El Vaticano okkupado.

bergoglio profano la Basilica de San Pedro

El terror es palpable en las oficinas de la Curia Romana. Teléfonos móviles y buzones de correo electrónico de sus funcionarios están mantenidos bajo control. Los miembros departamentos enteros están siendo renovados en un sentido progresista, sus titulares – si permanecen en sus puestos – sin autoridad completamente. Los obispos del mundo viven con la pesadilla de una infame remoción por “negligencia” en el trato de los casos de abusos. Los profesores de la facultad teológica están vigilados y sus lecciones son examinadas para verificar que estén en línea con el “nuevo curso”.
Clérigos y religiosos son señalados ante los superiores, incluso si hablan sólo un poco sobre el Papa; quien lo ataca públicamente (cosa que bajo Juan Pablo II y Benedicto XVI estaba a la orden del día) es despedazado rápidamente. Desde la colina vaticana, donde reina un clima de sospecha y de terror, al extremo de las “periferias” de la Iglesia Católica, donde puede desaparecer quien no está alineado, nos sentimos prisioneros de un verdadero y propio régimen totalitario. No hay duda: es justo la “iglesia de la misericordia”…
El Vaticano se asemeja cada vez más a un Estado ocupado por una potencia adversa, la Inimica vis[2] de León XIII. Este poder extranjero, abusivo y mentiroso, logró implantar en el corazón de la Catolicidad una suerte de Estado policiaco en el que no se admite ni siquiera el mínimo disentimiento. Un régimen fundado en la falsedad, que por otra parte, no puede mantenerse sino apagando todas las voces de la verdad: incluso una sola puede ponerlo en crisis simplemente mostrando lo absurdo y la inconsistencia de sus razones que, en lugar de la masa, aturdida por una inmensa máquina propagandística, se devora al mundo como la cosa más natural. Quien no puede ser silenciado es denigrado, difamado, insultado con un odio impresionante, tal vez por medio de terceros (periodistas o comediantes); quien continúa hablando a pesar de las sanciones es avergonzado por el aparato mediático, incluso por medios ilícitos: la legalidad de las acciones está en función al poder y a su conservación.
autocratico bergoglio hace lo que le da la ganaEl jefe del partido no tiene necesidad de exponerse tanto: utiliza a sus esbirros para culpar a los opositores y personas non gratae, a menos que la propaganda no los haya vuelto tan despreciables al público para hacer aparecer la purga como una justa y obligada intervención, lo cual no hace otra cosa que acrecentar la indiscutible popularidad de éste. Los verdaderos corruptos – sodomitas, vividores y granujas – permanecen “inexplicablemente” en sus puestos (como el notoriamente pervertido elegido como prelado del IOR[3]), mientras el cardenal Pell, encargado de poner orden en las finanzas vaticanas, ha sido completamente desacreditado con escándalos de pedofilia que datan desde hace treinta años en los que no estaba en absoluto implicado. En cambio quien realmente ha encubierto abusos a menores está protegido por el jefe o incluso llega a ser obispo, como sucedió en Osorno, Chile, a pesar de las violentas manifestaciones públicas. Quien después ha exaltado sin reparos a un íntimo amigo ya difunto, pederasta empedernido y promotor por décadas del aborto, drogas, sodomía, eutanasia y cuanta cosa, está y permanece a la cabeza de una Pontificia Academia por la Vida redefinida en sus propósitos y reconstituida con un cambio total. ¿Será el caso de quien se ha hecho retratar en su ex catedral en un fresco con tintes descaradamente homoeróticos?
Extraños criterios para una reforma… Pero en cada régimen que se respeta está prohibido hacer preguntas y pensar incluso. Si cuanto dicen y hacen arriba te parece extraño, eres o un loco o un reaccionario: en pocas palabras, no tienes esperanza. Si no te eliminan físicamente, te aniquilan moralmente: es como si nunca hubieras existido. Uno que lo ha experimentado en persona ha comparado el actual clima eclesial con aquel de la vieja Unión Soviética. Hijo de deportados en campos de trabajo, mons. Schneider sabe bien de qué habla. En la base, evidentemente, están las mismas ideas perversas previstas para disolver el orden establecido por Dios, no sólo en la sociedad, sino también en la Iglesia, con el fin de someter a la humanidad al dominio de Satanás. Este último embriaga a sus peones con la embriaguez del poder y de la popularidad mediática, pero los tiene en su mano con perversiones sexuales, en las que los sumerge para tenerlos fácilmente chantajeados, después de haberlos atraído como moscas a su proverbial estiércol, mammona. Y es justo por medio de esto que los distrae del servicio de Dios incluso aquellos que han votado por someterlos al propio y dañar lo más posible, a través de ellos, el Templo sagrado.
vengativo bergoglioLa inaudita agresión a la soberana Orden de Malta, por parte que quien ha sido definido justamente como líder de la izquierda mundial (es decir del masónico ‘políticamente correcto’), no miraba solamente por la reintegración de un “misionero” de la anticoncepción en los países pobres (la cual representa ya de por sí un gigantesco negocio), pero muy probablemente tiene otras ambiciones: ¿que la “Iglesia pobre para los pobres” quiera meter las manos sobre el enorme patrimonio gestionado por los Caballeros? Con un balance anual de dos mil millones de dólares, se desparrama la mesa con migajas millonarias… En la peregrinación internacional a Lourdes, al concluir, el delegado pontificio abogó afanosamente por el aumento del carácter religioso de la Orden como solución a todos los problemas. De hecho, en cambio, la fuerte intromisión de la Santa Sede en su gobierno, en sustancia anulado, dio la razón a la corriente alemana, que lo querría secularizar transformándolo en una ONG. De cinco miembros de la comisión papal encargada de investigar sobre el conflicto entre Festing y Böselager, cuatro son amigos del segundo y tres de ellos (entre ellos el arzobispo Tomasi) están involucrados en una sociedad financiera fantasma que administra un legado de 120 millones de euros de origen desconocido. La denuncia de Festing contra la fiduciaria, después de su renuncia forzada, ha sido – guardando el caso – retirada por Böselager, quien diligentemente negoció un acuerdo. ¿Conflicto de intereses? Ciertamente no, si se trabaja para los deseados…
bergoglio vengativoQuien ha perdido su imagen, en este miserable asunto entre tiburones, ha sido el Cardenal patrono, quien por cuanto parece ha caído en una terrible trampa, tendida justo por el feroz dictador. En un coloquio a cuatro ojos – como confirma en términos más diplomáticos una carta oficial – este último se había mostrado desconcertado por el inmundo tráfico de preservativos llevado hacia adelante por una organización católica en total violación al Magisterio, llamándolo al mismo tiempo para darse a la tarea de purgar de masones la Orden. Como persona recta que es, el buen Burke había creído evidentemente en la sinceridad del hombre vestido de blanco y se movió en el sentido indicado, haciendo explotar involuntariamente el conflicto que dio a este último el pretexto para intervenir, con una injustificable injerencia, absolutamente ilegítima y sin precedentes. La linealidad de un católico no llega ni siquiera a imaginar hasta qué punto llega la deslealtad y la perfidia de quien tiene una mentalidad marxista (y de aquellos judíos en quienes el marxismo tuvo su origen).
Todo esto ciertamente no es un hecho aislado. Donde huele a estiércol (del diablo), están de por medio las altas finanzas internacionales, que tiene en la mano a los gobiernos occidentales y ahora controla todo incluso la Iglesia Católica. La puesta en juego es altísima, la situación es humanamente desesperada: no existen, sobre la tierra, los medios adecuados para eliminar al enemigo y vencer la guerra; sólo con medios sobrenaturales lo podemos eliminar. Será una idea loca pero, en este centenario de Fátima parece que la Virgen nos sugiere una empresa de valientes: penetrar en el campo adversario con un puñado de valientes para llevar a cabo un acto explosivo. El año pasado, más de un centenar, nos consagramos a Ella sobre la tumba de San Pedro para retomar simbólicamente posesión del corazón de la cristiandad. Este año debemos atrevernos a más: consagrar el Vaticano mismo(1) a Su Corazón Inmaculado para que haga colapsar el régimen abusivo que ahí se ha asentado, hasta socavar la base central de la contra-iglesia, cooperando con el Cielo en la liberación de la Iglesia verdadera.

Traducido por Como Vara de Almendro
______________________________________
[1] El movimiento okupa [Okkupa en Italia] es un movimiento social que toma terrenos desocupados y viviendas vacías temporal o permanentemente, incluso si está vacía por unas horas, con el fin de utilizarlos como vivienda, guarida, tierras de cultivo, lugar de reunión o centros con fines sociales, políticos y culturales, entre otros.
[2] Inimica Vis es una encíclica antimasónica del papa León XIII, del 8 de Diciembre de 1892, escrita al Episcopado Italiano. Esta encíclica es la versión, en latín, de la anterior y, como la anterior, dedicada a las deplorables condiciones de la Nación [Italiana], cuyo culpable es, para el Pontífice, la Masonería.
[3] El Instituto para las Obras de Religión o IOR (en italiano: Istituto per le Opere di Religione), conocido popularmente como el Banco Vaticano, es una institución de la Iglesia católica situada en la Ciudad del Vaticano. Fue fundado por el papa Pío XII en 1942 con el propósito de conservar y administrar los bienes confiados al Instituto por personas físicas o jurídicas que tengan por objetivo actividades religiosas o caritativas.
Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s