Acusan a Francisco de encubrimiento de abuso sexual en Argentina en 2002

Bergoglio envuelto en otro encubrimiento de abuso sexual

Bergoglio encubrió a un cura que abusó a un joven y se negó a recibir a la madre.

bergoglio encubrio a pedofilo 2002

bergoglio encubrio a un pedofilo y echo a la madre del joven

Editor The Eponymous Flower: acabó de encontrar esto de Novus Ordo Watch. Él dice que Tosatti eliminó el artículo. Echen  un vistazo! Ahora también me envió la publicación original de Tosatti.

sexual abuse bergoglio cover up

Atila Sinke Guimarães

Tradition in action

Marco Tossati

El artículo de Tossati fue eliminado de su sitio web poco después de su publicación …
El 26 de mayo de 2018, el periodista Marco Tosatti de La Stampa en Turín, Italia, publicó un artículo en su página web Stilum Curiae informando la participación del Papa Francisco en el encubrimiento de un sacerdote pedófilo en Buenos Aires cuando era arzobispo de esa ciudad. El artículo actualizó algunos datos antiguos poco conocidos publicados por el blog español Publico. Poco después, sin embargo, el artículo de Tossatti fue eliminado de ese sitio, probablemente debido a la presión del Vaticano.

No obstante, su artículo completo había sido transcrito por otro sitio web italiano: Acta Apostolicae Sedis. El lector puede encontrar una captura de pantalla aquí; la segunda parte de la publicación es el artículo de Tossati. El blog brasileño Fratres en Unum hizo accesible el artículo  en portugués, donde lo encontré, con sus diversos enlaces en español e italiano. Agradezco al blog por este importante servicio público. Transfiero los datos al inglés y paso la información a mis lectores.

El historial del caso y el encubrimiento

En mayo de 2013, el Tribunal de Apelaciones de Quilmes, Buenos Aires, Argentina, confirmó una sentencia del Tribunal Municipal condenando a la Diócesis a pagar US $ 27,000 (115,600 ptas.) a una víctima de pedofilia para compensar su tratamiento psicológico y el daño moral que sufrió.

bev220_GAbriel

Poco después, en ese mismo mes de mayo de 2013, el blog español Publico destacó el caso de un argentino de 15 años, Gabriel Ferrini, que había sido abusado por el padre. Rubén Pardo en 2002. Inmediatamente después de haber sido abusado sexualmente, el joven denunció el crimen a su madre, Beatriz. Fue al obispo de Quilmes, Luis Teodorico Stöckler.

La Diócesis de Quilmes está subordinada a la Provincia de Buenos Aires, cuyo Arzobispo en ese momento no era otro que Jorge Bergoglio. El obispo Stöckler llamó al sacerdote para confrontarlo con la acusación. Pardo reconoció el abuso ante el Obispo 96 horas después de que el abuso tuvo lugar.

bergoglio encubrio a cura pedofilo

Como el obispo demoró en castigar al sacerdote, Beatriz Varela trató de comunicarse con el arzobispo Jorge Bergoglio. Sin embargo, se negó a recibirla y ordenó a sus guardaespaldas que evitaran que ella entrara en su residencia. Sintomáticamente, al mismo tiempo, el Arzobispo de Buenos Aires recibía al sacerdote pedófilo en una cómoda residencia bajo su jurisdicción.

El abuso tuvo lugar el 15 de agosto de 2002. Beatriz Varela era trabajadora en una escuela diocesana de Quilmes. Ella le había pedido al vicario de la parroquia local, que el padre Rubén Pardo, instruyera a sus dos hijos en las verdades de la Iglesia Católica. El sacerdote fue a su casa y, después de dar algunas clases allí, le dijo a Beatriz que continuaría las instrucciones en la iglesia siempre que Gabriel pasara la noche allí. También le dijo a la madre que de esta manera el joven podía servir en la misa de la mañana temprano.

El abuso tuvo lugar el 15 de agosto de 2002. Beatriz Varela era trabajadora en una escuela diocesana de Quilmes. Ella le había preguntado al vicario de la parroquia local, el p. Rubén Pardo, para instruir a sus dos hijos en las verdades de la Iglesia Católica. El sacerdote fue a su casa y, después de dar algunas clases allí, le dijo a Beatriz que continuaría las instrucciones en la iglesia siempre que Gabriel pasara la noche allí. También le dijo a la madre que de esta manera el joven podía servir en la misa de la mañana temprano.

despiadado bergoglio

Bergoglio encubrió a un sacerdote pedófilo en Buenos Aires:
Su hipocresía: El arzobispo Bergoglio no recibió a la víctima de la madre y envió a sus guardaespaldas contra ella

Con el consentimiento de su madre, el joven fue a la rectoría para la clase. Esa noche, Pardo invitó a Gabriel a dormir con él en su cama. El joven primero interpretó el gesto como una invitación paterna, hasta el momento en que el sacerdote lo abusó sexualmente. Gabriel informó: “Sabía que me estaba violando pero no podía pensar en cómo evitarlo, porque estaba en estado de shock y tenía mucho miedo”.

Cuando el sacerdote terminó el abuso y se durmió, Gabriel se escabulló y corrió de regreso a su casa e informó lo que le había sucedido a su madre. Beatriz fue directamente al Obispo Luis Stöcker. Ella declaró: “Inicialmente, mostró consternación, pero, a medida que pasaba el tiempo, no tomó ninguna medida”. En cambio, continuó, el Obispo “trató de minimizar el caso, diciendo que tenía que ser misericordioso con las personas que eligieron el celibato como una vocación porque tienen momentos de debilidad “.

Beatriz le dijo al Obispo que ella quería “la verdad, la justicia y la garantía de que algo así no le pasaría a nadie más”. El Obispo entonces amenazó con cortar su empleo. “Trabajaba para una escuela en la Diócesis”, dijo, y explicó su difícil situación.

A continuación, Beatriz recurrió al Tribunal de la Iglesia, cuyo presidente “se negó a aceptar la denuncia”. Quince días después, fue entrevistada por cuatro sacerdotes “que me sometieron a un interrogatorio humillante con preguntas lascivas y tendenciosas, como si yo fuera la que había inducido el abuso, cuando sabían con certeza que el abusador había admitido el hecho 96 horas después del episodio ante el obispo, que lo reprendió “.

La madre de la víctima también fue a la Arquidiócesis, la residencia del Arzobispo Jorge Bergoglio. Él se negó a recibirla y envió a sus guardias de seguridad para expulsarla de la propiedad. Poco después, ella supo que el Padre. Rubén Pardo fue invitado a la Casa del Vicario en el barrio de Flores, dependiente directamente del Arzobispo de Buenos Aires. Ella observó: “Bergoglio estaba al tanto de esta situación porque nadie puede ser instalado en la Casa del Vicario sin la autorización del Arzobispo”.

Gabriel Ferrini,  víctima de abuso sexual por parte de un sacerdote. Audazmente acusó al Papa Francisco: “Este es el compromiso de Bergoglio: habla en contra de los casos de pedofilia en la Iglesia, pero usa la hipocresía, la mentira y la complicidad para encubrirlos. Él no se preocupa por Dios y ni por la sociedad “.

Luego, hizo una censura más general: “Todos saben en la Iglesia y todos guardan silencio; por lo tanto, todos son cómplices “.

También mencionó otros casos que conocía: “Hubo sacerdotes que fueron transferidos a la Arquidiócesis de Córdoba después de que hice la denuncia. El viernes pasado una madre desolada me llamó porque su hija de 4 años había sido violada por esos dos sacerdotes, que todavía trabajan en la escuela. … Otros niños todavía están en riesgo “.

La madre de la niña abusada no quería ir a la prensa, pero sí inició una demanda contra los sacerdotes.

Con respecto al veredicto final del Tribunal de Apelaciones y el Tribunal de Quilmes, ella también tenía recuerdos amargos: “Cuando el sacerdote que abusó de mi hijo murió [de SIDA en 2005], el proceso desapareció durante dos años. Cuando la demanda cayó en riesgo de expirar [por el estatuto de limitaciones], mi hijo intentó suicidarse. Tuvo que ser internado durante un mes y medio en una clínica psiquiátrica. Ninguna cantidad de dinero puede compensar lo que hemos sufrido “.

El hijo, Gabriel Ferrini, también tuvo una opinión sobre la sentencia: “El veredicto estableció un precedente judicial y puede ayudar a otras víctimas para que no les resulte tan difícil encontrar una solución.

“Es necesario actuar porque mucha gente teme o se avergüenza de denunciar y pelear con alguien vestido de clérigo”.

Este es el caso que salió a la luz a fines de mayo, cuando Marco Tossati destacó la sentencia del Tribunal de Apelaciones de Quilmes al declarar a la Diócesis de Quilmes culpable de abuso de pedófilos.

Este caso resurgió en el momento en que el Papa Bergoglio estaba siendo asediado por la indignación pública por su nominación y encubrimiento del Obispo Barros en la Diócesis de Osorno, Chile. Entonces, siguiendo su viejo patrón de acción, Bergoglio aparentemente envió a sus “guardias de seguridad” para amenazar al periodista italiano que intentaba hacer públicos estos datos.

 

Hace años en Buenos Aires usó el mismo sistema de brazo fuerte contra Beatriz Varela; ahora en Roma, parece estar usando un procedimiento idéntico conbev220_Tos Marco Tossati. Permítanme ayudar a exponer este argumento, si existe. No me gustan los “guardias de seguridad” utilizados para este propósito. Me recuerdan los métodos de All Capone. Además, creo que es hora de que los católicos tomemos conciencia de lo que realmente son los procedimientos “honestos, puros, misericordiosos y humildes” de nuestro `Santo´ Padre.

AMDG

bergoglio encubrio abuso sexual en argentina

Noticias relacionadas:

Directora del Comité de Seguimiento de los Derechos del Niño cuestiona el rol de Bergoglio ante el caso Grassi.

Bergoglio encubrió curas pederastas siendo Cardenal y el presidente de la Conferencia Episcopal Argentina.

Bergoglio también encubrió al cura pedófilo Mauro Inzoli a petición de Vito Pinto y Coccopalmerio y lo devolvió al estado sacerdotal.

La prensa francesa cuestiona el papel de Bergoglio en el caso del pedófilo Grassi.

Bergoglio declaró venerable a un obispo acusado de abusar sexualmente a niños discapacitados.

Bergoglio sabía sobre los abusos sexuales del sacerdote Corradi y no hizo nada para frenarlo, afirman defensores de víctimas.

El niño mártir de Toronto asesinado por homosexuales pedófilos -Emanuel Jacques

 

Anuncios

2 comentarios en “Acusan a Francisco de encubrimiento de abuso sexual en Argentina en 2002

  1. Marco Tosatti

    Il giornale spagnolo “Publico” ha pubblicato due giorni fa la testimonianza di una donna argentina, Beatriz Varela, che dopo quasi undici anni ha ottenuto dalla magistratura argentina una sentenza senza precedenti, che ritiene responsabile la Chiesa argentina negli abusi commessi da un sacerdote nei confronti di suo figlio, Gabriel, che all’epoca aveva quindici anni. Beatriz Varela nella sua testimonianza chiama direttamente in causa Jorge Mario Bergoglio, all’epoca arcivescovo della capitale.

    La Camera di Appello del municipio di Quilmes, in provincia di Buenos Aires, ha confermato la sentenza di un tribunale che nel dicembre scorso condannò la diocesi al pagamento di 155.600 pesetas (più di 23mila euro) per le spese in trattamento psicoterapeutico e per danni morali provocati al ragazzo e a sua madre.

    I fatti si riferiscono al 15 agosto 2002. Beatriz Varela invitò a casa sua il sacerdote Ruben Pardo, di 50 anni, affinché istruisse i suoi due figli maschi sui precetti religiosi. Secondo quando racconta il giornale argentino Pagina 12 il sacerdote chiese poi alla madre il permesso di far passare la notte a Gabriel nella Casa di Formazione in cui risiedeva per continuare nel dialogo e fargli servire messa il giorno seguente.

    Gabriel ha poi raccontato ai gIudici che il prete lo invitò a dormire con sé, un gesto che il ragazzo ha interpretato come un’attitudine paterna. Il prete ne ha approfittato per abusare sessualmente di lui. “Sapevo che mi stava violentando, però non riuscivo a pensare che cosa potessi fare per evitarlo, perché avevo molta paura ed ero choccato”. Il prete si addormentò, e Gabriel corse a casa e confessò l’accaduto a sua madre.

    Beatriz Varela andò immediatamente a parlare con il vescovo di Quilmes, che dopo la costernazione iniziale non diede l’impressione di voler fare nulla; cercò di minimizzare il fatto, parlando di comprensione e di momenti di debolezza. Varela che lavorava in una scuola della diocesi, fu sottoposta a pressioni, ma continuò. “Bergoglio era al corrente della denuncia. Il suo è un impegno solo a parole”.

    Varela si rivolse al tribunale ecclesiastico, “Il cui presidente non voleva accogliere la denuncia”, e dove in seguito fu sottoposta da parte di quattro sacerdoti a a “Un interrogatorio umiliante, con domande lascive e tendenziose”, e questo nonostante che il responsabile avesse confessato al vescovo. Beatriz Varela andò poi alla curia metropolitana, residenza dell’arcivescovo, che era Bergoglio, da dove però fu espulsa dal personale della sicurezza. Nella cattedrale, adiacente alla curia, scoprì che il prete abusatore era stato alloggiato in una casa della Vicarìa del bario di Flores, dipendente dall’arcivescovado di Buenos Aires. Varela è molto amara: “Nella Chiesa tutti sanno e tutti tacciono, e così sono tutti complici. Bergoglio era al corrente della denuncia. Nessuno si installa in un vicarìa senza l’autorizzazione dell’arcivescovo. Questo è l’impegno di Bergoglio: solo a parole”, attacca Betariz, che accusa in generale la Chiesa argentina di fare poco o nulla per impedire gli abusi, e cita altri casi, attuali, in cui sacerdoti accusati di abusi sono ancora al loro posto a contatto con i giovani. Il sacerdote che abusò di suo figlio morì di AIDS nel 2005.

    Chi conosce lo spagnolo può leggere l’articolo originale su Publico, a questo contatto.
    http://archive.is/PJkbe

    Me gusta

  2. Pingback: Bergoglio encubrió al Pedófilo Rubén Pardo y lo escondió en el Hogar Sacerdotal de Condarco 581 | Enraizados en Cristo

Los comentarios están cerrados.