La iglesia de Bergoglio está castigando a sacerdotes estadounidenses por hablar la verdad sobre el Islam y la yihad.

Mensaje profético de Nuestra Señora  de la Salette:

Muchos abandonarán la Fe, y el número de Sacerdotes y Religiosos que se separarán de la Verdadera Religión será grande. Entre estas personas se encontrarán incluso Obispos.

bergoglio inclinado ante islam

MAY 7, 2017 POR ROBERT SPENCER
 Muchos obispos protegieron a los sacerdotes que eran abusadores de niños durante años, transfiriéndolos de parroquia a parroquia y permitiéndoles atrapar a nuevos niños en lugar de entregarlos a la policía. En la Iglesia Católica de hoy, la protección de la imagen del Islam parece ser la prioridad: usted puede ser un clérigo dolan islamque se opone a las posiciones oficiales de la Iglesia (como los anticonceptivos y las mujeres sacerdotes) y en muchos sectores de la Iglesia será aclamado como un héroe. Pero la proposición altamente dudosa de que el Islam es una religión de paz se ha convertido en una especie de super-dogma que los obispos de los Estados Unidos imponen con  severidad (e incluso despiadada) que ellos nunca presentan con respecto a la enseñanza real de la Iglesia. Usted puede rechazar todos los elementos del Credo Niceno y todo lo que la Iglesia enseña, y aún así los Obispos Católicos de los Estados Unidos te considerarán un católico de buena reputación. Pero si usted cree que el Islam no es una religión de paz, no tiene lugar en la Iglesia Católica de los Estados Unidos.
 A mí mismo me han cancelado conferencias los obispos católicos Robert McManus, Kevin Farrell y Jaime Soto, y bloqueado por el obispo católico griego Melkite en los Estados Unidos, Nicholas Samra, donde había sido invitado a hablar. La Conferencia de Obispos Católicos de los Estados Unidos se mueve activamente y rápidamente para silenciar y demonizar las voces que dicen la verdad sobre la persecución musulmana de los cristianos. El 13 de agosto de 2015, fui orador principal en la convocatoria anual de la Iglesia Luterana Norteamericana en Dallas, Texas (la diócesis de Kevin Farrell, Farrell me había impedido hablar en una parroquia que me había invitado a venir). Hablé sobre la persecución musulmana global de los cristianos. La Conferencia de Obispos de los Estados Unidos, me dijeron, envía un representante a esa convocación de la Iglesia Luterana Norteamericana cada año. Sin embargo, ese año, cuando la USCCB (la Conf Episcopal de EEUU) se enteró de que yo era el orador principal, sacaron a su representante de la convocatoria luterana, para que nadie tenga la idea de que la Iglesia Católica aprueba un análisis veraz y preciso de la difícil situación de los cristianos de Oriente Medio.
No se preocupen, reverendos padres: nadie jamás les confundirá a ustedes con las personas que están interesadas en decir verdades incomodas.
Los cobardes, servidores de los tiempos, adaptados a las tendencias políticas predominantes para beneficio personal y los ilusos pensadores auto-engañados dominan hoy la jerarquía eclesiástica, tanto entre los obispos como entre los sacerdotes, y muchos católicos creen que decirlo hace que uno sea desleal con la Iglesia. Eso es un disparate. Denunciar a estas personas para que rindan cuenta del daño que han hecho y están haciendo es la forma más elevada de lealtad a la Iglesia. Pero ellos están completamente en control, y ni siquiera se dignan involucrarse con aquellos que se oponen a lo que están haciendo. Bueno, ahora tienen la Iglesia que quieren, y con el paso de los años, se hará claro para todos lo que han hecho, y qué daño inimaginable y qué destrucción han permitido, tanto a la Iglesia Católica como al mundo en general.
 “Déjalos; Son guías ciegos. Y si un ciego conduce a un ciego, ambos caerán en un hoyo”(Mateo 15:14).
Seguir Leyendo:

Temas relacionados:

Anuncios