Bergoglio utilizó a Athanasius Schneider para avanzar en su apostasía, como el régimen socialista utilizó a sus aliados a quienes consideraban “idiotas útiles”.

 

idotas utiles de Bergoglio

La obediencia ciega a un hereje es una blasfemia contra el Espíritu Santo, pues quien obedece a un hereje desobedece a Dios.

Santo Tomás de Aquino comentando el Credo en el artículo 1 dice: “Asimismo, todos aquellos que obedecen a los reyes más que a Dios en aquellas cosas que no deben obedecer, lo constituyen dioses suyos. Hechos 5, 29: “Se debe obedecer a Dios antes que a los hombres”.


bergogliosometidoalislamdesobedeceelmandatodecristo

Anatomía de un `Schmoozer´

Uno de mis coloquialismos favoritos es schmoozer, derivado del idish shmuesn, que significa “conversar de manera casual, especialmente para obtener una ventaja o hacer una conexión social”. 

El schmoozer dice lo que tiene que decir para obtener la ventaja que busca. Lo que realmente crea es un asunto diferente. Y así es con el actual ocupante de la Cátedra de Pedro. Recordemos las consecuencias de la Declaración conjunta de Francis con el “Gran Imán de Al-Azhar”, Ahmed el-Tayeb, en la que encontramos la siguiente herejía objetiva: “El pluralismo y la diversidad de las religiones, el color, el sexo, la raza y el idioma son queridos por Dios en su sabiduría, a través de la cual creó a los seres humanos. Esta sabiduría divina es la fuente de la cual se deriva el derecho a la libertad de creencia y la libertad de ser diferente “.

Frente al escándalo mundial que había provocado esta declaración de herejía, Francisco le dijo al obispo Schneider en privado que él (Schneider) podía decir “que la diversidad de las religiones es la voluntad permisiva de Dios”, mientras que Francis no haría ningún esfuerzo (por corregir) públicamente su propia afirmación contraria a la fe. Y, en cualquier caso, la voluntad “permisiva” de Dios es una mera tolerancia del mal. Uno no diría, por lo tanto, que Dios “quiere” el asesinato en masa o los pecados de todos los hombres. 

Tampoco quiere Dios en ningún sentido la existencia de religiones falsas, como lo afirma la Declaración Conjunta.

El buen obispo fue acosado por (Francisco) -un consumado schmoozer-, quien le dijo lo que quería escuchar, pero solo cuando el obispo lo había arrinconado. Sin embargo, sospecho que el obispo Schneider sabía muy bien que estaba siendo engañado, pero estaba explotando la capacidad de este papa -para hacer trampa- para extraer, al menos oralmente, algún tipo de corrección

Evidentemente, Francisco no creyó ni una palabra de lo que le dijo al obispo Schneider. Según informa LifeSiteNews, solo días después de la reunión del obispo Schneider el 1 de marzo con el Papa (aproximadamente el 18 de marzo), “la oficina del Vaticano para promover el diálogo interreligioso ha pedido a los profesores de las universidades católicas que den la ‘difusión más amplia posible'” a la Declaración Conjunta, sin corrección de su afirmación descaradamente herética de que Dios quiere la diversidad de religiones , lo que contradice su revelación e incluso los preceptos más básicos de la ley natural.

Peor aún, la carta del Consejo Pontificio para el Diálogo Interreligioso fue enviada a los profesores universitarios católicos en Roma con la Declaración Conjunta adjunta. El obispo Miguel Ayuso Guixot, secretario del Consejo Pontificio, solicitó específicamente a “profesores, sacerdotes y hermanas en las universidades que ‘faciliten la distribución, el estudio y la recepción’ del documento, y agregó que el Consejo Pontificio para el Diálogo Interreligioso ‘estará agradecido por cualquier iniciativa, en el marco de esta institución, que tenga como objetivo la difusión de este documento”.

Es decir, no solo el Papa Francisco ha duplicado su declaración herética, sino que también ha ordenado que se convierta en parte de un verdadero programa educativo que incorpore la idea de que Dios quiere, es decir, no solo permite, el mal de la existencia de Innumerables religiones falsas. Por cierto, la mentira de que Dios quiere la diversidad de las religiones no es la única herejía objetiva en la Declaración Conjunta.

Un teólogo dominico, que escribe de forma anónima por temor a represalias, apunta a la afirmación adicional del documento de que “a través de la fe en Dios … los creyentes están llamados a expresar esta fraternidad humana salvaguardando la creación y todo el universo y apoyando a todas las personas, especialmente a los más pobres y aquellos más necesitado “.

Como señala el teólogo:”La manera en que la Iglesia usa la frase ‘fe en Dios’, es incompatible con la que se emplea para significar:  ‘creer en cualquier tipo de supuesta revelación, incluso en una no cristiana … Fe, es la virtud sobrenatural a través de la cual Dios nos impulsa a aceptar lo que Él ha revelado a través de los profetas del Antiguo Testamento y los apóstoles del Nuevo Testamento, y sobre todo a través de Su Hijo.”Las personas que creen en las religiones no cristianas, por lo tanto, no lo hacen por fe, como lo señala la declaración Dominus Iesus 7, sino por algún tipo de opinión humana”.Y la opinión humana es precisamente lo que Francisco ha expresado en la Declaración Conjunta. Una opinión a la que, obviamente, continúa aferrándose a pesar de haber hablado con el obispo Schneider.

El obispo no merece más que elogios por su esfuerzo por obtener una corrección de la herejía de Francisco de parte de su autor, pero era demasiado esperar que éste se atuviera a lo que le dijo en privado, y mucho menos que lo declarara públicamente.. Habiendo obtenido la ventaja, Francisco rápidamente siguió adelante para continuar promoviendo lo que realmente piensa y lo que realmente quiere que todos crean.

Mientras tanto, como informa Life Site, el profesor de filosofía austriaco Joseph Seifert protesta acertadamente de que la declaración no solo no ha sido corregida sino que lo que ahora Fco. promueve agresivamente es la “herejía  de todas las herejías …” Y luego añade esta declaración explosiva:“Porque, ¿cómo podría Dios querer la contradicción con las verdades reveladas que también son simultáneamente deseadas por Él? 

Esta suposición convertiría a Dios en un lunático que viola el fundamento de toda razón, el principio de no contradicción, y que es un relativista monumental, o un Dios confundido que es indiferente a la cuestión de si las personas dan testimonio de la verdad o no. El profesor Seifert dijo que los católicos tienen el deber de defender la verdad católica. Según la ley natural, todos los sacerdotes, cardenales, obispos y laicos tienen el deber de pedir al Papa que rechace esta frase [sobre la diversidad de religiones queridas por Dios] o que renuncie como Papa “.

En los últimos cincuenta años, la Iglesia se ha visto afectada por una serie de decisiones papales que intentaron improvisadamente implementar una “apertura conciliar al mundo” imaginaria.

El resultado ha sido un desastre eclesial de época, que ahora incluso supera la crisis de los arrianos. Pero nunca hemos visto nada como el Papa Francisco. Uno se pregunta si hay alguien en el Vaticano, incluso en el círculo íntimo de Francisco, que todavía no reconozca, aunque sea internamente, que “el liderazgo del actual Papa se ha convertido en un peligro para la fe …”

Traducido por Religión  la Voz Libre
Anuncios