‘Cardenales’ Modernistas ‘pro papa Francisco’, busca su renuncia para evitar el cisma, reporta el Times de Londres.

Blog Aka Catholic 3 de Marzo 2017
La blogosfera católica ha estado susurrando  alrededor de un artículo publicado en  EWTN Gran Bretaña por el diácono Nick Donnelly, el título lo dice todo:
Cardenales Pro Papa Francisco quieren que renuncie para evitar el cisma, informa el Times de Londres.
(NOTA: La publicación ya se ha eliminado del sitio web de EWTN.) Una versión archivada está disponible AQUÍ.)
Ambos Donnelly como el Times se basan en un informe que fue recientemente publicado por el periodista italiano Antonio Socci:
Cardenales modernistas quieren instalar otro papaUna gran parte de los cardenales que votaron por él [Bergoglio] está muy preocupado, y la curia…que organizó su elección y lo ha acompañado hasta ahora, sin disociarse nunca de él, está cultivando la idea de una persuasión moral para convencerlo de retirarse.
parolin-bergoglioEs la última facción la que ahora cree que el Papa debe dimitir y  a la que le gustaría reemplazarlo por el cardenal Pietro Parolin, el secretario de Estado vaticano, dijo Socci. Él cree que el grupo tiene alrededor de una docena (de miembros), pero la importancia de los miembros cuenta más que su número … Los cardenales están preocupados de que la iglesia podría ser destrozada como Institución. Hay muchas maneras indirectas en las cuales la presión (hacia Bergoglio)  puede ser ejercida.
 La mayor parte de los comentarios que he leído sobre esta historia parece centrarse en la idea de que, si es cierto, esto podría señalar el comienzo del fin para Bergoglio; Como si hubiera empujado el trabajo  demasiado lejos, demasiado rápido, causando consternación incluso entre sus cardenales electores y partidarios de la Curia sin preocuparse por la Iglesia.
 No os engañéis…
 Los clérigos que presionaron por la elección de Bergoglio y lo han apoyado hasta ahora no tienen amor por el Cuerpo Místico de Cristo. Para ellos la Iglesia es una organización humana con fines puramente temporales, y su compromiso es con la revolución; no el hombre elegido para dirigir las operaciones del día a día.
 La única razón por la que estos cardenales pueden tener interés en que la Iglesia no se “rompa como institución” es porque desean aprovechar su influencia, su alcance global y su infraestructura como medio para llevar a buen término su visión de Una Única Religión Mundial.
 Ahora que la Iglesia ha sido suficientemente infiltrada por los masones y los humanistas, tanto que incluso los papas están promoviendo la causa del indiferentismo religioso, mantener la “institución” intacta es una prioridad estratégica.
 Si Bergoglio ha sido considerado menos que deseable por los cardenales que hicieron cabildeo en su nombre en la víspera de Conclave 2013, es por una sola razón; están convencidos de que sus perversos objetivos serán mejor desarrollados por otro.
  Estos cardenales creen que (Bergoglio)  debe renunciar y a los que  les gustaría reemplazarlo por el cardenal Pietro Parolin.
 Esto suena familiar, ¿no?
 – Un Papa que se considera un obstáculo relativo a los nefastos propósitos de los revolucionarios será presionado a renunciar por una poderosa camarilla de eclesiásticos de alto rango.
 – Al mismo tiempo, se hará todo lo posible para que el hombre de su elección sea elegido en el cónclave siguiente.
 ¿No es irrazonable creer que esto es precisamente lo que ocurrió en 2013?
 Siendo así, ¿quién puede sorprenderse si la misma estrategia es empleada por los enemigos de la Iglesia unos cuatro años después?
 De hecho, no es difícil imaginar que este mismo escenario vergonzoso se repita una y otra vez; al menos hasta el momento en que la intervención Divina diga su palabra.
Anuncios