La Asociación Internacional de Exorcistas confirma que Arturo Sosa se ha apartado de la fe católica

bergoglio-arturo-sosa.jpg

Al afirmar que el diablo es solo una «realidad simbólica»

La Asociación Internacional de Exorcistas constata que el Prepósito General de la Compañía de Jesús se aparta de la fe católica

La Asociación Internacional de Exorcistas (AIE) ha publicado un comunicado por el que constata que las declaraciones del P. Arturo Sosa Abascal, Prepósito General de la Compañía de Jesús, sobre el diablo como mera «realidad simbólica» son contrarias al «magisterio ordinario y extraordinario solemne» de la Iglesia.


La posición de Abascal, por lo tanto, se coloca fuera del magisterio ordinario y extraordinario solemne.

25/08/19 12:46 PM

(InfoCatólica) El P. Sosa aseguró en una entrevista a la revista Tempi que «los símbolos son parte de la realidad, y el demonio existe como una realidad simbólica, no como una realidad personal».

No es la primera vez que el superior de los jesuitas hace una afirmación en ese sentido. A finales de mayo del 2017 declaró en una entrevista concedida al diario El Mundo que «hemos hecho figuras simbólicas, como el diablo, para expresar el mal».

La Associazione Internazionale Esorcisti [A.I.E.] ha hecho público un comunicado en el que asegura que «son necesarias algunas aclaraciones doctrinales a la luz del magisterio, incluso del actual pontífice».

En ese sentido, los exorcistas recuerdan que «el magisterio solemne expresado en el Cuarto Concilio de Letrán sobre los ángeles y los demonios implica una adhesión vinculante de la fe. La posición de Abascal, por lo tanto, se coloca fuera del magisterio ordinario y extraordinario solemne».

Sigue el comunicado:

La existencia real del demonio, como sujeto personal que piensa y actúa y que ha elegido la rebelión contra Dios, es una verdad de fe que siempre ha formado parte de la doctrina cristiana. Esta verdad es confirmada por un documento de la Congregación de la Fe, publicado por «L’Osservatore Romano» el 26 de junio de 1975 (ndr: el año de publicación fue el 1976).

Dicho texto de la Congregación para la Doctrina de la Fe afirma que la declaración del concilio de Letrán «se presenta como una afirmación incontrovertible de la conciencia cristiana: es este un punto importante del documento y no podía menos de serlo si se tiene en cuenta las circunstancias históricas.

«De hecho», constata la AIE, «se inserta en el símbolo de la fe, que el concilio propuso de nuevo a toda la Iglesia y, por lo tanto, pertenece a la regla universal de la fe. Además, esta enseñanza corresponde a toda la tradición de los Padres de la Iglesia y de los Papas».

El comunicado recuerda que según la enseñanza de Pablo VI, papa, el diablo «es el enemigo número uno, es el tentador por excelencia. Sabemos así que este ser oscuro y perturbador existe de verdad».

Asimismo, explican que el Papa Francisco «en diversas circunstancias ha reiterado con insistencia y fuertemente la realidad del demonio». Es el caso de su exhortación apostólica Gaudete et exultate, en la que abordar claramente «la temática demoniaca». El actual pontífice ha recordado que el camino a la santidad «es un combate permanente en el que se necesita fuerza y coraje para resistir las tentaciones del diablo».

La AIE cita otras ocasiones en las que Francisco ha dejado establecido muy claro que la fe católica lleva aparejada la creencia en la existencia de Satanás como ángel caído y no una mera realidad simbólica

Finalmente, la Asociación Internacional de Exorcistas concluye su comunicado recordando lo que declaró la Conferencia Episcopal Italiana en la presentación del nuevo rito para exorcismos, promulgado por la Santa Sede el 22 de noviembre de 1998:

«El discípulo de Cristo, a la luz del Evangelio y de la enseñanza de la Iglesia, cree que el Maligno y los demonios existen y actúan en la historia personal y comunitaria de los hombres. El Evangelio, de hecho, describe la obra de Jesús como una lucha contra Satanás. También la vida de sus discípulos comporta una batalla que ‘no es contra sangre y carne, sino contra principados, contra potestades, contra los gobernadores de este mundo de tinieblas, contra los espíritus del mal»


El heresiarca Bergoglio es igual de peligroso que Sosa.

1 Este impostor  recomendaba como exorcista a un hereje que en lugar de expulsar al diablo induce a las posesiones diabólicas. El “exorcista” favorito de Bergoglio en lugar de expulsar al demonio induce posesiones diabólicas.

Bergoglio en su astuta rebelión contra Dios y contra la doctrina católica ha logrando que la gente se tome el vaso de agua envenenado con las gotas mortales de la herejía. Jesucristo nos advirtió contra los falsos pastores que dicen una cosa y luego dicen otra contraria. Que Bergoglio utilice al diablo para amenazar y  avanzar en su discurso marxista no nos dice nada ya que igualmente ha hablado de Cristo y al mismo tiempo lo ha negado.

2 Bergoglio mismo ha destruido el dogma del Infierno

Bergoglio destruye el dogma del Infierno

3 Bergoglio pertenece a la misma corriente marxista herética de Sosa el hecho esta en que no lo ha excomulgado aunque sobre Sosa pesan previas acusaciones formales de herejía.

Bergoglio no actúa como papa, por el contrario, se niega a defender al rebaño contra la herejía de Arturo Sosa a pesar de que existe una acusación formal de herejía contra Sosa