El blasfemo Bergoglio comparó el sufrimiento de la Virgen por la crucifixión con las radicales abortistas & pro-Gay madres de la Plaza de Mayo

 

El heresiarca Bergoglio no solamente blasfemó  el misterio de la anunciación sino que también blasfemó el sufrimiento de la Santísima Virgen María  en el momento de la crucifixión de Nuestro Señor  Jesucristo comparándola con las radicales feministas abortistas pro Gay Madres de la Plaza de Mayo.

Vatican Insider 08/10/2018: Francisco recuerda también la trágica historia de su país, Argentina, y los sufrimientos de las madres de los desaparecidos: «A una mamá que ha sufrido lo que han sufrido las mamás de la Plaza de Mayo yo le permito todo. Puede decir todo, porque es imposible comprender el dolor de una mamá. Alguna me dijo: “Quisiera ver por lo menos el cuerpo, los huesos de mi hija, saber en dónde fue sepultada” […] Existe una memoria que yo llamo “memoria materna”, algo físico, una memoria de carne y hueso. También esta memoria puede explicar la angustia. Muchas veces dicen: “Pero, ¿dónde estaba la Iglesia en ese momento, por qué no nos defendió?”. Yo me quedo callado y las acompaño. La desesperación de las mamás de la Plaza de Mayo es terrible. No podemos hacer nada más que acompañarlas y respetar su dolor, tomarlas de la mano, pero es difícil».

MaryAtFootOfCross.jpg

 

“Así como el sol supera a todas las estrellas en brillo, las penas de María superan a las Torturas de los mártires. .”- San Basilio el Grande

Vatican Insider 08/10/2018: “La recreación comienza con María, con una mujer soltera”, dice el Papa Bergoglio. “Pensemos en las mujeres solteras que dirigen la casa, que son las únicas que crían a sus hijos. María está aún más sola. Sola, ella comienza esta historia, que continúa con José y la familia; pero al principio la recreación es el diálogo entre Dios y una mujer soltera. Sola en el momento de la proclamación y sola en el momento en que murió su Hijo”.

desposorio de la Virgen y San Jose

Entre otras de las blasfemias heréticas que dijo el apóstata  Bergoglio en el libro-entrevista que demuestran su malicia para denigrar el plan divino de salvación  y su total desconocimiento de la Escritura  hay que aclarar también que la Virgen María en el momento de la encarnación   no era una ´mujer soltera´ sino una mujer desposada para Matrimonio según la costumbre de los Judíos. Entre los judíos, el desposorio o promesa mutua de futuro matrimonio que se hacen dos personas  se consideraba tan firme como el matrimonio, y no podía ser disuelto excepto por divorcio. El proceso del matrimonio judío tenía varias ceremonias. Una era el desposorio, que formando parte del matrimonio legal, era como el principio del mismo. El proceso matrimonial culminaba legalmente con el traslado de la desposada a la casa del esposo. Para esto podía pasar un espacio de meses o incluso años.

Bien dijo San Jerónimo: La ignorancia de las Escrituras es la ignorancia de Cristo.

La Palabra de Dios prohíbe agregar, quitar o torcer el significado de la Escritura, advirtiendo a quienes desafían  a Dios haciéndolo que serán castigados  con la condenación eterna (2 Pedro 3:16, Apocalipsis 22:19, 1 Pedro 2:8). Esta no es la primera vez que Bergoglio de manera blasfema tuerce la Palabra de Dios, él se ha inventado su propio evangelio herético, haciendo que sobre él mismo recaiga la maldición divina -Gálatas 1:8.

1 Pedro 2:7. piedra de tropiezo, y piedra de escándalo para los que tropiezan en la palabra de la buena nueva, y no creen en Cristo , aun cuando fueron a esto destinados.

Annunciazione

 – Lc 1,26-27 -Y al sexto mes, el Angel Gabriel fue enviado por Dios a una ciudad de Galilea, llamada Nazaret, a una virgen desposada con un varón que se llamaba José, de la casa de David, y el nombre de la Virgen era María.

San Mateo 1,18

“Y la generación de Jesucristo fue de esta manera. Que siendo María su Madre desposada con José, antes que viviesen juntos, se halló haber concebido en el vientre de Espíritu Santo”

San Jerónimo decía: Pero, ¿por qué Cristo es concebido de una Virgen desposada y no de una simple virgen? Por tres razones: la primera, para que por la genealogía de José se supiese el origen de María; la segunda, para que los judíos no la apedreasen como adúltera; y la tercera, para que al huir a Egipto tuviese quien la consuele. El mártir Ignacio aduce otra razón: para ocultar al demonio el parto de María, y que siempre creyese que Cristo había sido engendrado no de una virgen, sino de una mujer casada.

San Ambrosio

Dijo bien ambas cosas la Sagrada Escritura: que sería desposada y Virgen. Prosigue, pues, diciendo «desposada». Virgen, para que constase que desconocía la unión marital. Desposada, para que quedase ilesa de la infamia de una virginidad manchada, cuando su fecundidad pareciese signo de corrupción. Quiso más bien el Señor que algunos dudasen de su nacimiento que de la pureza de su Madre. Sabía que el honor de una Virgen es delicado y la reputación del pudor, frágil. Y no estimó conveniente que la fe de su nacimiento se demostrase con las injurias de su Madre. Se sigue también que, así como la Santísima Virgen fue íntegra por su pudor, así su virginidad debió ser inviolable en la opinión. No convenía dejar a las vírgenes que viven en mala reputación esa apariencia de excusa, es decir, que la Madre misma del Señor pareciese difamada. ¿Qué se hubiera podido reprochar a los judíos y a Herodes si hubiese parecido que perseguían el fruto de un adulterio? ¿Cómo hubiera podido decir El mismo: «No vine a destruir la ley, sino a cumplirla» ( Mt 5,17), si hubiese parecido comenzar por una violación de la ley, que condena el parto de la que no está casada? ¿Qué, por otra parte, da más fe a las palabras de la Virgen y remueve todo pretexto de mentira? Madre, sin estar casada, hubiera querido ocultar su falta con una mentira. Pero casada, no tenía motivo para mentir, puesto que la fecundidad es el premio y la gracia de las bodas. Tampoco es pequeña causa que la virginidad de María engañase al príncipe del mundo, el cual, viéndola desposada con un hombre, nada pudo sospechar respecto de su parto.

 

Pero la mente de un perverso mundano como el heresiarca Bergoglio no puede entender estas verdades bíblicas contenidas en la Palabra de Dios.

14. Porque el hombre animal (carnal, no espiritual)  (no capta) no puede hacerse capaz de las cosas que son del Espíritu de Dios; pues para él todas son una necedad, y no puede entenderlas, puesto que se han de discernir con una luz espiritual que no tiene. 1 Corintios 2 – Torres Amat 1825

loco

guia ciego

Quien aun viendo todas las blasfemias y herejías de Bergoglio cree en los desvaríos de este apóstata no cree en la Palabra de Dios. Quien se obstina en creer que un hereje que tuerce maliciosamente la Palabra de Dios es un papa legítimo ha preferido creer una mentira del diablo y no le cree a Jesucristo cuando nos advirtió que por los malos frutos reconoceríamos a estos impostores.

San Ambrosio
“Incluso los herejes parecen poseer a Cristo, porque ninguno de ellos niega el nombre de Cristo. Sin embargo, quien no confiesa todo lo que pertenece a Cristo, de hecho niega a Cristo “.