El “exorcista” favorito de Bergoglio en lugar de expulsar al demonio induce posesiones diabólicas.

4christum.blogspot.com

manuel acuna apostata fraudulento exorcista

El amigo argentino de Bergoglio promueve el culto de los elfos y el ocultismo a pesar de que afirma ser un “exorcista” luterano.

 

El profesor Giuseppe Ferrari dijo al New York Times el 19 de abril que: “esperaba invitar al exorcista preferido del Papa , luterano, a la conferencia del próximo año “.

Aunque Ferrari no menciona el nombre. Sin embargo, en marzo de 2013 el Diario Popular argentino nombró a Manuel Acuña como el “Exorcista favorito del Papa Francisco”.

Marco Tosatti también señaló a Acuña  como el exorcista luterano.

el exorcista luterano de Bergoglio

El luterano Manuel Acuña confesó ante la Prensa que Bergoglio le remitía casos para hacer Exorcismos

Manuel Acuña en lugar de expulsar al diablo está promoviendo las posesiones diabólicas y las infecciones diabólicas. Este hereje luterano, promueve el culto a los duendes y promueve Liliana Chelli y Sandra Noval que practican el ocultismo y la brujería.

fraudulento exorcista promueve culto pagano a los duendes.jpg

liliana chelli manuel acuna

Que la sangre de Cristo nos cubra y nos ampare de las fuerzas destructoras del maligno, que San Miguel Arcángel nos defienda, que San José terror del demonio los reprenda y que la Virgen María, destructora de la herejía, le aplaste la cabeza al Maligno seductor .


Bergoglio le regaló  a su amigo Manuel Acuña  una cruz pectoral y  llamaba a su herético amigo luterano “Obispo“.

cruz pectoralBergoglio1Amistad5

“A mis hermanos de la Parroquia del Buen Pastor de la Iglesia luterana, un cordial saludo, mi bendición y pidiéndoles que recen por mi.” Jorge Bergoglio

 

Papa Pablo IV :

Excomunión ipso facto para los que favorezcan a herejes o cismáticos.

Incurren en excomunión ipso facto todos los que conscientemente osen acoger, defender o favorecer a los desviados o les den crédito, o divulguen sus doctrinas; sean considerados infames, y no sean admitidos a funciones públicas o privadas, ni en los Consejos o Sínodos, ni en los Concilios Generales o Provinciales, ni en el Cónclave de Cardenales, o en cualquiera reunión de fieles o en cualquier otra elección. Serán también intestables y no podrán participar de ninguna sucesión hereditaria, y nadie estará además obligado a responderles acerca de ningún asunto.

Santo Tomás de Aquino:

«Prohíbe la Iglesia a los fieles el trato con los infieles que se apartan de la fe recibida, sea corrompiéndola, como los herejes, sea abandonándola totalmente, como los apóstatas. Contra unos y otros, en efecto, dicta la Iglesia sentencia de excomunión. (San Tomás de Aquino. Suma Teológica, II-II, q. 10, a. 9).»

Exorcista preferido de Francisco es un “luterano”

Anuncios