Bergoglio quiere que las catequistas se liberen de las obligaciones morales y religiosas.

Bergoglio quiere que las catequistas se liberen de la obligaciones que tienen con  Dios, que lo desobedezcan,  mientras en su lugar lo complacen y obedecen a él.

Heresiarca Bergoglio: “A Dios-Amor se le anuncia amando: no a fuerza de convencer, nunca imponiendo la verdad, ni mucho menos aferrándose con rigidez a alguna obligación religiosa o moral” 

vicario-del-diablo

 

La Catequesis: es la profundización en el mensaje evangélico para educar la fe. (CIC n.5)

La Primera evangelización: es la primera presentación del mensaje evangélico. Tiene por objetivo provocar la conversión a Cristo del evangelizado.

 

Catequesis: El “momento” de la catequesis es el que corresponde al período en que se estructura la conversión a Jesucristo, dando una fundamentación a esa primera adhesión… -(DGC 63)

 

En la religión católica, se denomina catequesis o catequismo (del griego κατηχισμός, de κατηχεῖν,’instruir’) a la tradición del depósito de la fe a los nuevos miembros que se inician en la Iglesia católica y su posterior instrucción.

 

Mt 28,16-20 Y llegando Jesús les habló diciendo: “Se me ha dado toda potestad en el cielo y en la tierra. Id, pues, y enseñad a todas las gentes bautizándolas en el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo: enseñándolas a observar todas las cosas que os he mandado: y mirad que yo estoy con vosotros todos los días hasta la consumación del siglo”.
San Gregorio Magno, homilia in Evangelia, 29

Pero se dirá tal vez cada cual a sí mismo: Yo seré salvo porque he creído. Y así será en efecto, si une las obras a la fe; porque la verdadera fe consiste en que no contradiga la obra lo que dice la palabra.

“Pero el que no creyere será condenado”.
San Jerónimo
Este orden se considera como esencial. Mandó a sus Apóstoles que enseñasen primero a todas las gentes, después que los bautizasen con el sacramento de la fe y que después de la fe y del bautismo les enseñasen todo lo que debían hacer. Por esto sigue: “Enseñándolas a observar todas las cosas que os he mandado”.
Juan 14:23 -24  Jesús respondió y le dijo: “Si alguno me ama, guardará mi palabra; y mi Padre le amará y vendremos a él, y haremos morada en él. El que no me ama, no guarda mis palabras…”
La tal “cultura del encuentro” de Bergoglio,  es un invento demoníaco,  que no tiene fundamentos bíblicos, al contrario es una desobediencia al mandato de Jesucristo. Que en lugar de la conversión para lograr la salvación lo que  produce es la obstinación en el pecado, pecado de presunción, el sacrilegio  y un acompañamiento en el pecado con rumbo al Infierno.
Lesbiana “Diego Neria”: “Después de ver al Papa, salí con la cabeza bien alta. Escucho misa y comulgo. Leed entre líneas…”
Marcos 6:11 Y dondequiera que os desecharen, y no quieran escucharos, retirándoos de allí, sacudid el polvo de vuestros pies, en testimonio contra ellos.
El apóstata Bergoglio sigue inoculando  el veneno de la herejía universalista.
malicia-bergoglio
lesbiana-neria-transexual-con-novia
Bergoglio: Estamos llamados a vivir y a anunciar la novedad del amor del Señor: «Jesús te ama de verdad, tal y como eres…
bergoglio-gay

Pareja gay, Yayo Grassi, ex-alumno y amigo de Bergoglio.

Sab. 14:9-10- y Dios igualmente aborrece al impío y su impiedad; ambos, obra y artífice, serán igualmente castigados.

 

1 Juan 3:6 Todo el que permanece en él, no peca. Todo el que peca, no le ha visto ni conocido.

 

I Juan 3: 8.Quien comete el pecado es del Diablo, pues el Diablo peca desde el principio. El Hijo de Dios se manifestó para deshacer las obras del Diablo.

 Apostata Bergoglio: : “No somos profetas de desgracias, sino de alegría.”
En Argentina Bergoglio diseminaba la misma herejía,  el libro Sobre el Cielo y la Tierra, pp. 27-28,  dice que él respeta a los ateos y no trata de convertirlos o hacer proselitismo:
ateo1“No encaro la relación para hacer proselitismo con un ateo, lo respeto… no le diría que su vida está condenada porque estoy convencido de que no tengo derecho a hacer un juicio sobre la honestidad de esa persona… todo hombre es imagen de Dios, sea creyente o no. Por esa sola razón cuenta con una serie de virtudes, cualidades, grandezas”.
Heresiarca Bergoglio, 15 de enero de 2015: «Finalmente, la idea de que iban al infierno. Pero también los protestantes… Cuando era niño, hace 70 años, todos los protestantes iban al infierno, todos. Eso nos decían… en la catequesis, nos decían que todos iban al infierno. Pero me parece que la Iglesia ha crecido mucho en la conciencia del respeto… Y sí, ha habido tiempos oscuros en la historia de la Iglesia, tenemos que decirlo, sin vergüenza, porque también nosotros nos encontramos en un camino de conversión continua: del pecado a la gracia siempre. Y esta interreligiosidad como hermanos, respetándose siempre, es una gracia»
El Concilio de Quiersy (853) definió lo siguiente:
Dios omnipotente quiere que todos los hombres sin excepción se salven (1Tm 2,4), aunque no todos se salvan. Ahora bien, que algunos se salven, es don del que salva; pero que algunos se pierdan, es merecimiento de los que se pierden. (623 Dz 318 Cap. 3)
Como no hay, hubo o habrá hombre alguno cuya naturaleza no fuera asumida en él; así no hay, hubo o habrá hombre alguno por quien no haya padecido Cristo Jesús Señor nuestro, aunque no todos sean redimidos por el misterio de su pasión. Ahora bien, que no todos sean redimidos por el misterio de su pasión, no mira a la magnitud y copiosidad del precio, sino a la parte de los infieles y de los que no creen con aquella fe que obra por la caridad (Ga 5,6); porque la bebida de la humana salud, que está compuesta de nuestra flaqueza y de la virtud divina, tiene, ciertamente, en sí misma, virtud para aprovechar a todos, pero si no se bebe, no cura. 624 Dz 319 Cap. 4.
El Catecismo Mayor de San Pío X insiste con la enseñanza tradicional:

113.- ¿Por quién murió Jesucristo?
– Jesucristo murió por la salvación de todos los hombres y por todos ellos satisfizo.
114.- Si Jesucristo murió por todos los hombres, ¿por qué no todos se salvan?
– Jesucristo murió por todos; pero no todos se salvan, porque o no le quieren reconocer o no guardan su ley, o no se valen de los medios de santificación que nos dejó.
115.- ¿Basta para salvarnos que Jesucristo haya muerto por nosotros?
– Para salvarnos no basta que Jesucristo haya muerto por nosotros, sino que es necesario aplicar a cada uno el fruto y los méritos de su pasión y muerte, lo que se hace principalmente por medio de los sacramentos instituidos a este fin por el mismo Jesucristo, y como muchos no reciben los sacramentos, o no los reciben bien, por esto hacen para sí mismos inútil la muerte de Jesucristo.

Además, es dogma de fe definido por el Concilio de Florencia que:

“(La Iglesia romana) cree firmemente, confiesa y predica que ninguno que esté fuera de la Iglesia católica, no sólo pagano, sino aún judío o hereje o cismático, podrá alcanzar la vida eterna; por el contrario, que irán al fuego eterno que está preparado para el diablo y sus ángeles, a menos que antes de morir sean agregados a ella…Y que por muchas limosnas que haga, aunque derrame su sangre por Cristo, nadie puede salvarse sino permaneciese en el seno y en la unidad de la Iglesia Católica”  (Dz 1351)

Anuncios