Bergoglio es ególatra y vanidoso.

 

egocentrico

Recordemos que los periodistas católicos,  Alessandro Gnocchi y Mario Palmaro, fueron despedidos por opinar  que “la atención del circuito mediático-eclesiástico” está centrada en la figura de Francisco “y no en la de San Pedro”.

Cuánto haya costado la imponente exhibición de pobreza de la que el papa Francisco fue protagonista el 4 de octubre en Asís, no es cosa que se sepa. Cierto es que, en tiempos en los que está tan de moda la simplificación, se nos ocurre que la histórica jornada ha tenido muy poco de franciscano. Una partitura bien escrita y bien interpretada…Naturalmente con gran concurso de prensa católica y para-católica lista a exaltar la humildad del gesto y soltando un suspiro de alivio porque, esta vez, el papa habló del encuentro con Cristo. Y de la prensa laica diciendo que, ahora sí, la Iglesia se pone a tono con los tiempos. Toda buena mercadería para el titulador de medio calibre que quiere cerrar de prisa el diario y mañana se verá.En realidad se asiste al fenómeno de un líder que dice a la multitud aquello que la multitud quiere que se le diga. Pero es innegable que esto se ejecuta con gran talento y mucho oficio. ..Incluso los baños de multitud en la plaza San Pedro, en la Jornada Mundial de la Juventud, en Lampedusa o en Asís, son filtrados por los medios de comunicación que se encargan de suministrar los acontecimientos juntamente con su interpretación.
El fenómeno Francisco no se substrae a la regla fundamental del juego mediático sino que, más aún, se sirve de él casi hasta volvérsele connatural.
..Con el tiempo, la comunicación de masas ha terminado por sustituir definitivamente el aspecto formal por el sustancial, la apariencia a la verdad.Simón ha destronado a Pedro. Este fenómeno logra ciertamente que Bergoglio, aun expresándose formalmente como doctor privado, transforme de hecho cualquiera de sus gestos y cualquiera de sus palabras en un acto de magisterio.

Los gobiernos corruptos primero se encargan de engañar al pueblo, convenciéndolos de que ellos son seudo mesías que los rescatarán  de los problemas actuales, para ganar su confianza empiezan por culpabilizan primero al gobierno anterior. Bergoglio entra en escena después de los escándalos de abusos sexuales protagonizados por la infiltración de sodomitas  y de los escándalos para desacreditar la Banca del Vaticano.  El principal paso de esta impostura religiosa consistió   en manipular a las masas con la fabricación de una imagen mediática de “humildad”,  de “un seudo mesías”,  que se presenta como un “reformador”,  pero no para rescatarla de la crisis causada por los mismos sodomitas sino al contrario Bergoglio empieza maliciosamente abriéndole las puertas a la idea de que se puede ser un cura  gay que busca de “señor”.

egolatra bergoglio

El jesuita Lombardi no tardó en enterrar el pasado escandaloso  de Bergoglio en Argentina, este se encargó  de culpar  a la prensa a la que acusó  de “anti-clerical”: Las acusaciones contra Bergoglio provienen de “una izquierda anticlerical” cuya meta consiste en “atacar a la Iglesia”.

El vocero del Vaticano aclaró que las sospechas que recaen sobre el hoy papa Francisco datan de la época en que era superior de la Compañía de Jesús en la Argentina, en 1976.

Luego de enterrado el pasado sucio  de Bergoglio inmediatamente se pasó a la fabricación mediática   de la  nueva imagen ficticia, de “misericordioso ”.

“La simulación de la humildad es la mayor soberbia” San Agustín.

Mons. Adriano Bernardini, el entonces nuncio en Argentina
hablando del cardenal Jorge Mario Bergoglio dijo:

“Es un hombre enfermo de Poder.”

egocentrico

Los peones de Bergoglio por De la Cigoña:

PEDACCHIO ESPÍA DEL CARDENAL BERGOGLIO
«De Roma viene lo que a Roma va». Roma depende en sus decisiones de la información que recibe y de cómo se prioriza la difusión y procesamiento de esa información. Lo sabe muy bien un gran ambicioso de poder, el Cardenal Arzobispo de Buenos Aires. El Cardenal Bergoglio sabe decir mentiras con verdades a medias –o infladas, o disimuladas, según convenga en cada caso. Pero no duda, cuando se hace necesario, en mentir pura y simplemente.
Lo cierto es que para tejer su red de poder e influencia sobre los obispos y sus nombramientos, así como sobre los sacerdotes y seminarios, sabe disparar difamaciones o calumnias y, por sobretodo, sabe direccionarlas arteramente. Lo hace a partir de adiestrados informantes quienes, violando la confidencialidad a la que los obliga el secreto pontificio, le informan acerca de todo lo que llega a Roma sobre los temas o personas que le interesan. Después, esos mismos informantes se encargan de «informar» o «cajonear la información» a las autoridades romanas, priorizando las agendas de manipulación del Cardenal –«El Jesuita», como lo llama el título de una obra comisionada para exaltarlo.

La vanidad siempre se contrapone a la verdad, que permanece siempre y nunca desfallece. (San Agustín , Coment. sobre el Salmo 143).

vanidad bergogliana

Su vanidad

Antonio Socci comenta que Bergoglio estaba  ocupado en ser el protagonista de su propia película,’beyond the sun’, por eso no asistirá al encuentro eucarístico:

En cualquier caso, haga lo que quiera, pero evite, al menos, lanzar advertencias contra la “mundanidad espiritual” de los demás. Médico, cúrate a ti mismo (y menos mal que el otro día dijo: ” la vida no es una telenovela…”, tenemos que pensar que es un largometraje…Ps recomendaría al  papa bergoglio un poco de oración es más, dados los tiempos oscuros, en vez de hacer el actor en una película… y luego no tiene tiempo para los familiares de Asia Bibi y ni para el Congreso Eucarístico…..

BERGOGLIO-philadelphia-

 Bergoglio promueve el culto a si mismo y no a Dios, tampoco busca la conversión  de nadie.

buena onda bergoglio adorado por el mundo

1 Juan 2:15

No améis al mundo ni lo que hay en el mundo. Si alguien ama al mundo, el amor del Padre no está en él.

 

Bergoglio atrae a las personas hacia el mismo no hacia Dios, lo cual es pecado de Idolatría.

idolatradolo

inclinada

Anuncios

Un comentario en “Bergoglio es ególatra y vanidoso.

  1. Pingback: LA INSOPORTABLE VANIDAD DE BERGOGLIO – AMOR DE LA VERDAD

Los comentarios están cerrados.