La inquisición bergogliana ha ganado! (Por ahora)

El Cardenal John Henry Newman (1801-1890) advirtió:

 “Doy gracias a Dios que vivo en un tiempo en que el enemigo está fuera de la Iglesia, y yo sé dónde está, y lo que él está haciendo. Pero, preveo el día en que el enemigo va a estar a la vez fuera y dentro de la Iglesia. .. y, rezo por los pobres fieles que serán atrapados en este bombardeo”.
 despota
Antonio Socci:
No sé si se han dado cuenta, pero ahora en los medios de comunicación ya no hay más una sola voz contra-corriente, que realmente cuente las noticias que realmente están sucediendo bajo el régimen bergogliano en la Iglesia. Estamos bajo una dictadura argentina rígida.
Los que pudiesen resultar incómodos al poder bergogliano en los medios de comunicación parecen no tener el derecho a hablar. Incluso los principales intelectuales católicos, que han hablado duramente sobre Amoris Laetitia (pienso en Spaemann, Grygiel o Seifert, quienes han trabajado estrechamente colaborando con Juan Pablo II y Benedicto XVI) ellos permanecen invisibles en los medios de comunicación. Sus duras criticas son silenciadas.
Incluso el explosivo discurso del 21 de mayo 2016 por Mons. Gaenswein, Secretario y mano derecha de Benedicto XVI resultó que fue casi imposible de encontrarlo en los medios de comunicación, así como la voz crítica de algunos teólogos, obispos y cardenales.
UNA CENSURA TOTAL. ALGO NUNCA VISTO. ¿ES POSIBLE QUE NI UNA SOLA VOZ SE LEVANTE PARA DENUNCIAR ESTA DICTADURA ESTABLECECIDA PARA DAR ALABANZA Y GLORIA AL “MISERICORDIOSO” ARGENTINO ?
Queda – es cierto – la red. Gracias a Dios aquí todavía es posible escribir y leer los hechos reales. Y ya algunos clericales-bergogliano lanzan anatemas a la propia red, ya que no pueden controlarla y para imponer también allí su mordaza .
Un amigo señala que es muy triste  que esta dictadura argentina se ha impuesto sin la más mínima reacción crítica, incluso por parte de los laicos.
Pero esta es una observación ingenua por qué los medios de comunicación laicistas son los partidarios más acérrimos de Bergoglio. Finalmente encontraron que puede realizar su sueño: destruir a la Iglesia Católica. Son ellos las manos que lo aplauden y apoyan y también quienes silencian las voces contrarias de la resistencia Católica.
Pero hay una noticia que dar y es esta: la resistencia va a ganar, porque Cristo va a triunfar. No se equivoquen.  La Herejía y la apostasía no prevalecerán, a pesar de que hoy en día tienen todo el poder del mundo.
Hoy parece extra ganar todo aquellos que quieren liquidar la fe católica, pero el Rey de los Cielos triunfará visiblemente a través del Inmaculado corazón de María.
Por eso hoy invocamos a nuestra Madre por la conversión de los que oprimen a la Iglesia y los que colaboran para destruir la obra de Dios. Oramos por los perseguidores, por la salvación de sus almas.
Y pidamos a la Virgen que proteja nuestras almas de la mentira y la cobardía.
Toda nuestra vida, todos nosotros estamos bajo el manto de su mirada maternal.
AQUÍ con la voz de Catherine- en una hermosa canción de Víctor Heredia- confiamos todo a ella que es el auxilio de los cristianos y Reina de las Victorias.
Antonio Socci
[Traducido electrónica. Artículo original: L’inquisizione bergogliana ha vinto! (per ora)] www.antoniosocci.com
 enojado
Mons. Athanasius Schneider, obispo de Kazajistán nos recuerdan bien lo que es una tiranía:
“Cuando, en una iglesia, llegamos al punto en el que los fieles, sacerdotes y obispos tienen miedo de decir algo, como en una dictadura, esta no es la Iglesia”.
ojo censura
Decía George Orwell:
“Periodismo es publicar lo que alguien no quiere que publiques, todo lo demás son relaciones públicas”.
Censura-a-la-Prensa

 

Anuncios

John Vennari : Bergoglio es un “enemigo de la Fe Católica, de la ley natural y de la civilización cristiana”.

 

El católico anti-sede-vacante  John Vennari de Catholic Family News denuncia que :

Francisco mismo ha demostrado ser un enemigo de la Fe Católica, de la ley natural y de la civilización cristiana…Esta última afirmación sólo alentará  más a los activistas homosexuales ya demasiado audaces que han pasado las últimas tres décadas empuñando  una implacable campaña  dañando la imagen  pública del cristianismo presentándolo como el gran opresor. Los daños que las palabras imprudentes de Francisco causarán son incalculable. Su juicio imparcial de los homosexuales es  solapado.

asesino de almas