Bergoglio arremetió contra la ‘malvada resistencia’ de la curia a sus ‘reformas’ (heréticas) de “mentes deformadas” inspiradas por el demonio, escondida detrás de las Tradiciones.

El jueves 22 de diciembre durante el mensaje de Navidad a la curia romana, Bergoglio maliciosamente  atacó la “resistencia” a sus reformas (heréticas),  que prosperan entre los prelados del vaticano, las que clasificó como  tres tipos de resistencias:  las “abiertas”, las “ocultas” y  las “malvadas”. Tratando a la curia de manera   generalizada de enfermos.

Las resistencias de “corazones amedrentados o petrificados”, y de “malévolos”, de “mentes deformadas” inspiradas por el demonio, escondida detrás de las Tradiciones.

Heresiarca Bergoglio: “Era necesario hablar de enfermedades y tratamientos, porque cada operación, para lograr el éxito, debe ir precedida de un diagnóstico profundo, de un análisis preciso y debe ir acompañada y seguida de prescripciones precisas.

En este camino es normal, incluso saludable, encontrar dificultades que, en el caso de la reforma, se podrían presentar según diferentes tipologías de resistencia: las resistencias abiertas, que a menudo provienen de la buena voluntad y del diálogo sincero; las resistencias ocultas, que surgen de los corazones amedrentados o petrificados que se alimentan de las palabras vacías del gatopardismo espiritual de quien de palabra está decidido al cambio, pero desea que todo permanezca como antes; también están las resistencias (maliciosas) malévolas , que germinan en mentes deformadas y se producen cuando el demonio inspira malas intenciones (a menudo disfrazadas de corderos). Este último tipo de resistencia se esconde detrás de las palabras justificadoras y, en muchos casos, acusatorias, refugiándose en las tradiciones, en las apariencias, en la formalidad, en lo conocido, o en su deseo de llevar todo al terreno personal, sin distinguir entre el acto, el actor y la acción.

Vade Reto Satana.

Herético Leonardo Boff  días después de la usurpación del papado, en la misma entrevista donde dijo que Bergoglio era mas liberal de lo que la gente pensaba, ya que había permitido que una pareja gay adoptara un niño, reveló : “Ahora es papa y puede hacer lo que quiera. Muchos se sorprenderán con lo que va a hacer Francisco. Para ello necesitará una ruptura con las tradiciones, dejar atrás la curia corrupta del Vaticano para abrirle paso a una iglesia universal“.

Bergoglio: ¡los que se resisten al cambio son rebeldes obstinados e idólatras, y son culpables de “adivinación”!

“Bergoglio es un hombre de gestos” Clelia Luro de Podestá

Al final del insulto les regaló  a todos los miembros de la curia romana, un libro de como curar las enfermedades del alma, del Jesuita, Claudio Acquaviva.

Cual es esa tal “enfermedad”  de la curia romana, que quiere combatir el heresiarca Bergoglio? El catolicismo.

Recuerden que Bergoglio  amenazó  a sus opositores y prometió que no sería  frenado por la resistencia católica.

 “Los clavos son removidos al aplicar presión en la parte superior…o los pones a un lado a descansar hasta que la edad del retiro llegue.”

“Pues en aquellos días Nuestro Señor Jesucristo no les enviará a éstos un verdadero Pastor, sino un destructor.”

Profecías de San Francisco de Asís:

Aquellos que preserven su fervor y se adhieran a la virtud con amor y celo por la verdad, han de sufrir injurias y persecuciones; serán considerados como rebeldes y cismáticos, porque sus perseguidores, empujados por los malos espíritus, dirán que están prestando un gran servicio a Dios mediante la destrucción de hombres tan pestilentes de la faz de la tierra. Pero el Señor ha de ser el refugio de los afligidos, y salvará a todos los que confían en Él. Y para ser como su Cabeza, estos, los elegidos, actuarán con esperanza, y por su muerte comprarán para ellos mismos la vida eterna; eligiendo obedecer a Dios antes que a los hombres, ellos no temerán nada, y han de preferir perecer antes que consentir en la falsedad y la perfidia.

Temas relacionados:

Bergoglio: No voy a ceder a los críticos conservadores.

Bergoglio sigue distorsionando la Escritura.

Anuncios