Hereje argentino rehabilitado por Bergoglio

 

hereje restituido por bergoglio

El 4 de agosto de 2008, el obispo de Santiago del Estero, Francisco Polti, le hab√≠a prohibido al sacerdote Ariel Alvarez Vald√©s ‚Äúdar clase de disciplinas teol√≥gicas, incluyendo cursos cortos y conferencias‚ÄĚ, ‚Äúparticipar en medios de comunicaci√≥n social incluyendo Internet‚ÄĚ y ‚Äúhacer nuevas publicaciones o disponer la reedici√≥n de publicaciones anteriores‚ÄĚ. Alvarez Vald√©s ven√≠a ense√Īando en la Universidad Cat√≥lica local y en el Seminario de la di√≥cesis. (P√°gina/12 diario marxista argentino).
Capture
Como la Santa Sede dispuso que¬† Ariel √Ālvarez Vald√©s, abandonara ¬†cualquier actividad acad√©mica renunci√≥ al sacerdocio en¬† el¬† 2010 por negarse a obedecer la sanciones impuestas por el Vaticano y por no aceptar retractarse de manera voluntaria y libre.
En ese entonces Ariel dijo a las noticias:
‚Äúmi obispo, por ser del Opus Dei, tiene una mirada muy conservadora y cerrada; otros obispos no hubieran reaccionado de esa manera, y de hecho en otras di√≥cesis segu√≠ dando clases y dictando cursos‚ÄĚ.
“La Sagrada Congregaci√≥n para la Doctrina de la Fe me pidi√≥ que en alguna revista o bolet√≠n cat√≥lico publicara el siguiente texto de retractaci√≥n” (Fuente: AICA).
Diario argentino el Clarín:
Pero su posición sobre Adán y Eva suscitó en 2002 una amonestación del secretario de la congregación para la Doctrina de la Fe de la Santa Sede, Tarcisio Bertone.
“No hubo acuerdo porque se me puso como condici√≥n en la √ļltima carta que me mandaron en noviembre que escribiera un art√≠culo reafirmando la historicidad del relato de Ad√°n y Eva, algo que para m√≠, como biblista, es inaceptable”, dijo a Clar√≠n.
La prensa argentina en¬†complicidad¬†con otros¬†herejes¬†del momento,¬†encubrieron ¬†y a√ļn sigue encubriendo¬†al hereje Ariel √Ālvarez Vald√©s,¬†lean aqu√≠ ¬†el comentario de Panorama Cat√≥lico Internacional:
dejo de ser sacerdote
hereje activado por bergoglio

Mediante una carta, escrita de pu√Īo y letra por el mismo Bergoglio, le fue comunicado al hereje santiague√Īo¬† que Roma ya no mantiene proceso alguno contra √©l.

bergoglio defensor de herejes
Javier Olivera Ravasi (1977), sacerdote. Abogado por la Universidad de Buenos Aires (UBA), Roma aclara que no hay sanci√≥n vaticana contra el biblista y sacerdote padre Ariel √Ālvarez Vald√©s
SANYO DIGITAL CAMERA
El her√©tico Ariel √Ālvarez: Niega la existencia de Adan y Eva, piensa que es Falso que existan posesiones demoniacas porque seg√ļn el los demonios no existen , cree que es Falso que existan o hayan existido las Apariciones Marianas porque la Virgen est√° muerta, adem√°s niega el dogma mariano de la virginidad perpetua (CIC 499)¬†, asegura¬† que los estigmas no vienen de Dios, sino que cree que son producto de enfermedades psiqui√°tricas, no cree que Jes√ļs naci√≥ en Belen sino piensa que naci√≥ en Nazareth, niega el valor cristiano del libro de Job, niega la resurrecci√≥n corporal de Jesucristo y la tergiversa, da¬† explicaciones ¬†her√©tica ¬†de como suceden los milagros, etc.
Luis Fernando Pérez Bustamante (infocatolica):
Imag√≠nense ustedes que van a un curso de Biblia apadrinado por SOBICA√ćN y el grupo editorial San Pablo. De repente, el te√≥logo que lo da va y les dice que el evangelista Lucas se inventa la visita de la Virgen Mar√≠a a su prima Isabel.
Tito 1:11 A quienes es menester tapar la boca, porque son hombres que trastornan familias enteras.
‚ÄúNo permitir√°s a tu siervo conocer la corrupci√≥n‚ÄĚ(Salmo 15): San Pablo relaciona esta incorrupci√≥n con la carne de Cristo.
Libro de obras divinas de la mística  Hildegarda de Bingen:
De estos √ļltimos se derivan los herejes que niegan la creaci√≥n de los primeros vivientes.
Su error es peor que el precedente, ya que es la negación absoluta de Dios en la
creación y en las almas vivientes. Todos ésos adorarán pues a la bestia desgraciada, es
decir al hombre de la perdici√≥n, y abandonando la fe de Dios omnipotente proclamar√°n que no hay ning√ļn obst√°culo en desobedecer sus preceptos.
Los herejes alemanes como¬†Kasper y Gerhard Ludwig M√ľller niegan tambi√©n ¬†la resurrecci√≥n corporal de Jesucristo; herej√≠a que fue condenada por el Papa P√≠o X en el Decreto del Santo Oficio sobre los errores del modernismo Lamentabili Sane (1907).
Sobre Bergoglio pesa otra sentencia de  excomunión ipso facto por apoyar a este hereje..
Dentro del articulo del Padre Javier Olivera Ravasi se encuentra el comentario de Jordi cito esta parte importante:
¬ęEste levantamiento de la sanci√≥n de Francisco es, en mi opini√≥n, peligroso, dado que, de forma impl√≠cita, est√° diciendo Francisco que son v√°lidas todas las afirmaciones contrarias a las verdades divinamente reveladas, de doctrina cat√≥lica (verdad definitiva) y verdades seguras (no peligrosas ni err√≥neas).
Si este te√≥logo contin√ļa con su pensamiento, entonces Francisco legitima el modernismo teol√≥gico en la Iglesia, y, por lo tanto, el error espiritual y teol√≥gico. Incomprensible. Pero hay que ver qu√© sucede.
Pero Ad√°n y Eva, o son reales o s√≥lo son ficci√≥n, semejante al Capit√°n Am√©rica, Superm√°n o los 4 Magn√≠ficos: cuentos que encierran unas ense√Īanzas teol√≥gicas, pero sin realidad hist√≥rica. No son “Palabra de Dios”, son “Enga√Īo de Dios”, o quiz√°s, “Moraleja de Dios”, “Novela de Dios”…
La Protolog√≠a harmatiol√≥gica, es decir, los inicios del hombre y el pecado original, necesariamente piden la existencia real, hist√≥rica y efectiva de Ad√°n, a√ļn las dificultades que existan.
En efecto, Adán, y no Eva, es el principio, maestro, cabeza de la humanidad y el género humano: por él y sólo por él, entró el pecado original. De ahí la lógica del Segundo Adán, Jesucristo. Si el Primer Adán es ficción, también lo es el Segundo Adán, Jesus.
Pero es que Adán fue creado directamente en cuerpo, alma (psique) y espíritu por Dios, y no procede por evolución darwinista.
….Si este te√≥logo niega la historicidad de Ad√°n, entonces niega la historicidad de Jes√ļs mismo, y todas las promesas escatol√≥gicas contenidas en el Apocalipsis y el Credo de la Fe como la resurrecci√≥n del cuerpo para la gloria eterna…
Por eso pienso que Francisco ha hecho un acto incomprensible. No veo que Ariel haya realizado una previa confesi√≥n p√ļblica y notoria de arrepentimiento ante sus afirmaciones heterodoxas y modernistas. Ariel, adem√°s, no ha hecho una promesa p√ļblica de aceptar todas las verdades de fe divinamente reveladas, de doctrina cat√≥lica y de verdad segura.
No lo entiendo. ¬ŅPor qu√© lo ha hecho Francisco?
Comentario de Teresa (Argentina)
Lo de Alvarez Vald√©z es lamentable. Durante todo este tiempo que ha estado fuera de la iglsia, entre otras cosas se ha dedicado a “bendecir uniones de hecho”. Ser√≠a interesante leer lo que √©l opina sobre la indisolubilidad del matrimonio, entre otras barbaridades. Es un horror que se le haya levantado la sanci√≥n.
Pbro. Juan Castro Zavalía
Lo que el Padre Javier afirma en su art√≠culo sobre Ariel √Ālvarez Valdes es absolutamente cierto en cuanto a las afirmaciones de negar la virginidad de Mar√≠a, del diluvio, de la existencia de Ad√°n y Eva, etc.. S√≠ hubo proceso y se le quit√≥ el permiso de ense√Īar en la Universidad Cat√≥lica de Santiago del Estero y en el Seminario Diocesano. Yo soy sacerdote de la misma di√≥cesis a la cual pertenec√≠a √Ālvarez Valdes -por quien tengo un gran afecto personal- de quien me separa un abismo en lo doctrinal (literalmente pertenecemos a diferentes religiones). A mayor abundamiento tambi√©n niega la existencia del demonio, del infierno, afirma la salvaci√≥n de todos porque nadie se puede condenar ya que Dios es infinitamente misericordioso (¬Ņpara qu√© convertirse y confesarse, entonces?). Cuando lleg√≥ de Roma el pedido de retractaci√≥n √©l dijo que firmaba la retractaci√≥n, pero dejando en claro que lo hac√≠a porque lo obligaban a retractarse (lo cual no es retractaci√≥n), entonces se le retir√≥ el permiso de ense√Īar y, al poco tiempo, dej√≥ el ministerio sacerdotal. D√≠as despu√©s, en una revista local, sal√≠a √©l en la tapa de dicha publicaci√≥n con el titular tomado de dichos de √Ālvarez Valdes: “La Iglesia ense√Īa dogmas pero no ense√Īa a pensar”. No esperemos que se retracte porque no la va a hacer; pero s√≠ espero que no se le devuelva la licencia para ense√Īar ni en la Universidad y mucho menos en el Seminario. Gracias Padre Javier. Un abrazo fraterno en Cristo y Mar√≠a Sant√≠sima.
Anuncios

L√≠deres cat√≥licos reaccionan ante el nuevo programa inmoral del Vaticano para adolescentes lanzado para la JMJ.

The_Meeting_Point-young_couple_810_500_55_s_c1

Una pareja joven posa delante de una estatua de dos personas que participan en una actividad sexual. Fuente: Programa de “educaci√≥n sexual” del Vaticano

 

July 29, 2016 (LifeSiteNews)- Tres l√≠deres internacionales de vida y¬†familia¬†¬† que han defendido la doctrina cat√≥lica sobre el matrimonio, la sexualidad y la vida durante d√©cadas han llamado al ¬†programa de “educaci√≥n sexual” reci√©n liberado¬†por el ¬†Vaticano para los adolescentes “completamente inmoral”, “totalmente inadecuado”, y “bastante tr√°gico “.

CodEwRiWYAAzN03

La imagen original muestra a un Hombre y ni√Īo desnudos. Fuente: Programa de corrupci√≥n sexual del Vaticano.

 

“Me parece monstruoso que un brazo oficial de la Iglesia no s√≥lo crear√≠a un programa de educaci√≥n sexual para adolescentes,¬†sino uno que¬†pasa por encima¬†de los padres como principales educadores de sus hijos”, dijo el Dr. Thomas Ward, Fundador y Presidente de la Asociaci√≥n Nacional de las familias cat√≥licas, as√≠ como miembro correspondiente de la Academia Pontificia para la vida.

perdi mi inocencia en la jmj

El programa, titulado “El Punto de Encuentro: Curso de Educaci√≥n Sexual afectivo para los j√≥venes,” fue lanzado la semana pasada por el Consejo Pontificio para la Familia que se presentar√° esta semana a los j√≥venes en la JMJ en Polonia.

Bergoglio : “La mayor√≠a de los matrimonios cat√≥licos son nulos, algunas cohabitaciones son matrimonio real.”perverso vicario de satanas

Efesios 5:12 porque las cosas que ellos hacen en secreto da verg√ľenza decirlas.

 

padre pio sacramentos

La Verdadera Iglesia cat√≥lica ¬†ense√Īa :

Sexto Mandamiento: No cometer√°s actos impuros

491. ¬ŅDe qu√© modos todos est√°n llamados a vivir la castidad? (2348-2350; 2394)

Todos, siguiendo a Cristo modelo de castidad, est√°n llamados a llevar una vida casta seg√ļn el propio estado de vida: unos viviendo en la virginidad o en el celibato consagrado, modo eminente de dedicarse m√°s f√°cilmente a Dios, con coraz√≥n indiviso; otros, si est√°n casados, viviendo la castidad conyugal; los no casados, practicando la castidad en la continencia
492. ¬ŅCu√°les son los principales pecados contra la castidad? (2351-2359; 2396)

Son pecados gravemente contrarios a la castidad, cada uno seg√ļn la naturaleza del propio objeto: el adulterio, la masturbaci√≥n, la fornicaci√≥n, la pornograf√≠a, la prostituci√≥n, el estupro y los actos homosexuales. Estos pecados son expresi√≥n del vicio de la lujuria. Si se cometen con menores, estos actos son un atentado a√ļn m√°s grave contra su integridad f√≠sica y moral.
493. ¬ŅPor qu√© el sexto mandamiento proh√≠be todos los pecados contra la castidad? (2336)

Aunque en el texto b√≠blico del Dec√°logo se dice ‚Äúno cometer√°s adulterio‚ÄĚ (Ex 20, 14), la Tradici√≥n de la Iglesia tiene en cuenta todas las ense√Īanzas morales del Antiguo y del Nuevo Testamento, y considera el sexto mandamiento como referido al conjunto de todos los pecados contra la castidad.

494. ¬ŅCu√°les son los deberes de las autoridades civiles respecto a la castidad? (2354)

Las autoridades civiles, en cuanto obligadas a promover el respeto a la dignidad de la persona humana, deben contribuir a crear un ambiente favorable a la castidad, impidiendo inclusive, mediante leyes adecuadas, algunas de las graves ofensas a la castidad antes mencionadas, en orden sobre todo a proteger a los menores y a los más débiles.

495. ¬ŅCu√°les son los bienes del amor conyugal, al que est√° ordenada la sexualidad? (2360-2361; 2397-2398)

Los bienes del amor conyugal, que para los bautizados est√° santificado por el sacramento del Matrimonio, son: la unidad, la fidelidad, la indisolubilidad y la apertura a la fecundidad.

Noveno Mandamientos :

No consentir√°s pensamientos ni deseos impuros

Sexto y Noveno Mandamientos

No cometer√°s actos impuros; y, no consentir√°s pensamientos ni deseos impuros.

Jacinta Marto, dijo en 1920: ‚ÄúLos pecados que llevan m√°s almas al infierno son los de la carne‚ÄĚ.

Estos dos mandamientos prohíben el adulterio y todo lo que es contrario a la virtud de la castidad.

El sexto prohíbe:

1) todo acto exterior de impureza: discursos, miradas, tocamientos y otras acciones deshonestas;

2) las ocasiones que inducen a la impureza: malas compa√Ī√≠as, entretenimientos desordenados, bailes lascivos, modas indecentes, cuadros obscenos, espect√°culos, canciones que inciten a pecar; cualquier medio de comunicaci√≥n que promueva inmoralidades sexuales (Cine, TV, Internet, iPod, etc ), libros con material inmoral, romances licenciosos y f√ļtiles, pornograf√≠a, etc.

El noveno proh√≠be los pecados interiores, es decir, los pensamientos y los deseos contrarios a la pureza. Todo pecado de impureza es mortal desde que hay en √©l pleno consentimiento. Las consecuencias de la impureza son: las reca√≠das, los malos h√°bitos, los sacrilegios causados por la verg√ľenza de confesar este vicio, los esc√°ndalos y una multitud de otros pecados, como la incredulidad, el endurecimiento y la impenitencia final.

El sexto mandamiento nos prohíbe toda acción, toda mirada, toda conversación contraria a la castidad, y la infidelidad en el matrimonio.

Los pensamientos que nos vienen a la mente contra la pureza, por sí mismos no son pecados, sino tentaciones e incentivos de pecado.

Los malos pensamientos, aunque sean ineficaces, son pecado cuando culpablemente damos motivo a tenerlos, consentimos o nos exponemos a peligro próximo de consentir en ellos.

El sexto mandamiento nos ordena ser castos y modestos en las acciones, en las miradas, en nuestra conducta y en las palabras. El noveno mandamiento nos ordena que seamos castos y puros aun en lo interior, a saber: en la mente y en el corazón.

Para guardar el sexto y noveno mandamientos hemos de orar con frecuencia y de corazón a Dios, ser devotos de la Santísima Virgen María, Madre de pureza, acordarnos de que Dios nos ve, pensar en la muerte, en los divinos castigos, en la Pasión de Jesucristo, refrenar nuestros sentidos, practicar la mortificación y recibir a menudo y con las debidas disposiciones los santos sacramentos.

Para conservarnos castos debemos huir del ocio, las malas compa√Ī√≠as, la lectura de libros y diarios malos, la intemperancia, el mirar estampas indecentes, los espect√°culos licenciosos, las conversaciones peligrosas y todas las dem√°s ocasiones de pecar (Catecismo Mayor de San P√≠o X, Ed. Magisterio Espa√Īol, Vitoria, 1973, pp. 59-60).

Resumen

¬ŅCu√°l es el sexto Mandamiento?
“No cometer actos impuros”.

¬ŅQu√© proh√≠be el sexto Mandamiento?
Prohíbe toda impureza y toda relación sexual fuera del Sacramento del Matrimonio sin excepción.

¬ŅProh√≠be el sexto Mandamiento cualquier cosa que sea contraria a la santa virtud de la pureza?
Si, prohíbe todo lo que sea contrario a la santa virtud de la pureza con la mirada, las palabras, pensamientos y acciones pecaminosas.

¬ŅProh√≠be el sexto Mandamiento espect√°culos, bailes, pel√≠culas y programas de televisi√≥n indecentes?
Si, prohíbe todo tipo de actividades que van en contra de la integridad y la dignidad de la persona y de su pureza.

¬ŅProh√≠be el sexto Mandamiento canciones, libros y cuadros indecentes?
Si, prohíbe canciones, libros y cuadros indecentes, porque son muy peligrosos al alma y conducen al pecado mortal.

¬ŅCu√°l es el noveno Mandamiento?
“No consentir pensamientos y deseos impuros”.

¬ŅQu√© proh√≠be el noveno Mandamiento?
Nos prohíbe todo consentimiento intencionado en pensamientos y deseos impuros; además, todo placer desordenado y voluntario.

¬ŅQu√© pecados com√ļnmente nos conducen a faltar al sexto y noveno Mandamientos?
Los pecados que com√ļnmente nos conducen a romper el sexto y el noveno Mandamientos, son; la gula, la embriaguez, la destemplanza, y tambi√©n la pereza las malas amistades, y el descuido en la oraci√≥n.

castos crisitanos