Bergoglio utiliza La Civilt√† Cattolica para atacar el dep√≥sito de la fe.

Spadaro y apostata bergoglio.jpg

Como sabrán los lectores, La Civiltà Cattolica, revista oficiosa del Vaticano e impresa con el control previo de la Santa Sede, acaba de publicar un artículo del P. Giancarlo Pani SJ dedicado a la propuesta de cambiar la doctrina católica sobre el sacerdocio, de modo que se admita el sacerdocio femenino en la Iglesia.
Es un artículo pasmoso, que revela una actitud de rechazo abierto y frontal de la fe de la Iglesia, al servicio de las ideologías de moda en nuestra época. Resulta casi increíble que un medio como la Civiltà preste cobijo y apoyo a posturas como esta, imposibles de reconciliar con el catolicismo.
imagesLa doctrina de que la Iglesia no est√° facultada para ordenar mujeres ha sido ense√Īada siempre por el Magisterio, sigue el ejemplo del mismo Cristo y es parte de la fe cat√≥lica…
En principio, uno pensar√≠a que ‚Äúinfalible‚ÄĚ, ‚Äúdefinitivo‚ÄĚ, ‚ÄúPalabra de Dios‚ÄĚ, ‚ÄúTradici√≥n‚ÄĚ y ‚Äúdep√≥sito de la fe‚ÄĚ bastan para que un tema quede perfectamente claro para los cat√≥licos. Sin embargo, el P. Pani SJ no lo considera as√≠ y propone un cambio en esta doctrina, …algo as√≠ equivale a pedir la destrucci√≥n completa de la doctrina cat√≥lica, porque si una doctrina infalible y definitiva est√° equivocada y se puede cambiar, eso quiere decir que¬†no existen las doctrinas infalibles y definitivas. Si la fe cat√≥lica puede cambiar, eso quiere decir que no es verdadera revelaci√≥n de Dios, sino una mera opini√≥n humana.
Por otra parte, el art√≠culo utiliza un lenguaje enga√Īoso, inadmisible en cualquier reflexi√≥n teol√≥gica¬† seria. Enlace

Padre Paul Kramer: ‚ÄúEl antipapa y sus colaboradores ap√≥statas ser√°n, como dijo la Hermana Luc√≠a, partidarios del demonio, los que trabajar√°n para el mal sin tener miedo de nada‚ÄĚ.

apostasia-bergoglio-civita-catolica

Romereports 2017-02-09: ¬ęPara comprender la importancia de esta revista, “La Civilt√† Cattolica‚ÄĚ, algo as√≠ como “La Civilizaci√≥n Cat√≥lica‚ÄĚ, basta saber que s√≥lo los jesuitas escriben en ella y que sus art√≠culos se revisan y corrigen en la Secretar√≠a de Estado del Vaticano antes de ser publicados.¬†

El Papa se ha reunido con sus autores para celebrar el n√ļmero 4.000 y el lanzamiento de sus ediciones en espa√Īol, ingl√©s, franc√©s y coreano.
apostatas-apoyandose-mutuamenteHa sido un encuentro importante porque Francisco ha declarado que “La Civilt√† Cattolica‚ÄĚ est√° dando una interpretaci√≥n fiel de los documentos de su Magisterio.
El Papa les ha pedido que hagan una revista cat√≥lica, y no una revista que defiende ideas cat√≥licas.¬†¬Ľ¬†
“La Civilt√† Cattolica‚ÄĚ naci√≥ en 1850. Su actual director es el jesuita italiano Antonio Spadaro…

screenshot-40


apostasia-desde-santa-marta
7 de Febrero, escribió Sandro Magister:
Al leer el √ļltimo n√ļmero de “La Civilt√† Cattolica”, la cuesti√≥n de las mujeres sacerdotes aparece muy lejos de estar cerrada. M√°s bien, aparece abiertamente.
“La Civilt√† Cattolica” no es una revista cualquiera. Por estatuto, cada una de sus l√≠neas es impresa con el control previo de la Santa Sede. Pero adem√°s est√° el estrech√≠simo v√≠nculo confidencial que existe entre Jorge Mario Bergoglio y el director de la revista, el jesuita Antonio Spadaro.
Quien a su vez tiene su colaborador de más confianza en el vice-director Giancarlo Pani, también él jesuita, al igual que todos los escritores de la revista.

NO SE PUEDE S√ďLO RECURRIR AL PASADO por Giancarlo Pani S.J:

apostata-jesuita-colaborador-de-bergoglioEn otras palabras, el hecho que la Iglesia Católica no haya tenido jamás mujeres sacerdotes no impide que las haya en el futuro:

“No se puede recurrir siempre al pasado, como si solamente en el pasado hay indicaciones del Esp√≠ritu. Tambi√©n hoy el Se√Īor gu√≠a a la Iglesia y sugiere asumir con valent√≠a perspectivas nuevas”.

Y Francisco es el primero que “no se limita a lo que ya se conoce, sino que quiere adentrarse en un campo complejo y actual, para que sea el Esp√≠ritu quien gu√≠e a la Iglesia”, concluye “La Civilt√† Cattolica”, evidentemente con el imprimatur del Papa.
El 10 de Febrero, Sandro Magister,¬†escribi√≥ ¬†en su art√≠culo ¬†“La Civilt√† Cattolica” disiente del Papa :

Y la regla es el estrechísimo vínculo entre el Papa y la revista.

disidentes-catolicosEs el v√≠nculo que el propio Francisco ha confirmado y reforzado en el discurso que ha dirigido el jueves 9 de febrero al grupo de escritores de “La Civilt√† Cattolica”, recibidos en el Vaticano con ocasi√≥n de la salida del n√ļmero 4000 de la revista:

“Yo, en mi trabajo, os veo, os sigo, os acompa√Īo con afecto. Vuestra revista est√° a menudo en mi escritorio. Y s√© que vosotros, en vuestro trabajo, no me perd√©is nunca de vista. Hab√©is acompa√Īado fielmente todos los pasajes fundamentales de mi pontificado, la publicaci√≥n de las enc√≠clicas y de las exhortaciones apost√≥licas, dando de ellas una interpretaci√≥n fiel”.

De esto se deduce, por ejemplo, que¬†el v√≠a libre a la comuni√≥n a los divorciados que se han vuelto a casar, dado por hecho por “La Civilt√†¬† Cattolica” antes incluso de que saliera la exhortaci√≥n post-sinodal “Amoris laetitia”, era y es “una interpretaci√≥n fiel” del pensamiento del Papa:

> Francisco calla, pero otro jesuita habla por él (7.11.2015)

En el mismo discurso del 9 de febrero, Francisco ha a√Īadido que “ya desde hace mucho tiempo la secretar√≠a de Estado env√≠a ‘La Civilt√† Cattolica’ a todas las nunciaturas del mundo” y se ha alegrado por las pr√≥ximas ediciones de la revista en espa√Īol, ingl√©s, franc√©s y coreano. Otro modo para hacer llegar a todas partes, y con autoridad, su pensamiento.

 

apostasia-jesuitas

apostatas-colaboradores

 APOSTASIA EN TODOS LOS IDIOMAS.JPG

proselitismo-a-la-apostasia


Santa Hildegarda advirtió en el tiempo del hijo de la perdición:

‚ÄúLas herej√≠as ser√°n tales, que los herejes podr√°n predicar abiertamente y en plena seguridad sus err√≥neas creencias. La duda y la incertidumbre en la fe cat√≥lica de los cristianos aumentar√°n tanto, que las gentes dudar√°n a qu√© Dios dirigirse.‚ÄĚ

Libro Scivia de la abadesa  Hildegarda de Bingen:

Así  como la mujer no debe vestirse de hombre, tampoco debe acercarse al oficio de mi altar, Ya que ella no debe  asumir un papel masculino ni en su pelo ni en su atuendo.

San Juan Crisóstomo, opus imperfectum in Matthaeum, hom. 19 (Catena Aurea Mateo 7:15-20)

Lo que se ha escrito: “La Ley y los Profetas hasta San Juan Bautista” ( Mt 11,13), es para significar que la profec√≠a de Cristo no tendr√≠a lugar despu√©s de El. A√ļn hay profetas y los hubo, pero no que profeticen de Cristo, sino que interpretan lo que los antiguos profetas anunciaron de Cristo. Esto es, los maestros de las Iglesias. Y son profetas porque nadie puede interpretar el sentido de las profec√≠as sino por medio del esp√≠ritu prof√©tico. Sabiendo, pues, el Se√Īor que hab√≠a de haber falsos doctores de diversas herej√≠as, lo advirti√≥ diciendo: “Guardaos de los falsos profetas”. Como no eran manifiestos los futuros gentiles, sino escondidos bajo el nombre cristiano, no dijo: “Mirad”, sino “Guardaos”. Cuando la cosa es cierta se mira, esto es, se ve simplemente, pero cuando es incierta se observa, esto es, se examina con precauci√≥n. Dice adem√°s: “Guardaos”, porque es una buena garant√≠a de salvaci√≥n saber de qui√©n se ha de huir. No dice “Guardaos” como si el diablo pudiese introducir herej√≠as (en la Iglesia) contra la voluntad de Dios, sino con la permisi√≥n de Dios, pues dado que no quiere tener siervos suyos sin discernimiento, permite la tentaci√≥n. Y porque no quiere que sucumban por ignorancia, les advierte el peligro. Para que alg√ļn maestro hereje no diga que a ellos no los llam√≥ profetas falsos, sino a los maestros de los gentiles y de los jud√≠os, por eso a√Īade: “Que vienen a vosotros con vestidos de ovejas”. Las ovejas son los cristianos, mas el vestido de oveja es una especie de cristianismo y de religi√≥n fingida. Ninguna cosa hace tanto da√Īo al bien como la ficci√≥n, porque lo malo que se oculta con apariencia de bueno. Mientras no se conoce, no se previene. Y para que aun no diga el hereje que habla de los verdaderos maestros, que tambi√©n son pecadores, a√Īade: “Y dentro son lobos rapaces”. Los maestros cat√≥licos se llaman tambi√©n siervos de la carne, porque son vencidos por ella, pero no lobos rapaces, porque no tienen el prop√≥sito de perder a los cristianos. Habla, pues, Jesucristo de los maestros herejes, que con intenci√≥n toman el aspecto de cristianos para destrozarlos con la perversa mordedura de la seducci√≥n, y de quienes dice el Ap√≥stol: “S√© que despu√©s de mi muerte, entrar√°n entre vosotros lobos rapaces, que no perdonar√°n el reba√Īo” ( Hch 20,29).

Noticias anteriores relacionadas:

civita-cae-en-apostasia


 

Anuncios