Monseñor Livi: el Papa Francisco ha contratado a los “peores herejes”

monsenor Livi.PNG

Gloria.TV News

El Papa Francisco ha contratado a los “peores herejes”

La persecución de los católicos dentro de la Iglesia se está fortaleciendo de acuerdo con Monseñor Antonio Livi, un filósofo que sirvió como profesor y decano en la Universidad Lateranense Romana. Hablando con Gloria.tv, Livi señala que el Papa Francisco acusa de «herejía» a aquellos que son fieles a la doctrina y luchan contra la confusión. Livi agregó que el Papa Francisco ha puesto en la cima de la Iglesia a «los peores herejes» y que tiene sus encíclicas escritas por  «los peores herejes».

Los católicos son perseguidos en la Iglesia Católica

Según Livi, a los que profesan la fe católica integral a menudo se les prohíbe dar charlas, y sus publicaciones están ocultas en las librerías católicas: «Todos los medios católicos oficiales en Italia excluyen la sólida doctrina católica». Livi afirma además que se ha convertido en «habitual» despedir a los profesores de teología por ser «demasiado católicos».

expulsado por ser catolicos

El periódico de los obispos critica duramente a su colaborador de larga data

Como ejemplo, Livi cita a Avvenire, el diario de los obispos italianos que, «alberga y exalta a los peores traidores de la fe». Livi criticó  esto en Internet y fue atacado ferozmente por el jefe editor de Avvenire, Marco Taquinio, aunque Livi ha contribuido con Avvenire durante treinta años, en un momento en que Avvenire aún era católico.

avenire anti catolico

Apoyar al Papa Francisco es rentable

bergoglio servisita andrea-tornielliGloria.tv le preguntó a Livi cómo Andrea Tornielli, quien antes de la elección de Francisco defendía posiciones católicas, se convirtió de repente en el periodista de la corte de Francisco. Livi respondió que Tornielli y otros han elegido «la conveniencia» para convertirse en «propagandistas». Livi comentó que Tornielli se hizo rico con esta elección, mientras que Marco Tosatti, que estaba trabajando con él en el diario La Stampa, pero resistió la tentación de unirse al partido Bergoglio, ahora es pobre. Livi agrega: «Yo también soy pobre». La Universidad de Letrán se negó a pagar una pensión a Livi. Esto lo deja con una pensión estatal mínima.

Anuncio publicitario