Bergoglio no llama a los paganos a la conversión sino que pide respeto a su identidad (idolatría).

Bergoglio niega a Cristo delante de los hombres y pide respeto a la idolatría.

Bergoglio desobedece el mandato de Jesucristo

“Por tanto, id y haced discípulos a todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo…”. Mateo 28.19

 

Bergoglio pide respeto para la identidad pagana de los pueblos indígenas excepto para los pueblos cristianos europeos a los que en favor de la invasión musulmana les pide que no tenga miedo de la destrucción de su identidad sino sean capaces de crear “nuevas síntesis culturales” con los musulmanes.

 

¡Oh, maldito respeto humano, qué de almas arrastras al Infierno!

Santo Cura de Ars.

Bergoglio no hace la voluntad de Dios sino la suya.

Respeto humano:

“Es la desobediencia a las mociones de Dios, para adecuarnos obedientemente a los sentires, pesares y deseos de los hombres, impulsándonos a complacer más a los hombres que a Dios”.

naturalismo paganismo

Gálatas, 1:10 Porque ¿busco yo ahora el favor de los hombres o el de Dios? ¿O es que intento agradar a los hombres? Si todavía tratara de agradar a los hombres, ya no sería siervo de Cristo.

Jesús mismo  advierte en Marcos 8:36-38

Por cierto, ¿de qué le servirá a un hombre el ganar el mundo entero si pierde su alma? Y una vez perdida, ¿por qué cambio podrá rescatarla? Ello es que quien se avergonzare de mí y de mi doctrina en medio de esta nación adúltera y pecadora, igualmente se avergonzará de él el Hijo del hombre cuando venga en la gloria de su Padre acompañado de los santos ángeles”.

En el libro Sobre el Cielo y la Tierra, página 218, Bergoglio escribió acerca de los nuevos sistemas y movimientos de creencias religiosas. Él declaró:

“Soy respetuoso de nuevas propuestas espirituales… Sobrevivir al paso del tiempo es la mejor prueba de la pureza espiritual”

Según Bergoglio ni los ateos , ni los musulmanes, ni los paganos tienen que aceptar a Cristo para vivir en Paz, en lugar de llamarlos a la conversión promueve la herejía del Irenismo ; está coexistencia pacifica es una de las características del anticristo, que es descrito como pacifista, una falsa paz que da a los hombres falsas soluciones a cambio de la apostasía, poniendo el culto del hombre por encima de Dios.

Bergoglio en Sri Lanka:

Espero que la cooperación interreligiosa y ecuménica demuestre que los hombres y las mujeres no tienen que renunciar a su identidad, ya sea étnica o religiosa, para vivir en armonía con sus hermanos y hermanas

Al respecto comenta el sacerdote mariano Paul Kramer

Bergoglio niega la creencia del Dios de los cristianos (“Dios no existe. Este Dios spray no existe…”; “No hay un Dios Católico.”), Y profesa la noción de una deidad pagana inmanente. Bergoglio profesaban a los jainistas el mes pasado que es la Madre Tierra [el principio divino inmanente] que “nos ha dado la vida y nos protege”. Bergoglio no cree en un Dios trascendente que creó el universo, sino en un “dios” inmanente, un principio divino – un deus sive natura de Spinoza, que es el principio de toda la vida y ser.

falso dios de Bergoglio

El Sacerdote Paul Kramer explica que:

“Bergoglio no cree en Dios, en el sentido propio de profesar la naturaleza y atributos de Dios dogmáticamente definidos. No es de extrañar que él dice que el no cree en un Dios católico. Realmente ni siquiera cree en el Dios que profesamos en el credo católico.
En su libro “Sobre el cielo y la tierra”, en el Capítulo 3 – “sobre los Ateos”:
“Podemos decir lo que Dios no es … pero no podemos decir lo que Él es. Yo clasificaría como arrogantes esas teologías que … tenían la pretensión de decir quién era.”

2 comentarios en “Bergoglio no llama a los paganos a la conversión sino que pide respeto a su identidad (idolatría).

  1. Catecismo de la Iglesia Católica:
    La última prueba de la Iglesia
    675 Antes del advenimiento de Cristo, la Iglesia deberá pasar por una prueba final que sacudirá la fe de numerosos creyentes (cf. Lc 18, 8; Mt 24, 12). La persecución que acompaña a su peregrinación sobre la tierra (cf. Lc 21, 12; Jn 15, 19-20) desvelará el “misterio de iniquidad” bajo la forma de una impostura religiosa que proporcionará a los hombres una solución aparente a sus problemas mediante el precio de la apostasía de la verdad. La impostura religiosa suprema es la del Anticristo, es decir, la de un seudo-mesianismo en que el hombre se glorifica a sí mismo colocándose en el lugar de Dios y de su Mesías venido en la carne (cf. 2 Ts 2, 4-12; 1Ts 5, 2-3;2 Jn 7; 1 Jn 2, 18.22).
    676 Esta impostura del Anticristo aparece esbozada ya en el mundo cada vez que se pretende llevar a cabo la esperanza mesiánica en la historia, lo cual no puede alcanzarse sino más allá del tiempo histórico a través del juicio escatológico: incluso en su forma mitigada, la Iglesia ha rechazado esta falsificación del Reino futuro con el nombre de milenarismo (cf. DS 3839), sobre todo bajo la forma política de un mesianismo secularizado, “intrínsecamente perverso” (cf. Pío XI, carta enc.  Divini Redemptoris, condenando “los errores presentados bajo un falso sentido místico” “de esta especie de falseada redención de los más humildes”;  GS 20-21).

    Me gusta

Los comentarios están cerrados.