Bergoglio fue cómplice de la comunista Esther Careaga, su amiga y mentora.

Congregación para la Doctrina de la Fe:
•Prohibición formal de cooperar con partidos comunistas. Excomunión latae sententiaea
(Denzinger-Hünermann 3865. Decreto del Santo Oficio, 28 de junio (1 de julio) de 1949)

Papa León XIII

  • El socialismo y el comunismo incentivan la manía de revoluciones entre el pueblo

En efecto, suprimidos el temor de Dios y el respeto de la ley divina, dejando caer en el desprecio la autoridad de los gobernantes, dando libre curso e incentivando la manía de revoluciones; soltando la riendas a las pasiones populares, quebrando todo freno, a no ser el castigo, no puede no seguir una revolución y una subversión universal. Y esta ruina y trastorno es la intención deliberada que demandan con sus esfuerzos numerosas asociaciones comunistas y socialistas. (León XIII. Encíclica Humanum Genus, de 20 de abril de 1884)

Muchos se esfuerzan por extender las pestes vergonzosas del comunismo y del socialismo con el pretexto de favorecer al pueblo

De aquí se ha llegado a esos errores recientes que se llaman comunismo, socialismo y nihilismo, peste vergonzosa y amenaza de muerte para la sociedad civil. Y, sin embargo, son muchos los que se esfuerzan por extender el imperio de males tan grandes y, con el pretexto de favorecer al pueblo, han provocado no pequeños incendios y ruinas. Los sucesos que aquí recordamos ni son desconocidos ni están muy lejanos. (León XIII. Encíclica Diuturnum Illud, n.17, 29 de junio de 1881)

Papa Pío XII

La Iglesia rechaza el comunismo como sistema social en virtud del derecho natural y la doctrina cristiana.

En el radiomensaje de Navidad del año pasado expusimos el pensamiento de la Iglesia sobre este tema y ahora intentamos confirmarlo todavía una vez más. Nosotros rechazamos el comunismo como sistema social en virtud de la doctrina cristiana, y debemos afirmar particularmente los fundamentos del derecho natural. Por la misma razón, rechazamos igualmente la opinión de que el cristiano deba hoy ver el comunismo como un fenómeno o una etapa en el curso de la historia, como necesario “momento” evolutivo de la misma y, por consiguiente, aceptarlo como decretado por la Providencia divina. (Pío XII. Radiomensaje de Navidad, Col cuore aperto, 24 de diciembre de 1955)

Papa Pío XII

  • Arrancar de las almas la noción de Dios, objetivo del comunismo

Hay, efectivamente, quienes, admitido sin prudencia y discreción el sistema que llaman de la evolución… y audazmente sostienen la opinión monástica y panteística de un universo sujeto a continua evolución; opinión que los fautores del comunismo aceptan con fruición, para defender y propagar más eficazmente su “materialismo dialéctico”, arrancando de las almas toda noción teística. (Denzinger-Hünermann 3877. Encíclica Humani generis, 12 de agosto de 1950)

comunista bergoglio y evo

Papa Pío XI Los comunistas unen la Santa Cruz con los símbolos del comunismo: asocian la guerra contra Dios con la lucha por el pan, un terreno propio, un buen salario y una habitación digna

Los jefes y los autores de toda esta campaña de ateísmo, sacando partido de la actual crisis económica, con dialéctica infernal, buscan hacer creer a las masas hambrientas que Dios y la religión son la cusa de esta miseria universal. La Santa Cruz de Nuestro Señor, símbolo de humildad y pobreza, es colocada junto con los símbolos del moderno imperialismo, como si la Religión estuviese aliada con esas fuerzas tenebrosas, que tantos males producen entre los hombres. Así intentan, y no sin éxito, coligar la guerra contra Dios con la lucha por el pan de cada día, con el ansia de poseer un terreno propio, de tener salarios convenientes, habitaciones decorosas, en resumen, un estado de vida que convenga al hombre. Los más legítimos y necesarios deseos, como los instintos más brutales, todo sirve para su programa antirreligioso; como si el orden divino estuviese en contradicción con el bienestar de la humanidad y no fuese por el contrario su única y segura tutela; como si las fuerzas humanas con los medios de la moderna técnica, pudieran combatir las fuerzas divinas para introducir un nuevo y mejor orden de cosas. (Pío XI. Encíclica Caritate Christi compulsi, 3 mayo de 1932)

La dialéctica marxista afirmando que el conflicto mueve al mundo, exacerba la lucha de clases y los odios para que adquiera un aspecto de “cruzada” en favor de la humanidad

La doctrina que el comunismo oculta bajo apariencias a veces tan seductoras se funda hoy sustancialmente sobre los principios, ya proclamados anteriormente por Marx, del materialismo dialéctico y del materialismo histórico, cuya única genuina interpretación pretenden poseer los teóricos del bolchevismo. […] En esta doctrina, como es evidente, no queda lugar ninguno para la idea de Dios, no existe diferencia entre el espíritu y la materia ni entre el cuerpo y el alma: no existe una vida del alma posterior a la muerte, ni hay, por consiguiente, esperanza alguna en una vida futura. Insistiendo en el aspecto dialéctico de su materialismo, los comunistas afirman que el conflicto que impulsa al mundo hacia su síntesis final puede ser acelerado por el hombre. Por esto procuran exacerbar las diferencias existentes entre las diversas clases sociales y se esfuerzan para que la lucha de clases, con sus odios y destrucciones, adquiera el aspecto de una cruzada para el progreso de la humanidad. Por consiguiente, todas las fuerzas que resistan a esas conscientes violencias sistemáticas deben ser, sin distinción alguna, aniquiladas como enemigas del género humano. (Pío XI. Encíclica Divini Redemptoris, n. 9, 19 de marzo de 1937)

Papa Pío X

  • Jesucristo enseñando a amar al prójimo no predicó la quimera igualitaria del socialismo.

Nos queremos llamar vuestra atención, venerables hermanos, sobre esta deformación del Evangelio y del carácter sagrado de Nuestro Señor Jesucristo, Dios y Hombre, practicada en “Le Sillon” y en otras partes. Cuando se aborda la cuestión social, está de moda en algunos medios eliminar, primeramente la divinidad de Jesucristo y luego no hablar más que de su soberana mansedumbre, de su compasión por todas las miserias humanas, de sus apremiantes exhortaciones al amor del prójimo y a la fraternidadPorque, si Jesús ha sido bueno para los extraviados y los pecadores, no ha respetado sus convicciones erróneas, por muy sinceras que pareciesen; los ha amado a todos para instruirlos, convertirlos y salvarlos. Si ha llamado hacia si, para aliviarlos, los, a los que padecen y sufren (ver Mt 11,28), no ha sido para predicarles el celo por una del igualdad quimérica. Si ha levantado a los humildes, no ha sido para inspirarles el sentimiento de una dignidad independiente y rebelde a la obediencia. (Pío X. Encíclica Notre charge apostolique, n. 38, 23 de agosto de 1910)

Los verdaderos amigos del pueblo no son los revolucionarios ni tampoco los innovadores

Mas cuiden esos sacerdotes de no dejarse extraviar en el dédalo de las opiniones contemporáneas por el espejismo de una falsa democracia; no tomen de la retórica de los peores enemigos de la Iglesia, y del pueblo un lenguaje enfático y lleno de promesas tan sonoras como irrealizables; persuádanse que la cuestión social y la ciencia social no nacieron ayer; que en todas las edades la Iglesia y el Estado concertados felizmente suscitaron para el bienestar de la sociedad organizaciones fecundas; que la Iglesia que jamás ha traicionado la felicidad del pueblo con alianzas comprometedoras, no tiene que desligarse de lo pasado, antes le basta anudar, con el concurso de los verdaderos obreros de la restauración social, los organismos rotos por la revolución, y adaptarlos, con el mismo espíritu cristiano de que estuvieron animados, al nuevo medio creado por la evolución material de la sociedad contemporánea, porque los verdaderos amigos del pueblo no son ni revolucionarios ni innovadores, sino tradicionalistas.  (Pío X. Encíclica Notre charge apostolique, n. 39, 23 de agosto de 1910)

Bergoglio el pacifista letal.

Maureen Mullarkey 29 Mayo 2017
cristianos asesinados por el IslamEn el léxico de Jorge Bergoglio, las palabras amor y paz están vacías de significado. El amor se reduce a  sentimientos agradables; la paz se reduce a una negativa de avestruz como para reconocer el peligro que invade. En el vuelo de vuelta a Roma desde Fátima, nuestro pastor entregó este cambio de realidad a la rueda de prensa:
  Un ateo me dijo: «Soy un ateo»; No dijo de qué nacionalidad era ni de dónde venía. Hablaba en inglés, así que no podía decirlo y no le pregunté. «Les pido un favor: digan a los cristianos que deben amar a los musulmanes más». Es un mensaje de paz.
Cuando habla de paz, el Papa se dirige a Occidente. Él está pacificando cualquier impulso que persista —entre los europeos especialmente— de defenderse, a sus hijos y su civilización contra un enemigo que se levanta. El enemigo es antiguo; La memoria papal, corta. Sus invocaciones de la paz son poco más que los maullidos  de una cabra de sacrificio desprevenida.
islam murder
El Papa Francisco está dispuesto a mostrar preocupación  por el bloque de los musulmanes. ¿Este hábito malsano le califica para compararlo con las mujeres que hacen propuestas de matrimonio a los asesinos en serie en la cárcel?
¿Qué mejor manera de describir la negativa obstinada de Bergoglio de lidiar con la visión del mundo islámico y del imperativo teológico de la violencia del Islam? La eliminación de los odiados kafir es un requisito vinculante de la fe; el terror es su sacramento. La mente Bergogliana, es un capullo de auto felicitación, que reclama para sí la gnosis necesaria para dominar el Islam y lograr la hermandad universal.

El pontificado de Bergoglio nos ha enseñado que él ve más lejos y más profundo que usted y yo,  y lo engrandecido que se siente! Para su viaje a Egipto, nuestro Papa de Corazones adoptó el apodo del «Papa de la Paz». Al dirigir el Laudato Sí a todas las personas de la tierra, Francisco se insinuó como el Papa del Planeta Entero. Él es el agente de la Misericordia, una espiga abierta de empatía con los enemigos de su propia fe y la civilización que la alberga.

bergoglio inclinado ante islam

Francisco tiene un gusto por los izquierdistas letales y una fe lunática en su capacidad personal para reconstruir de nuevo un mundo fracturado. Según su juicio, todos los caballos del rey y todos los hombres del rey deben tomar lecciones de él. Su pontificado es una entrada al Edén.

•     •     •     •

Pero el Eden es sólo para algunos. Fuera de la puerta están los católicos con caras de «pepinillo avinagrado», y aquellos que no comparten su política o  no se arreglan en el mismo espejo. Estas son las «momias de museo» de corazón pequeño, los «esclavos de la superficialidad», los «neo-Pelagianos egoístas», los «cristianos loros que recitan el Credo» o, más recientemente, los «ideólogos de la doctrina».

 burla de la virgen

Sin embargo, mientras por un lado, se burla de lo tradicional, es decir doctrinales y litúrgicamente conservadores-católicos, por el otro lado  les arroja un hueso. Son principalmente estos tradicionalistas («cristianos con todos los papeles, todos los certificados en orden») que mantienen la devoción en Fátima. A pesar de su desagrado, el papa Francisco acaba de lanzar un papeleo pesado a estos «contadores de rosarios».

Él certificó a los dos pequeños niños  de Fátima, Jacinta y Francisco Marto, como santos. Y lo hizo en el alto terreno de la virtud heroica, una cualidad que estos niños nunca vivieron lo suficiente para exhibir.

ALB1462945

Saint Margaret (Spain, 12th C.).

 

Los niños más jóvenes no mártires que han sido canonizados en toda la historia de la Iglesia, murieron tranquilamente en sus camas de gripe española. Francisco, poco antes de cumplir 11 años, y Jacinta, diez, eran simplemente dos de las decenas de millones de muertos por la pandemia de 1918. (Mejor que la Dama de blanco hubiera cantado a estos pequeños una canción de cuna en lugar de mostrarles imágenes horribles del infierno.)

fatima-vision-of-hell

¿Quién ama a los cristianos?
fatima profanacionEn la semana después de la visita de Francisco a Fátima, la iglesia de Nuestra Señora de Fátima en la archidiócesis de Hyderabad, consagrada el 13 de mayo, fue vandalizada por una multitud de cien personas. Su crucifijo fue destruido y las estatuas aplastadas. Sajan Geery, presidente del Consejo Global de Cristianos de la India, dijo:

La creciente hostilidad hacia la fe cristiana y la intolerancia hacia los fieles cristianos es una señal de alarma.

Es una señal que Jorge Bergoglio da poca evidencia de atender. ¿Fueron los destructores musulmanes o hindúes? [La mayoría de Hydrabadis son hindúes; los musulmanes constituyen la minoría más grande.] AsiaNews no lo dice. Pero lo que la profanación nos dice es que un papa podría servir a su cargo de manera más creíble, reclamando a los seguidores de las religiones no bíblicas que amen más a los cristianos.