Bergoglio, astuta Serpiente, que tuerce el Evangelio, para asesinar a las almas.

apostasia-tiempoEn el Paraíso, la astuta Serpiente por medio del engaño consiguió la muerte física del hombre y    torciendo  la Palabra de Dios, logró  que le obedecieran mientras desobedecían a Dios.  En el desierto Satanás también utilizó la Palabra de Dios para  tentar a Jesucristo.

Satanás busca desesperadamente  la perdición eterna del hombre y por todos los medios quiere que  dejen de escuchar la Voz de Dios y desobedezcan sus mandamientos.

Adán  y Eva habían recibido el mandato de Dios, fueron castigados porque prefirieron creerle a Satanás antes que a Dios. Después de la muerte de Jesucristo en la cruz ningún hombre puede ser excusado de ignorancia (Cf. Hechos 17:30, Hebreos 10:26-27), por eso Jesús en su resurrección ordenó que el Evangelio fuera predicado en todo el mundo, para redimirnos por medio de bautismo, y siendo discípulos suyos,  nos rescató  de la esclavitud del pecado, por medio de  su Sangre, para llevarnos  de regreso al Padre y sacarnos del reino de la oscuridad a la luz, de la rebelión a la obediencia de los mandatos de Dios, de la ignorancia a la Verdad.

Jesús  advierte “quien me sigue no andará  en tinieblas”. Porque el camino hacia el Padre es el camino de la Santidad y de la obediencia a sus mandamientos, los pecadores transitan fuera del camino (Cf. Isaías 35:8). A los primeros cristianos les llamaban  “los del camino”, porque un discípulo sigue a su maestro, mora con él y lo imita.

Por esta razón la Escritura advierte que quienes después del conocimiento de la Verdad se obstinan en su pecado ya no obtiene el perdón,  pues desprecian a Cristo como Redentor  y pisotean su Sangre. El castigo por su desobediencia es la Muerte Eterna, ya que cometen el pecado de blasfemia contra el Espiritu Santo.

Marcos 16:16 el que creyere y se bautizare se salvará; pero el que no creyere será condenado.

Para salvarse es necesario bautizarse y creer en el Evangelio de Cristo.

La Tradición apostólica, la Escritura y el Magisterio de la Iglesia, según el plan de Dios, están íntimamente unidos, de modo que ninguno puede subsistir sin los otros. Los tres, cada uno según su carácter, y bajo la acción del único Espíritu Santo, contribuyen eficazmente a la salvación de los hombres.

Quienes prefieren creerle al heresiarca Bergoglio no creen en la Palabra de Dios, sino que han  preferido creerle a Satanás.

herejia

El Espiritu Santo nos santifica y nos enseña  la Verdad plena, para llevarnos a Dios.

Pero el Anticristo es el reinado de la Mentira, que lleva a la perdición eterna, logrando la desobediencia a Dios por medio del engaño y de la herejía .

2 Timoteo 4:2 – Torres Amat (Traducción de la Vulgata al castellano 1825)

Porque vendrá tiempo en que los hombres no podrán sufrir la sana doctrina, sino que, teniendo una comezón extremada de oír doctrinas que lisonjeen sus pasiones, recurrirán a un montón de doctores propios para satisfacer sus desordenados deseos.

adulteros condenados en el infierno.JPG

Bergoglio es Padre de la mentira y un hábil maestro del engaño.

En su rebelión pervierte la Palabra de Dios y la anula para lograr la condenación eterna de quienes ya han sido infieles a la Nueva Alianza (Cf. 2 Tesalonicenses 2:11, Daniel 11:32) y complacidos en sus pecados  han preferido creer las mentiras de Bergoglio en lugar de creer y defender la Verdad del Evangelio.

Apocalipsis 13:6
Con eso abrió su boca en blasfemias contra Dios, blasfemando de su nombre, y de su Tabernáculo, y de los que habitan en el cielo.
el-fracaso-de-la-cruz
vieja.png
En su malicia Bergoglio ha blasfemado en contra de la Virgen María, en contra de los Santos , en contra de la Santísima Trinidad («no existe un Dios católico») y en contra de  Jesucristo.
16-06-2016 “Francisco” en la basílica de San Juan de Letrán para defender el concubinato y el adulterio blasfemó a Nuestro Señor Jesucristo:
«Jesús se hizo un poco ‘el idiota’» « Jesús no estaba limpio» y que Jesús «violó la moral»
idiota

defendiendo-el-adulterio

Blasfemia de Bergoglio en contra de Jesucristo: “Por su ‘aventura’, probablemente también Jesús tuvo que pedir disculpas a sus padres”

Blasfemia de Bergoglio en contra de la Virgen María «¡La Virgen seguramente tendría ganas de decir al Ángel: “¡Mentiroso! ¡Me has engañado!”»

«Dios no existe: ¡no se escandalicen! ¡Dios así no existe! Existe el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo: son personas, no son una idea en el aire… ¡Este Dios spray non existe! ¡Existen las personas!» (News.va , Bergoglio 09 de octubre 2014 )

Bergoglio maliciosamente tuerce las Palabras de San Pablo e incluso niega el milagro de la multiplicación de los peces y panes , llamándolo despectivamente “parábola” y se atreve a darle una nueva interpretación herética marxista.

Daniel 8: 25.

Y, por su habilidad, triunfará el engaño entre sus manos. Se exaltará en su corazón, y por sorpresa destruirá a muchos. Se alzará contra el Príncipe de los Príncipes, pero – sin que mano alguna intervenga – será quebrantado

pisando-las-leyes-de-dios

1 Juan 3:8

Quien comete el pecado es del Diablo, pues el Diablo peca desde el principio. El Hijo de Dios se manifestó para deshacer las obras del Diablo.

MENTIRA BERGOGLIANA.

Génesis 3:4
Dijo entonces la serpiente a la mujer: ¡Oh! ciertamente que no moriréis.
mediatic show
Bergoglio juzga la Palabra de Dios y en su mente perversa ataca a San Juan el Bautista, el precursor de Cristo, que vino  a preparar el terreno  de las almas para recibir el perdón de los pecados, por medio del bautismo llamándolos primero al  arrepentimiento. San Juan el Bautista fue quien señaló a Jesús  como el  Cordero de Dios que quita el pecado del mundo.
bergoglio-padre-de-la-mentira
torciendo-las-escrituras
 
LA VERDAD:
San Juan Crisóstomo, homiliae in Matthaeum, hom. 36,2-3
Pero no era esto posible, porque no ignoraba Juan esta circunstancia que él mismo había profetizado, cuando dijo: “He aquí el Cordero de Dios que quita el pecado del mundo”: llamándole Cordero publica su muerte, porque El ha hecho desaparecer el pecado mediante su Cruz. ¿Cómo, pues, había de ser un gran Profeta el que ignora las cosas propias de los Profetas? Porque dice Isaías: “Fue llevado a la pasión como una oveja” ( Is 53,7), etc.
San Gregorio Magno, homiliae in Evangelia, 6,1
Puede resolverse de otra manera esta cuestión, teniendo en cuenta el tiempo en que se verificó esto. Afirma Juan desde las orillas del Jordán que El es el Redentor del mundo y luego desde la cárcel pregunta si El mismo vendrá, no porque tuvo duda de que fuera el Redentor del mundo, sino que pregunta para saber si el que había venido por sí mismo al mundo bajaría por sí mismo a los abismos del infierno.
San Jerónimo
Por eso no dice: “Eres Tú el que viniste”, sino “eres Tú el que has de venir”. Hazme saber a mí, que he de descender a los infiernos, si debo yo anunciarte también a los infiernos, o si está reservado a otro, que ha de venir, la realización de este misterio.
Glosa
Es necesario observar que Jerónimo y Gregorio no dijeron que debía Juan anunciar la venida de Cristo al infierno para convertir a la fe a algunos de sus habitantes, sino para consolar con su próxima venida a los justos que permanecían esperando a Cristo.
San Hilario, in Matthaeum, 11
Es indudable que él, como precursor, anunció que debía venir; que, como Profeta, le conoció como viviente; que, como confesor, le honró en su venida y es cierto que no se mezcla el error en él con la abundancia de su luz. Y ciertamente no se puede creer que le faltó a él en la cárcel la gracia del Espíritu Santo, puesto que el mismo Apóstol pudo dar para los que le acompañaban en la prisión, la luz de la virtud del Espíritu.
San Jerónimo
No pregunta, pues, como si no lo supiera, sino de la manera con que preguntaba Jesús: “En dónde está Lázaro” ( Jn 11), para que le indicaran el lugar del sepulcro, a fin de prepararlos a la fe y a que vieran la resurrección de un muerto; así Juan, en el momento en que había de perecer en manos de Herodes, envía a sus discípulos a Cristo, con el objeto de que, teniendo ocasión de ver los milagros y las virtudes de Cristo, creyesen en El y aprendiesen por las preguntas que le hiciesen. Que efectivamente los discípulos de Juan habían tenido cierta envidia contra Cristo, lo demuestra la pregunta siguiente, de que ya se ha hablado: “¿Por qué nosotros y los fariseos ayunamos con frecuencia y tus discípulos no ayunan?” ( Mt 9,14).
San Juan Crisóstomo, homiliae in Matthaeum, hom. 36,2
Mientras Juan estuvo con los suyos les hablaba continuamente de todo lo relativo a Cristo, esto es, les recomendaba la fe en Cristo y cuando estuvo próximo a la muerte aumentaba su celo, porque no quería dejar a sus discípulos ni el más insignificante error y ni que estuvieran separados de Cristo, a quien procuró desde el principio llevar a los suyos. Y si les hubiese dicho: marchaos a El porque es mejor que yo, ciertamente no los hubiera convencido, porque hubieran creído que lo decía por un sentimiento propio de su humildad y de esta manera se hubiesen adherido más a él. ¿Qué hizo, pues? Espera oír de ellos mismos los milagros que hizo Jesús. No manda a todos, sino solamente a los dos, que él creía eran los más a propósito para convencer a los demás, para evitar toda sospecha y para juzgar con los datos positivos la diferencia inmensa entre él y Jesús.
San Hilario, in Matthaeum, 11
Miró, pues, en esto Juan, no a su propia ignorancia, sino a la de sus discípulos y los envía a ver sus obras y sus milagros, a fin de que comprendan que no era distinto de Aquel a quien él les había predicado y para que la autoridad de sus palabras fuese revelada con las obras de Cristo y para que no esperasen otro Cristo distinto de Aquel de quien dan testimonio sus propias obras.
Observen que Bergoglio también predica a un falso cristo para que se ajuste a su concepto herético de misericordia, predica un falso evangelio que no llama al arrepentimiento. La Escritura distingue al verdadero Evangelio de San Juan el Bautista, de  Jesucristo , de  San Pablo, de San Pedro como un llamado urgente al arrepentimiento.
FALSEDAD:
Bergoglio: “Pero Jesús  no actuaba de esa forma”
Bergoglio rechaza a Jesucristo  que expulsa a los mercaderes fuera del Templo o que acusa a los escribas y fariseos, llamándolos razas de víboras. Que amenazó con el Fuego del Infierno a los hacedores de maldad.
Lucas 13:33. No, os lo aseguro; y si no os convertís, todos pereceréis del mismo modo.
Mateo 25:41 Entonces dirá también a los de su izquierda: “Apartaos de mí, malditos, al fuego eterno preparado para el Diablo y sus ángeles.
jesus-expulsa-a-los-mercaderes-del-templo

Bergoglio desde Argentina ya era un hereje formal y un apóstata, que como  un experto actor protagonista de su parodia, sigue su mismo guion, repitiendo las mismas herejías y blasfemias, de su agenda radical liberal contenida también  en sus libros heréticos.

En rebelión contra Dios  lleva a la practica su obsesivo  plan de venganza contra la Iglesia por medio  de la  táctica modernista  y con ello está llevando  a las masas a la destrucción eterna.

El Santo Papa Pío  X denunció esa táctica propia de los herejes modernistas:

”Así, pues, venerables hermanos, reconocemos que el método apologético de los modernistas, que sumariamente dejamos descrito, se ajusta por completo a sus doctrinas; método ciertamente lleno de errores, como las doctrinas mismas; apto no para edificar, sino para destruir; no para hacer católicos, sino para arrastrar a los mismos católicos a la herejía y aun a la destrucción total de cualquier religión.
… ” Y como una táctica de los modernistas.., táctica, a la verdad, la más insidiosa, consiste en no exponer jamás sus doctrinas de un modo metódico y en su conjunto, sino dándolas en cierto modo por fragmentos y esparcidas acá y allá, lo cual contribuye a que se les juzgue fluctuantes e indecisos en sus ideas, cuando en realidad éstas son perfectamente fijas y consistentes..” Carta Encíclica Pascendi SS Pío X .

Daniel 8:11-12

Llegó incluso hasta el Jefe del ejército, abolió el sacrificio perpetuo y sacudió el cimiento de su santuario y al ejército; en el lugar del sacrificio puso la iniquidad y tiró por tierra la verdad; así obró y le acompañó el éxito.

Bergoglio en repetidas ocasiones  ha utilizado el mismo ejemplo de  San Juan el Bautista en su intento obsesivo de pervertir el Evangelio, las anteriores han pasado desapercibidas.

falso-evangelio-de-bergoglio

Sobre Bergoglio recae el anatema bíblico por tener la pretensión de corregir la misma Palabra de Dios, constituyéndose a si mismo en su propio dios.

San Pablo advierte:

“Pero aun cuando nosotros mismos, o un ángel del cielo, si posible fuese, os predique un evangelio diferente del que nosotros os hemos anunciado, sea anatema”.

Los seguidores y cómplices  del heresiarca Bergoglio recibirán el mismo castigo eterno.

Apocalipsis 19:20. Entonces fue presa la bestia, y con ella el falso profeta que a vista de la misma había hecho prodigios, con que sedujo a los que recibieron la marca de la bestia, y a los que adoraron su imagen. Estos dos fueron lanzados vivos en un estanque de fuego que arde con azufre.

En esta gran Apostasía, la impostura bergogliana no solamente esta respaldada por sacerdotes apóstatas  sodomitas, sino también por cómplices laicos apóstatas y por la prensa radical liberal apóstata. Por eso como parte del  fiel remanente católico es nuestro deber advertirles a todos nuestros hermanos  católicos que no se dejen engañar y que rechacen a ese impostor, porque quienes obedecen y le creen las mentiras del heresiarca Bergoglio, obedecen a la astuta serpiente disfrazada de papa y desobedecen a Dios.

obediencia-a-un-hereje-blasfemia

Los que obedecen y le tributan culto a Bergoglio como papa  se perderán, pues un falso papa es un ídolo. La Iglesia dogmáticamente enseña  que los que apoyan a los herejes están excomulgados ipso facto.

La Abadesa Hildegarda de Bingen, escribió:

A Este hombre se le denomina hombre del pecado porque llevará a cabo y favorecerá todos los males, y se le llama hijo de la perdición, porque la muerte y la perdición serán sus dominadoras y, como ya se ha dicho, seducirá a multitud de los pueblos y con modos perversos e infames los atraerá a si y se hará adorar como Dios.
Como dice Juan al presentar la revelación de la verdad, y al describirlo con la imagen
de una bestia feroz: “Y lo adorarán todos los habitantes de la tierra cuyos nombres no
están escritos en el libro de la vida del Cordero” (Ap 13,8). Para entender estas palabras tenemos que comprender que está hablando de cosas futuras, e interpretarlas así: Los que hayan puesto la morada de sus corazones en las cosas terrenales, cuyos nombres no están marcados con el signo de la santidad en la vida eterna y cuya boca no conoce la mentira, adorarán a la bestia malvada inclinándose con el cuerpo y con la mente. Por tanto, también se perderá el que adore los escritos de este hombre perdido, tributándole culto, y quien conserve en su corazón los escritos de Satanás, que fue echado por Dios ya que quiso ser Dios. Por tanto también se le llama muerte, porque rehuyó la vida de aquel en quien no se encuentra la muerte, sino que más bien todo lo vivífica.
Todos los que sigan a este hijo de la perdición y ejecuten sus obras no estarán escritos
en el Libro de la Vida del Cordero, porque este Cordero es la Palabra de Dios, aquella
Palabra, ¡Hágase!, de la cual toda criatura procede.

 
 

3 comentarios en “Bergoglio, astuta Serpiente, que tuerce el Evangelio, para asesinar a las almas.

  1. Hildegarda de Bingen Scivias:

    Entonces la mayor parte de los hombres abandonarán la auténtica fe católica y se convertirán al hijo de la perdición.

    …ya que en aquel tiempo los hombres rehuirán la sinceridad y la estabilidad de la verdadera fe y se alejarán del Dios verdadero, volviéndose al hijo de la perdición. Éste, llevando turbación a toda la Iglesia, producirá grandes agitaciones y adversidades con las que cubrirá a los fieles que intentarán resistirle. Y así ocurrirá que cuando los hombres, después de haber sufrido grandes tribulaciones por las invasiones de pueblos extranjeros y por las divisiones dentro del imperio, crean vivir en paz, entonces surgirá de pronto una agitación de las herejías y confusiones dentro de la Iglesia.

    EVOLUCION BERGOGLIO.jpgDe estos últimos se derivan los herejes que niegan la creación de los primeros vivientes.
    Su error es peor que el precedente, ya que es la negación absoluta de Dios en la creación y en las almas vivientes. Todos ésos adorarán pues a la bestia desgraciada, es decir al hombre de la perdición, y abandonando la fe de Dios omnipotente proclamarán que no hay ningún obstáculo en desobedecer sus preceptos.

    Y todavía dice Pablo, infundido por el Espíritu Santo: “Porque el misterio de la
    iniquidad ya está trabajando en secreto, sólo que actualmente hay quien lo retiene, hasta que se retire” (2Te 2,7). Para comprender estas palabras hay que interpretarlas así: La sugestión oculta del diablo ya se manifiesta en las obras de los herejes, con las cuales el persuasor malvado lanza sus flechas para tratar de destruir las verdades de la verdadera fe. Sólo quien tenga fe se empeñará con recta intención y justo esfuerzo en mantener la fe apostólica y realmente católica, firme y estable, y en protegerla de estos asaltos. Esto sucederá mientras sea la mitad de los tiempos, entre el principio y el fin, porque luego, cuando esté más cerca el tiempo del hijo de la perdición, la fuerza de la fe declinará, y se doblará por la debilidad. Y entonces quien haya mantenido la excelencia de la Iglesia y la recta fe en Dios tendrá gran recompensa, porque por su mérito entrará en el reino de los cielos, pero quien no tenga fe, no tocará nada sino la perdición. Así también es el hombre, en el medio de la potencia de Dios, porque antes de que el hombre fuera hecho, Dios fue, y después de que la existencia corpórea del hombre llegue a su punto final, Dios permanecerá en su virtud.
    La monja mística Hildegarda de Bingen, escribió en su libro Scivias, que debemos huir de estos herejes, pues los hereje son asesino del alma:

    Y escapad de los que moran en cuevas tenebrosas, enclaustradas cohortes del Demonio. Ay, ay de aquellos que así perseveren, vísceras del diablo, heraldos del Hijo de la Perdición.
    Apartaos, pues, de ellos con toda la devoción y la plena fuerza de vuestras almas y cuerpos, oh bien amados hijos Míos; mirad que la antigua serpiente los alimenta y atavía con sus celadas, y la adoran en lugar de a Dios, en ella confían por sus añagazas y embustes. Son abyectos homicidas: dan muerte a los incautos que se les unen, antes de dejarles retractarse de su error; son despreciables fornicadores que a sí mismos se prostituyen: sacrifican su semen en el homicidio y se lo ofrecen al Demonio; infestan Mi Iglesia con sus cismas y la profusión de sus vicios cuando, en sus ignominiosas conjuras, se burlan con escarnio del bautismo, del sacramento del cuerpo y la sangre de Mi Hijo, y de otros ritos de Mi Iglesia. Pero, aunque por temor de Mi pueblo no abominen abiertamente de estas instituciones Mías, en su corazón y en sus obras las reducen a nada. Pues fingen poseer la santidad por ilusión diabólica, mas en esto les engaña el Demonio, porque si el mismo Satanás se les mostrara al descubierto, lo conocerían y, entonces, huirían de él. Por eso les enseña ciertas cosas, mediante sus artes, como si fueran buenas y santas, y de este modo los embauca. ¡Ay de los desdichados que así perseveren en la muerte!
    bergoglio-tangoPero como el Demonio sabe que el tiempo de su error será breve, se apresura en perfeccionar la infidelidad en sus miembros, que sois vosotros, viles embaucadores que porfiáis en subvertir la fe católica. Sois veleidosos y cobardes para repeler las venenosas flechas de la deshonra humana, que arrojáis, según vuestra voluntad, contra la Ley. Por eso, después de saciar vuestro desenfreno con el ponzoñoso semen de la fornicación, fingís orar, os revestís de falsa santidad: pero más indigno es esto a Mis ojos que cieno fétido.
    El cisma que se alzó en Horeb, donde el pueblo judío esculpió un ídolo y empezó a recrearse con diabólica irrisión, como todavía hoy hacen algunos con petulancia; y el cisma de Baal, en el que muchos perecieron; y el cisma de las fornicaciones, cuando los madianitas perpetraron terribles saqueos; y otros semejantes: en verdad que todos estos caerán sobre vosotros, porque en todos ellos tenéis parte por vuestra maldad; y sois aún peores que los antiguos, pues conociendo la verdadera Ley de Dios, con pertinacia la despreciáis.
    Pero, oh vosotros, los que deseáis vuestra salud y recibisteis el bautismo, que sois el Monte ungido, santuario del Señor: resistid a Satanás, no bajéis del monte de vuestra salvación.

    Me gusta

  2. Hildegarda de Bingen Scivias:

    Entonces la mayor parte de los hombres abandonarán la auténtica fe católica y se convertirán al hijo de la perdición.

    …ya que en aquel tiempo los hombres rehuirán la sinceridad y la estabilidad de la verdadera fe y se alejarán del Dios verdadero, volviéndose al hijo de la perdición. Éste, llevando turbación a toda la Iglesia, producirá grandes agitaciones y adversidades con las que cubrirá a los fieles que intentarán resistirle. Y así ocurrirá que cuando los hombres, después de haber sufrido grandes tribulaciones por las invasiones de pueblos extranjeros y por las divisiones dentro del imperio, crean vivir en paz, entonces surgirá de pronto una agitación de las herejías y confusiones dentro de la Iglesia.

    De estos últimos se derivan los herejes que niegan la creación de los primeros vivientes.
    Su error es peor que el precedente, ya que es la negación absoluta de Dios en la creación y en las almas vivientes. Todos ésos adorarán pues a la bestia desgraciada, es decir al hombre de la perdición, y abandonando la fe de Dios omnipotente proclamarán que no hay ningún obstáculo en desobedecer sus preceptos.

    Y todavía dice Pablo, infundido por el Espíritu Santo: “Porque el misterio de la
    iniquidad ya está trabajando en secreto, sólo que actualmente hay quien lo retiene, hasta que se retire” (2Te 2,7). Para comprender estas palabras hay que interpretarlas así: La sugestión oculta del diablo ya se manifiesta en las obras de los herejes, con las cuales el persuasor malvado lanza sus flechas para tratar de destruir las verdades de la verdadera fe. Sólo quien tenga fe se empeñará con recta intención y justo esfuerzo en mantener la fe apostólica y realmente católica, firme y estable, y en protegerla de estos asaltos. Esto sucederá mientras sea la mitad de los tiempos, entre el principio y el fin, porque luego, cuando esté más cerca el tiempo del hijo de la perdición, la fuerza de la fe declinará, y se doblará por la debilidad. Y entonces quien haya mantenido la excelencia de la Iglesia y la recta fe en Dios tendrá gran recompensa, porque por su mérito entrará en el reino de los cielos, pero quien no tenga fe, no tocará nada sino la perdición. Así también es el hombre, en el medio de la potencia de Dios, porque antes de que el hombre fuera hecho, Dios fue, y después de que la existencia corpórea del hombre llegue a su punto final, Dios permanecerá en su virtud.
    La monja mística Hildegarda de Bingen, escribió en su libro Scivias, que debemos huir de estos herejes, pues los hereje son asesino del alma:

    Y escapad de los que moran en cuevas tenebrosas, enclaustradas cohortes del Demonio. Ay, ay de aquellos que así perseveren, vísceras del diablo, heraldos del Hijo de la Perdición.
    Apartaos, pues, de ellos con toda la devoción y la plena fuerza de vuestras almas y cuerpos, oh bien amados hijos Míos; mirad que la antigua serpiente los alimenta y atavía con sus celadas, y la adoran en lugar de a Dios, en ella confían por sus añagazas y embustes. Son abyectos homicidas: dan muerte a los incautos que se les unen, antes de dejarles retractarse de su error; son despreciables fornicadores que a sí mismos se prostituyen: sacrifican su semen en el homicidio y se lo ofrecen al Demonio; infestan Mi Iglesia con sus cismas y la profusión de sus vicios cuando, en sus ignominiosas conjuras, se burlan con escarnio del bautismo, del sacramento del cuerpo y la sangre de Mi Hijo, y de otros ritos de Mi Iglesia. Pero, aunque por temor de Mi pueblo no abominen abiertamente de estas instituciones Mías, en su corazón y en sus obras las reducen a nada. Pues fingen poseer la santidad por ilusión diabólica, mas en esto les engaña el Demonio, porque si el mismo Satanás se les mostrara al descubierto, lo conocerían y, entonces, huirían de él. Por eso les enseña ciertas cosas, mediante sus artes, como si fueran buenas y santas, y de este modo los embauca. ¡Ay de los desdichados que así perseveren en la muerte!

    Pero como el Demonio sabe que el tiempo de su error será breve, se apresura en perfeccionar la infidelidad en sus miembros, que sois vosotros, viles embaucadores que porfiáis en subvertir la fe católica. Sois veleidosos y cobardes para repeler las venenosas flechas de la deshonra humana, que arrojáis, según vuestra voluntad, contra la Ley. Por eso, después de saciar vuestro desenfreno con el ponzoñoso semen de la fornicación, fingís orar, os revestís de falsa santidad: pero más indigno es esto a Mis ojos que cieno fétido.
    El cisma que se alzó en Horeb, donde el pueblo judío esculpió un ídolo y empezó a recrearse con diabólica irrisión, como todavía hoy hacen algunos con petulancia; y el cisma de Baal, en el que muchos perecieron; y el cisma de las fornicaciones, cuando los madianitas perpetraron terribles saqueos; y otros semejantes: en verdad que todos estos caerán sobre vosotros, porque en todos ellos tenéis parte por vuestra maldad; y sois aún peores que los antiguos, pues conociendo la verdadera Ley de Dios, con pertinacia la despreciáis.
    Pero, oh vosotros, los que deseáis vuestra salud y recibisteis el bautismo, que sois el Monte ungido, santuario del Señor: resistid a Satanás, no bajéis del monte de vuestra salvación.
    Hildegarda de Bingen Scivias:

    El antiguo enemigo, que venció al primer hombre seduciéndolo, fue vencido por Cristo
    como hombre. El enemigo, creyendo poder de nuevo vencer a través de otro hombre, infundirá en el Anticristo, con el permiso de Dios, toda su maldad y servirá para combatir la fe católica e intentar destruir la doctrina de Cristo.

    XXX. El antiguo enemigo, que la fuerza de la divinidad precipitó en las profundidades
    del abismo, cayó como un plomo en las agua borrascosas, ya que dio fundamento a la
    iniquidad voluntariamente, mientras Dios es justo y verdadero y nadie es parecido a él, porque existiendo eternamente por sí creó todas las cosas de la nada. Y ya que venció al primer hombre, el antiguo enemigo cree que puede llevar a cabo valiéndose de otro hombre, es decir del Anticristo, lo que en un tiempo inició, cuando intentó luchar contra Dios. En realidad el Anticristo, poseído por el diablo, cuando abra la boca para predicar su perversa doctrina destruirá todo lo que Dios fundó en la antigua y en la nueva ley y afirmará que la impureza y los delitos parecidos no son pecados.

    …Con éstas y parecidas palabras el desgraciado hijo de la perdición engañará a los
    hombres, enseñándoles a vivir según el gusto ardiente de la carne y a consentir en todo deseo carnal, mientras que, tanto la antigua como la nueva ley invitan a los hombres a la castidad, practicada con justa medida. De este modo Lucifer, a través del Anticristo, renegará de la justicia de Dios, y creyendo poder cumplir por su medio todo lo que ha iniciado, creerá poder desviar hacia sí el Jordán, de modo que el bautismo ya no se nombre sino que más bien se rechace completamente, como a él se le rechaza con el bautismo. Y con estas palabras imperiosas creerá poder subyugar a mucha gente, para que en comparación con los suyos, el Hijo de Dios tenga solo un pequeño número de fieles.

    Me gusta

  3. Deje de amenazarnos y busque usted mismo en el correo que recibe abajo donde dice Cancelar la suscripción para no recibir entradas de .
    Modifica los ajustes de tu correo electrónico en Administrar suscripciones. Block all email updates from blogs you’re following on WordPress.com .

    Me gusta

Los comentarios están cerrados.