Acto de desagravio al Sagrado Corazón de Jesús

 

sagrado corazon de jesus

Divino Salvador Jesús, dígnate mirar con ojos de misericordia a tus hijos, los socios de los Sagrados Corazones, que unidos por un mismo pensamiento de fe, esperanza y amor, vienen a deplorar ante tu sacratísimo Corazón sus infidelidades y las de sus hermanos culpables. Ojalá podamos con nuestras solemnes y unánimes promesas, conmover a ese Divino Corazón y obtener de El misericordia para nosotros, para el mundo infeliz y criminal, y para todos aquellos que no tienen la dicha de conocerte y amarte.
Sí, de hoy en adelante lo prometemos todos:
Por el olvido e ingratitud del hombre, Te consolaremos, Señor.
Por tu desamparo en el sagrado Tabernáculo,
Por los crímenes de los pecadores,
Por el odio de los impíos,
Por las blasfemias que se vomitan contra Ti,
Por las injurias hechas a tu divinidad,
Por las inmodestias e irreverencias cometidas en tu adorable presencia,
Por las traiciones de que eres víctima adorable,
Por la frialdad de la mayor parte de tus hijos,
Por el desprecio que se hace de tus amorosos convites,
Por la infidelidad de los que se dicen tus amigos,
Por el abuso de tus gracias,
Por nuestras propias infidelidades,
Por la incomprensible dureza de nuestros corazones,
Por nuestra tardanza en amarte,
Por nuestra tibieza en tu santo servicio,
Por la amarga tristeza que te causa la perdición de las almas,
Por tus largas esperas a la puerta de nuestros corazones,
Por los amargos desprecios con que eres insultado,
Por tus quejas de amor,
Por tus lágrimas de amor,
Por tu cautiverio de amor,
Por tu martirio de amor,

ORACIÓN
Oh Jesús, divino Salvador mío, de cuyo Corazón se ha desprendido esta dolorosa queja: ¡Busqué quien me consolara y no lo hallé! dígnate aceptar el modesto tributo de nuestros consuelos, y asístenos tan eficazmente con el auxilio de tu divina gracia, que, huyendo cada vez más en lo venidero de todo lo que pudiera desagradarte, nos mostremos en toda circunstancia, tiempo y lugar, tus hijos más fieles y obsecuentes. Te lo pedimos por Ti mismo, que, siendo Dios, vives, reinas por los siglos de los siglos. Amén.

 

acto de desagravio

Al Sagrado Corazón  de Jesús  encomendamos la protección de México y Colombia para que serán liberados de las amenazas del comunismo. Sometemos bajos los pies de Jesucristo a estas fuerzas comunistas anticristianas que se levantan contra nuestros Países que buscan hacerle la guerra a Dios, para que por el poder de la Sangre de Jesucristo queden desarmadas y sin ningún Poder.

2 Crónicas 7:14  y si mi pueblo, el pueblo que lleva mi nombre, se humilla, ora, me busca y deja su mala conducta, yo lo escucharé desde el cielo, perdonaré sus pecados y devolveré la prosperidad a su país.