Nuncio: Penitencia es necesaria después de los sacrilegios del coronavirus