refiere a la indisolubilidad del matrimonio y la pastoral de las personas homosexuales”. Al parecer, en las universidades, colegios y ambientes jesuitas en el mundo, es floja la sintonía con la ortodoxia tradicionalista el Vaticano y el Papa Ratzinger, sobre todo en estos temas».

El Padre Malachi Martin en su libro: “Los jesuitas y la traición a la Iglesia Católica Romana” explicó cómo, en 1963, los jesuitas se convirtieron en fanáticos comunistas de extrema izquierda, al mando de Pedro Arrupe, marxista y un gran defensor de Fidel Castro. El fallecido ex sacerdote jesuita Alberto Rivera, reveló que el General Jesuita Pedro Arrupe fue el jefe del Partido Comunista de España.

seudosinodo

El análisis de Voz de la Familia revela serios peligros que plantea el informe final  del seudo-sínodo del 24 de octubre del 2015:

Voice of the Family:

«Nuestro análisis sostiene que el informe final, el cual fue aprobado por el Sínodo Ordinario de la Familia el 24 de octubre del 2015, socava la enseñanza de la Iglesia Católica en asuntos relacionados con la vida humana, el matrimonio y la familia. Al esforzarse para acercar la enseñanza moral católica en línea con las normas prevalecientes en el mundo moderno, el informe persigue un enfoque que va en contra de la revelación divina y la ley moral natural.

El Informe Final:

  • Aprueba un aspecto central de la “teoría del género” mediante la afirmación de que el sexo biológico y el “género” sociocultural  se pueden distinguir (párrafo 58)
  • Socava la enseñanza de la Iglesia sobre la naturaleza y los fines del matrimonio a través del uso de un lenguaje ambiguo y al no expresar adecuadamente las doctrinas centrales (párrafos 1, 4, 39, 40, 47, 49, 84, 85, 86)
  • Intenta preparar el camino a los católicos  “divorciados vueltos a casar” para recibir la comunión sin un verdadero arrepentimiento y enmienda de vida a través del uso del lenguaje ideológico en lugar de la terminología tradicional de la Iglesia, mediante la distorsión de la doctrina católica sobre la naturaleza y los efectos del pecado mortal, y al oscurecer previas enseñanzas de la Iglesia a través de la omisión y  citas selectivas (párrafos 84, 85, 86)
  • Socava la enseñanza católica en cuanto a la anticoncepción, al no repetir las enseñanzas de la Iglesia  mientras que simultáneamente presenta una exposición confusa en la naturaleza de la conciencia (párrafo 63)
  • Socava la enseñanza de la Iglesia sobre los métodos artificiales de reproducción al no reiterar que la razón principal de la inmoralidad de estas prácticas es la separación de  la procreación y los elementos unitivos  de la sexualidad humana, lo que implica que los métodos que no causan la destrucción de embriones humanos podrían ser permisibles (párrafo 33)
  • Afirma que la Iglesia “colabora en el desarrollo de una nueva cultura ecológica” que incluye “una nueva mentalidad, nuevas políticas, nuevos programas educativos, una nueva forma de vida y una nueva espiritualidad”. El análisis demuestra que el camino de la colaboración está llevando a miembros del Vaticano a colaborar con la promoción del aborto y la contracepción y con intentos de socavar los derechos y la autoridad de los padres de familia (párrafo 16)

En el análisis se detecta la relación entre estos intentos de conformar la enseñanza católica a la ideología moderna, con la herejía del modernismo (véase el capítulo IV). También llama la atención  otros problemas en el Informe Final , incluyendo:

  • Una presentación distorsionada y naturalista del Evangelio, que deja de lado su naturaleza fundamentalmente sobrenatural, al tiempo que subraya su asociación con “valores” como “abierto a la diversidad de personas”, “la protección de la creación” y la “transformación de las estructuras sociales injustas” (Capítulo I)
  • Una comprensión antropocéntrica del Evangelio que alega, por ejemplo, que el Evangelio se trata de “la dignidad de la persona, su (el / ella ) libertad y respeto de  sus (el / ella ) derechos  ” (Capítulo I)
  • La omisión de cualquier discusión sobre la vocación fundamental de la familia en lo que respecta al fin último del hombre, que es la unión con Dios en la visión beatífica de los Cielos (Capítulo I)
  • Una presentación engañosa de la naturaleza de la misericordia debido a la falta de consideración de la justicia divina y humana (Capítulos I y V)
  • Una comprensión confusa de la relación entre la Iglesia y los procesos de desarrollo histórico (ver los capítulos I y II)
  • La omisión de cualquier discusión de la ley natural, que conduce a la fusión de las órdenes natural y sobrenatural y pone en peligro el entendimiento de que los principios morales son inmutables (Capítulo III)
  • Un llamado a los cambios en la terminología que la Iglesia utiliza para comunicar sus enseñanzas, que ponen en peligro la capacidad de la Iglesia para transmitir eficazmente la revelación divina que le ha confiado (Capítulo VI).

El Informe Final del Sínodo Ordinario pone en grave peligro a los miembros más vulnerables de la familia humana a través de sus omisiones y distorsiones de la doctrina católica. Está claro que es el deber de todos los que están preocupados por la protección de la familia; oponerse terminantemente  al enfoque adoptado por los dos sínodos. Dejar de oponerse a las doctrinas y acciones perjudiciales para la integridad de la fe católica y de la familia, debido a un falso sentido de la obediencia, sería una grave traición a nuestro deber de fidelidad a Dios y a los más débiles entre nosotros.

El análisis completo se puede leer aquí.

Un resumen del análisis se puede leer aquí.

Anuncios