$odano encubrió al pedófilo Marcial Maciel y obstaculizó los procesos legales de pedofilia en varios paises

soldano y Bergoglio

Sobre el Cardenal Sodano y el significado de ‘rendir cuentas’

Traducido por Religion la Voz Libre

John L. Allen Jr. Aug 12, 2018

(…)Esta semana, The Irish Times informó que el cardenal italiano Angelo Sodano, mientras era secretario de Estado del Vaticano bajo el Papa Juan Pablo II, abordó la idea de negociar un acuerdo para mantener los archivos de la Iglesia cerrados a las consultas del gobierno con la entonces presidenta irlandesa María McAleese en noviembre de 2003. The Times también informó que dos años después, Sodano preguntó al entonces ministro irlandés de Asuntos Exteriores, Dermot Ahern, si su gobierno prometía indemnizar al Vaticano por cualquier pérdida que pudiera ocurrir en tribunales irlandeses relacionados con un litigio de abuso sexual.

Si bien el Vaticano no ha comentado sobre esos informes, son completamente consistentes con lo que sabemos sobre el modus operandi de Sodano.
En febrero de 2005, por ejemplo, Sodano pidió entonces a la Secretaria de Estado Condoleezza Rice (EEUU) que interviniera para bloquear una demanda colectiva  ante un Tribunal de Distrito de los Estados Unidos en Louisville, Kentucky, que pretendía responsabilizar financieramente al Vaticano por el abuso sexual de menores. Rice se vio obligada a explicar que en el sistema estadounidense la rama ejecutiva del gobierno no tiene ese poder, y que los estados extranjeros están obligados a afirmar su inmunidad ellos mismos en los tribunales estadounidenses.

(Y el Vaticano eventualmente hizo eso, con éxito, y la demanda fracasó.)

Tenga en cuenta que tanto las solicitudes irlandesas como las estadounidenses llegaron después del estallido de los escándalos de abuso en los EE. UU. en 2002/2003, por lo que no se puede argumentar que Sodano no entendió cuán grave era la crisis, o cuán dañino sería para los sobrevivientes ver a la segunda figura más poderosa en el Vaticano que la protección de los bienes institucionales era su principal preocupación.
Tampoco es el único signo de interrogación en la historia de Sodano en términos de su visión de lo que implica la «tolerancia cero».

En 2010, el cardenal Christoph Schönborn, de Viena, Austria, acusó a Sodano de bloquear una investigación del Vaticano sobre el difunto cardenal Hans Hermann Gröer, acusado de diversas formas de abuso sexual y mala conducta, y que eventualmente fue despojado de sus deberes y privilegios como Cardenal en 1998. Según Schönborn, el entonces cardenal Joseph Ratzinger, el futuro Papa Benedicto XVI, quería iniciar un juicio contra Gröer bajo la ley de la Iglesia, pero Sodano se interpuso en su camino.

Por cierto, Schönborn habló poco después de que Sodano usó la palabra «chismorreo» en una homilía de Pascua en relación con la publicación de la prensa de los informes de las víctimas de abuso clerical, lo que a muchas víctimas les pareció profundamente insensible.

Luego está el tema del fuerte apoyo de Sodano al padre Marcial Maciel Degollado, fundador de la Legión de Cristo, quien fue declarado culpable por Ratzinger y su equipo en la Congregación para la Doctrina de la Fe de abusos sexuales y mala conducta en 2006 y sentenciado a una vida de oración y penitencia.

macial maciel pedofilo

 

angelo sodano

Sodano era un aliado de Maciel hasta el final. Incluso cuando el equipo de Ratzinger estaba llevando a cabo su investigación, Sodano hizo los arreglos para que el Vaticano emitiera una declaración pública insistiendo que no había un «procedimiento canónico» contra Maciel, lo cual era técnicamente correcto, ya que se había tomado la decisión de manejar el caso informalmente debido a la edad de Maciel y la salud, pero la declaración oscureció la gran verdad de que el Vaticano estaba investigándolo.
Sodano incluso luchó contra la publicación de una declaración pública sobre la sentencia del 2006, mucho después de que la carta en la que se comunicaba que ya había sido recibida por Maciel y distribuida dentro de la orden, con el argumento de salvar a Maciel de la vergüenza.

 

tres cardenales encubrieron los abusos de Maciel
Entonces, ¿dónde nos deja todo eso?

 

(…)
Por otro lado, no hay duda de que el peso de la carrera de Sodano sugiere que es un funcionario que no ha querido, o no ha podido, asumir la naturaleza real de la crisis clerical de abuso, y que apenas inspira confianza en términos de un sólido compromiso con reforma.

Sodano tiene ahora 90 años, sin embargo, sigue siendo el Decano del Colegio de Cardenales, y si el Papa Francisco muriera mañana, aún presidiría las reuniones diarias de los cardenales en el período previo al cónclave para elegir un sucesor. Además, Sodano es activo a pesar de su edad, y se lo ve ampliamente en Roma ejerciendo una importante influencia detrás de escena a través de una extensa red de amigos y protegidos, especialmente en la Secretaría de Estado.

Cuando Francis reflexiona sobre lo que implica la «rendición de cuentas» por los escándalos de abuso, tarde o temprano tendrá que considerar a figuras como Sodano, funcionarios que pueden no ser culpables de un delito o un encubrimiento, pero cuyas elecciones y declaraciones han dejado a muchos observadores, especialmente a los sobrevivientes del abuso, preguntándose qué tan serio es realmente el sistema acerca de la «tolerancia cero