62 clérigos y académicos católicos  acusan a Bergoglio  de herejía 

Correctio: Francisco ha sostenido siete posturas heréticas en referencia al matrimonio.

herejia

es.news 

62 clérigos y académicos: Francisco es un hereje

heresiarcas bergoglio lutero62 clérigos y académicos publicaron el domingo una corrección de 25 páginas al documento Amoris Laetitia del papa Francisco. Su título es “Una corrección filial respecto a la propagación de herejías”.

La carta declara que Francisco sostiene siete posiciones heréticas sobre el matrimonio, la vida moral y la recepción de los sacramentos. Para los firmantes está “más allá de toda duda razonable” que Francisco desea que los católicos interpreten pasajes controvertidos de Amoris Laetitia en una forma herética.

La carta denuncia la influencia de Martin Lutero en Francisco y resalta “el elogio explícito y sin precedentes dado por el papa Francisco al hereje alemán”. El usuario de Twitter “Rorate Caeli” ha sabido que no se pidió a los cardenales que firmaran la carta.

El firmante de la declaración que ocupa el rango más alto es monseñor Bernard Fellay, el superior general de la Fraternidad Sacerdotal de San Pío X. A muchos sacerdotes y profesores en actividad se les aconsejó que no firmaran la carta a causa del actual clima de persecución contra los católicos en el interior de la Iglesia


Bergoglio conjurando a pareja de adulterosLa Carta Afirma que Francisco, a través de su exhortación apostólica Amoris laetitia, como también por otras palabras, actos y omisiones que se le relacionan, ha sostenido siete posturas heréticas en referencia al matrimonio, la vida moral y la recepción de los sacramentos, y ha provocado que estas opiniones heréticas se propaguen en la Iglesia Católica. La Iglesia prohíbe la colaboración con los herejes castigando este delito de complicidad con la excomunión automática la carta también resalta el elogio sin precedente  de Bergoglio al heresiarca Lutero.


Obispo Schneider: “Dios necesita a los fieles laicos para proteger la fe en este tiempo de crisis” 

Apoyo del laicado católico para la corrección filial firmandoPara firmar la petición   ENLACE

Esta carta es un primer paso para resistir las herejías propagadas por Bergoglio pero el Magisterio de la Iglesia enseña que  un papa no puede ser un hereje.  Un hereje queda automáticamente excomulgado y quien no es miembro de la Iglesia no puede ser cabeza.

La carta lleva por nombre: ‘Correctio filialis de haeresibus propagatis’

Definición de heresiarca

m. Autor, propagador o instigador de una herejía o jefe de una secta herética.

Origen de la palabra: (proviene del latín tardío haeresiarcha, y a su vez este del griego αἱρεσιάρχης hairesiárchēs).

heresiarca
Origen de la palabra: (latín haeresiarcha, y éste del gr. de herejía, y ser el primero, mandar.)

Una exhortación apostólica pertenece al Magisterio infalible de la Iglesia y  la herética   Amoris Laetitia dirigida a toda la Iglesia demuestra que el seudo-Magisterio de Bergoglio es herético. Bergoglio no es papa porque ya se había desviado de la fe católica desde Argentina. Su herejía nos demuestra que Bergoglio no está siendo asistido por el Espiritu Santo sino por el espíritu del Anticristo que es el espíritu que conduce a la herejía.

Infalibilidad: El carisma por el que la “Sede de San Pedro (El Papa) siempre permanece libre de error alguno, según la divina promesa de nuestro Señor y Salvador al príncipe de sus discípulos: «Yo he rogado por ti para que tu fe no falle; y cuando hayas regresado fortalece a tus hermanos» (Pastor Aeternus; cf. Denzinger 3074).

Concilio dogmático  de Trento:  

Está excomulgado quién defiende públicamente que se puede comulgar en pecado

Can. 11. Si alguno dijere que la sola fe es preparación suficiente para recibir el sacramento de la Eucaristía [cf *1646]: sea anatema.
Y para que tan grande sacramento no sea recibido indignamente y, por ende, para muerte y condenación, el mismo santo Concilio establece y declara que aquéllos a quienes grave la conciencia de pecado mortal, por muy contritos que se consideren, deben necesariamente hacer previa confesión sacramental, habida facilidad de confesar.
Mas si alguno pretendiere enseñar, predicar o pertinazmente afirmar, o también públicamente disputando defender lo contrario, por el mismo hecho quede excomulgado [cf. *1647]. (Denzinger-Hünermann 1661. Julio III, Concilio de Trento, 13a sesión, 11 de octubre de 1551. Decreto sobre el Sacramento de la Eucaristía)

 

Magisterio de la Iglesia
3. Privación ipso facto de todo oficio eclesiástico por herejía

5. Excomunión ipso facto para los que favorezcan a herejes

6. Nulidad de todas las promociones o elevaciones de desviados en la Fe.
7. Los fieles no deben obedecer sino evitar a los desviados en la Fe.

Anuncios

Bergoglio persigue a los hijos espirituales del Padre Pío.

Franciscanos perseguidos por Bergoglio

San Francisco de Asís advirtió:
“Entonces, nuestra Regla y nuestra forma de vida serán violentamente combatidas por algunos, y vendrán terribles pruebas sobre nosotros”.

El Padre Stefano Manelli, hijo espiritual del Padre Pío, fundador de los Franciscanos de la Inmaculada, ha sido despiadadamente perseguido y silenciado por la secta herética bergogliana. Los Frailes Franciscanos de la Inmaculada son perseguidos por Bergoglio, porque no se acogieron a las “aperturas” liberales del Concilio Vat. ll, sino que regresaron a la rigurosidad del ideal franciscano.

sin misericordia franciscanos

Al inicio del Concilio Vaticano II decía el Padre Pío:“Ahora comienza la torre de Babel”

Y posteriormente afirmo: “Éste es un concilio que desconcilia”. En 1965 año en el cual concluía el Concilio, durante la euforia de una supuesta “nueva primavera para la Iglesia”, el Santo Padre Pío confío a uno de sus hijos espirituales que era una época de obscuridad en la que era necesario orar y hacer penitencia.

 

En contra del modernismo de los franciscanos ‘Capítulo especial’ y ‘nuevas Constituciones’ dijo: ‘¡No debemos desfigurarnos a nosotros mismos, no debemos desfigurarnos a nosotros mismos! ¡El Día del Juicio del Señor, San Francisco no nos reconocerá como sus hijos!’.”

secta heretica siguiendo a Bergoglio

santo padre pio

El 19 de marzo de 1913, el día de San José, el Padre Pío  escribió una carta destinada a su director espiritual , en la que el capuchino describe en detalle una de las visiones donde Jesús le reveló la apostasía del Clero, en la cual el mismo Señor Jesucristo le  llamó “carniceros” a varios sacerdotes y religiosos.

bergoglio hereje asesino de almasSan Pio prega per noi.

El aborto, la homosexualidad y la blasfemia contra Dios son los principales pecados que causan los terremotos.

La sociedad está en vísperas de las más terribles calamidades y los más grandes acontecimientos. Se verá obligada a ser gobernada por una vara de hierro y a beber el cáliz de la cólera de Dios.  Nuestra Señora  de la Salette.

 

terremoto mexico

Números 16:32
la tierra abrió su boca y se los tragó, con todas sus familias, así como a todos los hombres de Coré, con todos sus bienes.

Deuteronomio, 11: 6

1 Amarás a Yahveh tu Dios y guardarás siempre sus ritos, sus preceptos, normas y mandamientos. 2. Vosotros sabéis hoy – no vuestros hijos, que ni saben ni han visto la lección de Yahveh vuestro Dios, su grandeza, su mano fuerte y su tenso brazo -6 Lo que hizo con Datán y Abirón, hijos de Eliab el rubenita, cuando la tierra abrió su boca y los tragó en medio de todo Israel, con sus familias, sus tiendas y todos los que les seguían.

La anti doctrina de Bergoglio, el pecado de la homosexualidad y el crimen del aborto han contaminado la Tierra.

blasfemia de Bergoglio.png

“Si soportar las injurias que nos alcanzan personalmente (y respetar a las personas que las profieren) es un acto virtuoso, soportar las que atañen a Dios es el colmo de la impiedad” (Santo Tomás de Aquino)

9 Entonces el Señor le preguntó a Caín:
—¿Dónde está tu hermano Abel?
Y Caín contestó:
—No lo sé. ¿Acaso es mi obligación cuidar de él?
10 El Señor le dijo:
—¿Por qué has hecho esto? La sangre de tu hermano, que has derramado en la tierra, me pide a gritos que yo haga justicia. 11 Por eso, quedarás maldito y expulsado de la tierra que se ha bebido la sangre de tu hermano, a quien tú mataste. 12 Aunque trabajes la tierra, no volverá a darte sus frutos. Andarás vagando por el mundo, sin poder descansar jamás. Génesis 4

mexico-grieta-enorme

Catolicidad

22 de septiembre de 2017

MENSAJE URGENTE A LOS CATÓLICOS
aborto - terremoto
SI MOVEMOS MONTAÑAS PARA SALVAR UNA SOLA VIDA DEBAJO DE UN EDIFICIO DERRUMBADO, ¿POR QUÉ NO LAS MOVEMOS TAMBIÉN PARA EVITAR EL ASESINATO “LEGAL” DE MILES DE BEBÉS MEXICANOS INDEFENSOS EN LOS VIENTRES MATERNOS?
 
AYUDEMOS Y RECEMOS POR LOS AFECTADOS POR EL TEMBLOR, SERÁ DOBLE CARIDAD.
NO SE MUEVE LA HOJA DEL ÁRBOL SIN LA VOLUNTAD DE DIOS

Las coincidencias sí existen pero hay unas que no podemos llamar coincidencias… Si los últimos dos grandes terremotos que han tocado la Ciudad de México fueron justo el mismo día 19/09… a todos en el fondo de nuestros corazones nos parece demasiada coincidencia. ¿Por qué no mejor darle un sentido a este último terremoto? No se mueve hoja de árbol sin que Dios lo permita. Él mantiene su creación y a sus criaturas… Si en sus mensajes la Virgen, nos pide oración y conversión, para evitar este tipo de fenómenos que tanto nos hacen sufrir como país ¿por qué los mexicanos no nos volcamos en cadena de oración y desagravio por todos los pecados que hemos cometido como Nación, así como nos hemos volcado para ayudar a los afectados de este sismo?
 
Si somos un pueblo mayormente católico, si nos duele MÉXICO por lo que está pasando con estos terremotos y huracanes… ¿por qué no nos duele ese MÉXICO donde se han asesinado a más de 150,000 niños en el vientre de sus madres desde que se aprobó el aborto en la Ciudad de México? Si movemos montañas por salvar una solo vida debajo de un edificio derrumbado, ¿no podríamos también mover montañas para que se deje de asesinar a lo niños en el seno de sus madres? Los pecados de las naciones se pagan por las naciones, así que pidamos perdón por los nuestros y hagamos algo para que México cambie…
 
¡Virgen de Guadalupe cubre todo México con tu manto! ¡¡¡Dios mío, perdona nuestros pecados!!!
 
Hoy hemos recibido este llamado a todos los católicos, nos parece urgente su difusión:
 
DEL AZOTE DE LOS TERREMOTOS, ¡LÍBRANOS SEÑOR!
 
Sabemos que Dios ha creado las cosas buenas: “Vio Dios todo cuanto había hecho; y he aquí que estaba muy bien” (Génesis 1, 31). Entonces, ¿de dónde vienen los males, las enfermedades, los huracanes, los terremotos que ocasionan tantas víctimas? En este artículo propondremos dar brevemente la respuesta cristiana católica apoyándonos sobre la Sagrada Escritura, la enseñanza de los Santos -grandes conocedores de la Biblia- y la Liturgia de la Iglesia. En la conclusión daremos unos consejos para evitar estas catástrofes atrayendo sobre nosotros la protección de Dios todopoderoso y misericordioso.

EL PECADO ES LA CAUSA DEL TERREMOTO

-Lo dicen los santos:

La Fe Católica recibida del mismo Cristo-Dios, nos enseña que Dios creó al hombre justo y santo; hizo todas las cosas buenas, pero el pecado de Adán ha destruido el orden y la armonía en la creación por haber escuchado al demonio. Todos los males físicos y morales que hay en la humanidad son una consecuencia del pecado original que es fuente de todos los demás (1).

Temblor san juan Crisóstomo.jpgDios es el Creador y Señor de la naturaleza. Nada sucede en ella sin su conocimiento y permiso. Todas las criaturas están al servicio de su Creador que las utiliza para ayudar o castigar a los hombres según sus obras. Cuando hay muchos pecados Dios nos llama a la conversión mediante el terremoto, por ejemplo.

Aunque los incrédulos y mundanos digan muchas cosas secundarias, “queda bien claro, dice San Juan Crisóstomo, que el terremoto viene de los pecados, de la avaricia, de las injusticias, de las prevaricaciones, del orgullo, de la sensualidad y de la mentira”(2).

Ayer como hoy el pecado es pecado y el bien es bien; la verdad es verdad y la mentira es mentira. Dios no cambia; sus Mandamientos no cambian porque en Él “no hay mudanza ni sombra resultante de variación” (Santiago, 1, 17. Nuestro Señor Jesucristo lo afirma: “El cielo y la tierra pasarán, pero las palabras mías, no pasarán ciertamente” (San Mateo, 24, 35).

Hoy en día, muchísimas almas están viviendo en pecado mortal habitual, diciendo que “todo cambia”; que “cada uno puede hacer lo que quiere” en moral; vestirse como quiere, seguir la religión que quiere. Esto es un error grave, una ilusión del “demonio mentiroso y padre de la mentira” (San Juan, 8, 44).

Aprovechando la crisis en la Iglesia católica, hoy el demonio está engañando a las almas y a las sociedades. Debido a la profunda ignorancia religiosa actual, cada quien hace lo que quiere o inventa la supuesta iglesia que quiere sin tener ninguna cuenta del Creador. Sin embargo Dios, el Inmutable, nos advirtió mediante San Pablo: “¿No sabéis que los inicuos no heredarán el reino de Dios? No os hagáis ilusiones. Ni los fornicarios, ni los idólatras, ni los adúlteros, ni los afeminados, ni los sodomitas, ni los ladrones, ni los avaros, ni los borrachos, ni los maldicientes, ni los que viven de rapiña, heredarán el reino de Dios.” (I Corintios, 6, 9-11).

LOS QUE VIVEN ASÍ Y NO QUIEREN CONVERTIRSE, MANCHAN LA TIERRA Y PROVOCAN LA CÓLERA DE LA JUSTICIA DIVINA

-Lo dice la Liturgia:

¿Quién nos defiende contra esta cólera destructora? La Santa Misa, las oraciones de la Santa Madre Iglesia y de las almas santas.

La Iglesia en su Liturgia habla de la ira de Dios que hace estremecer la tierra. En caso de terremoto hay estas oraciones en el Misal tradicional: 

“Omnipotente y sempiterno Dios, que miras a la tierra y la haces estremecer, perdona a los que te temen, y sé propicio a los que te suplican; a fin de que, cuantos hemos sentido pavor de tu ira cuando sacude los fundamentos de la tierra, sintamos sin cesar, que tu bondad se ocupa en curar sus heridas. Por Nuestro Señor Jesucristo tu Hijo…”.

En la oración después de la comunión, la Iglesia afirma que la tierra tiembla “por nuestras iniquidades”:

 “Defiéndenos, Señor, te suplicamos, a los que recibimos tus santos misterios,[la santa comunión] y por una intervención sobrenatural, da firmeza a la tierra que vemos temblar por nuestras iniquidades; para que conozcan los corazones de los hombres que tales azotes provienen de tu indignación y cesan por tu misericordia. Por Nuestro Señor Jesucristo….”.

-Lo que dice la Biblia:

Así como en el pasado por los pecados de los judíos, Dios convirtió “a Jerusalén en montón de ruinas, en albergue de chacales,” (Jeremías, 9, 11), así hoy puede convertir nuestras ciudades en un montón de ruinas por nuestros pecados personales y públicos. En tiempo del diluvio “grande era la maldad del hombre sobre la tierra y todos los pensamientos de su corazón se dirigían únicamente al mal” (Génesis 6, 5). Dios limpió la tierra de esa maldad mediante el agua. Dios limpió también por el fuego a Sodoma y Gomorra, las ciudades pecadoras que por sus abominaciones se atrajeron sobre sí la cólera divina; no se compadeció tampoco de los que por sus pecados fueron exterminados. “Porque hay en Él misericordia y cólera; aguanta y perdona, mas sobre los impíos derrama su ira. Como es grande su misericordia así es severo su castigo, juzgará al hombre según sus obras.” (Eclesiástico, 16, 9-13).

Los hombres antiguos no tenían ni la experiencia ni los ejemplos que nosotros tenemos. Los del diluvio no sabían. Nosotros sí, sabemos que Dios castiga a los pecadores no solamente en el infierno sino a veces en esta tierra. Los hombres del diluvio no empezaron a creer lo que decía Dios hasta que empezó el cataclismo pero ya era muy tarde. Los habitantes de Sodoma y Gomorra creyeron en la amenaza cuando ya era inútil. ¿Y nosotros hasta cuándo cesaremos de ofender a Dios?

¿PARA QUÉ PERMITE DIOS EL TERREMOTO?

Para que los hombres vean que son criaturas y se corrijan. Dice San Juan Crisóstomo:

“Durante este breve tiempo del terremoto ¿habéis visto cuán frágil es el género humano? Mientras sucedía el terremoto yo pensaba: ¿En dónde están ahora las rapiñas? ¿En dónde la avaricia? ¿En dónde las tiranías? ¿En dónde el orgullo? ¿En dónde el poder de los magistrados? ¿En dónde el despojo de los pobres? ¿En dónde las altiveces de los ricos? ¿En dónde las amenazas? ¿En dónde los temores? ¡Un instante de tiempo desgarró todo eso con mayor facilidad que una tela de araña! ¡Todo lo destruyó! ¡Solamente se escuchaba el llanto de la ciudad, y todos corrían hacia la iglesia!“Pensad, ¡qué habríamos hecho si Dios hubiera querido arruinar todo por completo! Digo estas cosas para que permanezca perpetuamente el temor por lo que ha sucedido y robustezca vuestras mentes. Dios sacudió la ciudad pero no la arruinó; si hubiera querido arruinarla no la habría solamente sacudido. Pero no lo intentaba, precedió, a la manera de un pregonero, el terremoto, anunciando a todos de antemano la ira de Dios, a fin de que mejorados escapemos, por el temor del castigo que en realidad se nos iba a aplicar. Del mismo modo procedió el Señor con los habitantes de Nínive: ‘¡Aún tres días y Nínive será destruida! (Jonás 3,4) ¿Por qué no la destruyes? Pues la amenazas con la destrucción. ¿Por qué no la destruyes? ¡Porque no quiero su destrucción por eso la amenazo! Entonces ¿para qué se lo dices? ¡Para no tener que hacer lo que digo! ¡Precede el anuncio para que se evite la obra!’. ‘¡Aún tres días y Nínive será destruida!’ decía entonces el profeta Jonás. Ahora en cambio lo claman los muros. (…) En un breve instante Dios sacudió la mente y el ánimo de cada uno, de manera que los fundamentos mismos del corazón se conmovieron. Pero sabemos que Dios no quiere la muerte del pecador, sino más bien que se convierta y viva (3) (Ezequiel, 30, 11).

Mediante el terremoto, Dios nos llama a la conversión. En la Santa Misa en la oración de la secreta se reza: 

“Oh Dios que has fundado la tierra sobre sus bases; acoge las ofrendas y plegarias de tu pueblo; y alejados completamente los peligros de este temblor de tierra, cambia los terrores de tu divina cólera en remedios para la salvación de los hombres; a fin de que, los que están hechos de tierra y han de convertirse en tierra, se alegran de hacerse, por una santa vida, ciudadanos del cielo. Por Nuestro Señor Jesucristo…”.

En 1852, en Santiago de Cuba hubo unos terribles terremotos, de ellos escribe San Antonio María Claret (4):

“Prediqué una misión, exhortando a la penitencia, diciéndoles [al pueblo y a las autoridades] que Dios había hecho lo mismo que una madre que tiene un hijo muy dormilón, que le menea el catre para que se despierte y se levante, y que si esto no sirve, le castiga el cuerpo. Que lo mismo hace Dios con aquellos hijos pecadores aletargados: ahora les ha movido el catre, la cama, la casa, y, si aún no se despiertan, pasará a castigarles el cuerpo con la peste o cólera, pues me lo dio a conocer Dios Nuestro Señor. Algunos del auditorio lo tomaron muy a mal y murmuraban de mí, y he aquí que apenas había transcurrido un mes, cuando se manifestó el cólera de una manera espantosa; hubo calle en que en menos de dos días se murieron todos sus habitantes .(…).
“Muchísimos, por los temblores y pestes, se confesaron, que no se habían confesado en la santa misión”.

El que está en pecado mortal está en el borde del infierno y puede, en cualquier momento, caer en el fuego eterno. El terremoto, la peste y las pruebas de la vida nos hacen pensar en las postrimerías para arrancarnos al riesgo de la condenación eterna.

 infierno prueba 1.gif

A DIOS ROGANDO___

CONCLUSIÓN: ¿QUÉ HACER?

-Para evitar futuros castigos y terremotos:

Para alejar de nosotros el castigo que merecen nuestros pecados debemos rezar cada día las oraciones de la mañana y de la noche, rezar antes y después de la comida, rezar nuestro Santo Rosario, escuchar Misa cada domingo y días de guardar, confesarnos y comulgar regularmente en estado de gracia y ¡jamás en pecado mortal!, ser justo con todos, no odiar ni criticar a nadie, vestirnos cristianamente en la calle y en la casa, no aceptar ningún programa que quebranta la Ley de Dios en nuestra casa, sacar de nuestras familias el instrumento corruptor y causa de muchos vicios, hacer penitencia por nuestros pecados pasados, leer la vida y las obras de los santos para saber lo que es ser católico y tener modelos que imitar.

Vivamos cristianamente y podremos decir con toda seguridad: “De la muerte súbita e improvista, del rayo y de la tempestad, de la peste, de la hambre y de la guerra, del azote de terremotos y de la muerte eterna líbranos Señor (5)”.
 

Padre Michel Boniface

BIBLIOGRAFIA

1 Enrique Denzinger, El magisterio de la Iglesia, Barcelona, Ed. Herder, 1963, p. 225, n° 787-792 (Decreto sobre el pecado original del Concilio de Trento)
2 San Juan Crisóstomo, Obras Completas, Homilía sexta acerca de Lázaro y el rico, y sobre el terremoto. México, Ed. Jus, tomo 2, p. 143.
3 San Juan Crisóstomo, Obras Completas, Homilía sexta p. 143.
4 San Antonio María Claret, Escritos autobiográficos, Madrid, Ed. B.A.C. 1981,n° 532-536, p.301.
5 Letanías de los santos en Dom Gaspar Lefebvre, Misal diario y vesperal.


*Nota este articulo no lo menciona pero tenemos la grave obligación de decirlo que debemos denunciar el pecado y la apostasía como San Juan el Bautista y estar dispuestos incluso al martirio por defender los sacramentos y la ley de Dios que está siendo pisoteada por los apostatas que usurpan actualmente la jerarquía.

Capture.JPG

1 Timoteo 5:20 A los que siguen pecando, debes reprenderlos delante de todos, para que los demás tengan temor.

Como advirtió el Papa San León Magno:
“Quien ve a otro en error, y no se esfuerza por corregirlo, testifica contra si mismo pues el mismo se convierte en error.”


Apocalipsis 12:16
Pero la tierra ayudó a la mujer, y la tierra abrió su boca y tragó el río que el dragón había arrojado de su boca.

Pero la tierra vino en auxilio de la Mujer: abrió la tierra su boca y tragó el río vomitado de las fauces del Dragón.
mexico arrepientete cristo viene.jpgperdonanos Senorguadalupe virgen ninos

Bergoglio le dio la bienvenida al jefe del grupo musulmán vinculado a la financiación del terrorismo yihadista y a los ataques de 911.

bergoglio reverenciando al islam.JPG

Jihad Watch

21 de septiembre de 2017 3:02 pm Por Robert Spencer

“Dr. Muhammad bin Abdul Karim Al-Issa … expresó el aprecio del mundo musulmán por las “posturas justas” del papa respecto a ‘las falsas afirmaciones que vinculan el extremismo y la violencia al Islam’, así como por su insistencia en que el extremismo no es distintivo del Islam, sino que se encuentra entre los seguidores de todas las religiones.”

En otras palabras, agradeció al Papa por disimular sobre la ideología motivadora del terror de la yihad, que su grupo ha sido acusado de financiar, y por difamar a otras religiones en un esfuerzo por blanquear el Islam.vende islam.png

“A pesar de la oposición oficial del grupo a la violencia y el terrorismo y su búsqueda del diálogo intercultural, ha sido objeto de varias investigaciones en curso contra el terrorismo en Estados Unidos relacionadas con Hamas, Al Qaeda y otros grupos terroristas..”

Capture

¿Se ha reunido el Papa con alguno de los cristianos sobrevivientes de la persecución musulmana?

Permítanme ser claro: no me opongo al encuentro del Papa con este hombre. Después de todo, Jesús era amigo de recaudadores de impuestos y pecadores. Pero la reunión parece haber sido una sesión inútil sensiblera: “los dos hombres intercambiaron puntos de vista sobre una serie de ‘temas de interés común’ incluyendo paz y armonía global y discutieron la cooperación en asuntos de la coexistencia pacífica y de la difusión del amor “.

La propagación del amor. Sí, eso es lo que trata la Liga Mundial Musulmana.

“Déjalos; son guías ciegos. Y si un ciego guiare a un ciego, ambos caerán en el hoyo.” (Mateo 15:14)

Impostura de la dictadura Bergogliana.

cismaticos dubia

Mons. Athanasius Schneider, obispo de Kazajistán nos recuerdan bien lo que es una tiranía:
“Cuando, en una iglesia, llegamos al punto en el que los fieles, sacerdotes y obispos tienen miedo de decir algo, como en una dictadura, esta no es la Iglesia”.
El déspota que se toma  el poder por medio de la astucia y del engaño, maestro de intrigas y de rostro  adusto que describe el profeta Daniel (Cf. Daniel 8:23, Daniel 8:11, Daniel 11:36)
Rey Altivo, déspota, ensoberbecido, hábil maestro del engaño: »”Cuando el dominio de estos reinos llegue a su fin y las maldades hayan llegado al colmo, un rey insolente (altivo de rostro) y astuto (entendido en enigmas) ocupará el poder. (Daniel 8:23)
 
despota bergoglio
SchneiderObispo Schneider: “Dios necesita a los fieles laicos para proteger la fe en este tiempo de crisis”.
El Obispo Schneider ha pedido  que Bergoglio emita una “interpretación auténtica” y que declare el “principio del Magisterio infalible” en el tema de los adúlteros que no pueden recibir la Santa Comunión, – Reprensión de Amoris Laetitia!:
“Permitir que reciban la comunión las parejas que viven en (pecado mortal) reservada únicamente a las parejas casadas en un matrimonio válido, sería equivalente a la usurpación del poder (divino), que no pertenece a ninguna autoridad humana y sería ejercida cuando alguno trata con pretensión de corregir la misma Palabra de Dios.”
tirano bergoglio
La Dra. Maike Hickson, de OnePeterFive entrevistó al obispo Schneider es Obispo Auxiliar en la Arquidiócesis de Astana, Kazajstán, sobre el Prof. Seifert,el Card. Caffarra y el Deber de Resistir.
Maike Hickson (MH) : Usted ha firmado, junto con el profesor Josef Seifert (entre muchos otros), la Apelación Filial que confirma la enseñanza tradicional de la Iglesia sobre el matrimonio. El profesor Seifert ha sido removido por su arzobispo español de su cátedra Dietrich von Hildebrand en la Academia Internacional de Filosofía de Granada, España, con la referencia explícita a su crítica de ciertas afirmaciones contenidas en Amoris Laetitia. ¿Podríamos pedirle su respuesta a esta medida punitiva, que se justificaba con el argumento de que el profesor Seifert estaba socavando la unidad de la Iglesia Católica y estaba confundiendo a los fieles?

Obispo Athanasius Schneider (BAS): El profesor Josef Seifert ha hecho un acto urgente y muy meritorio al formular preguntas críticas públicas y respetuosas sobre algunas afirmaciones evidentemente ambiguas en el documento papal Amoris Laetitia , considerando que estas afirmaciones están causando una anarquía moral y disciplinaria en la vida de la Iglesia, una anarquía que está bajo los ojos de todos y que nadie que todavía usa su propia razón y tiene verdadera fe y honestidad puede negar. La medida punitiva contra el profesor Seifert en nombre de un titular de una oficina eclesiástica no sólo es injusta, sino que representa en última instancia un escape a la verdad, un rechazo de un debate objetivo y de un diálogo, al mismo tiempo que se proclama la cultura del diálogo como un mayor prioridad en la vida de la Iglesia de nuestros días. Tal comportamiento clerical contra un verdadero intelectual católico, como el profesor Seifert, me recuerda las palabras con las cuales San Basilio el Grande describió una situación análoga en el siglo IV, cuando los clérigos arrianos invadieron y ocuparon la mayoría de las sedes episcopales: una ofensa ahora es castigada vigorosamente, una observación exacta de las tradiciones de nuestros padres. Por esta causa los piadosos son expulsados de sus países y transportados a los desiertos. Los religiosos guardan silencio, pero toda lengua blasfema se suelta “(Ep 243).

destructor bergoglio

MH: Cuando hablamos de la unidad de la Iglesia: ¿cuál es la base de la unidad? ¿Debemos sacrificar todo debate razonado y prudente sobre asuntos de Fe y Doctrina, si hay enseñanzas diferentes e inconmensurables, para no causar una posible fisura dentro de la Iglesia?

BAS: La base de la auténtica unidad de la Iglesia es la verdad. La Iglesia es en su misma naturaleza “la columna y el fundamento de la verdad” (1 Timoteo 3: 15). Este principio ha sido válido desde la época de los Apóstoles y es un criterio objetivo para esta unidad: significa “la verdad del Evangelio” (cf Gálatas 2: 5.14). El Papa Juan Pablo II dijo: “Más allá de la unidad en el amor, la unidad en la verdad es siempre urgente para nosotros” ( Discurso a la Tercera Conferencia General del Episcopado Latinoamericano , Puebla, 28 de enero de 1979). San Ireneo enseñó: “La Iglesia cree las verdades de la Fe como si tuviera una sola alma y un mismo corazón, y las proclama, las enseña y las entrega con perfecta armonía, como si ella poseía una sola boca “(Adv. haer., I, 10, 2 ). En el principio mismo de la Iglesia, Dios nos mostró la obligación de defender la verdad, cuando está en peligro de ser deformado en nombre de cualquier miembro de la Iglesia, aun cuando esto se haga en nombre del Pastor Supremo de la Iglesia, como sucedió con San Pedro en Antioquía (Gálatas 2: 14). Este principio de corrección fraterna dentro de la Iglesia era válido en todo momento, incluso hacia el Papa, y por lo tanto debe ser válido en nuestros tiempos también. Desgraciadamente, cualquiera que en nuestros días se atreva a decir la verdad -aún cuando lo hace con respeto a los pastores de la Iglesia- se clasifica como un enemigo de la unidad, como también sucedió a San Pablo; pues había declarado: “Me he convertido en tu enemigo simplemente por decirte la verdad” (Gálatas 4: 16).

MH: Muchos prelados han permanecido silenciosos en el pasado reciente por temor a causar un cisma en la Iglesia al hacer públicamente preguntas o plantear objeciones al Papa Francisco con respecto a su enseñanza sobre el matrimonio. ¿Qué les dirías de su elección del silencio?

BAS: En primer lugar, debemos tener en cuenta que el Papa es el primer servidor de la Iglesia ( servus servorum ). Es el primero que tiene que obedecer de manera ejemplar todas las verdades del inmutable y constante Magisterio, porque es sólo un administrador y no un propietario de las verdades católicas que ha recibido de todos sus predecesores. El Papa nunca debe comportarse con las verdades constantemente transmitidas y la disciplina refiriéndose a ellas como si fuera un monarca absoluto, diciendo “Yo soy la Iglesia” (análogamente al rey francés Louis XIV: “L’état c’est moi “). El Papa Benedicto XVI ha formulado la cuestión con acierto: “El Papa no es un monarca absoluto cuyos pensamientos y deseos son ley. Por el contrario: el ministerio del Papa es una garantía de obediencia a Cristo y a su Palabra. No debe proclamar sus propias ideas, sino unir constantemente a sí mismo y a la Iglesia a la obediencia a la Palabra de Dios, ante cualquier intento de adaptarla o diluirla, y toda forma de oportunismo “ (Homilía del 7 de mayo de 2005). ). Los obispos no son empleados del Papa, sino divinamente constituidos colegas del Papa, aunque jurisdiccionalmente subordinados a él, pero aún así colegas y hermanos. Cuando el Papa mismo tolera una amplia difusión de errores evidentes de la fe y de graves abusos de los sacramentos (como la admisión de los adúlteros no arrepentidos a los sacramentos), los obispos no deben comportarse como empleados serviles envolviéndose en silencio. Tal actitud demostraría indiferencia hacia la grave responsabilidad del ministerio petrino y contradiría la naturaleza muy colegial del episcopado y el auténtico amor por el Sucesor de Pedro. Hay que recordar las palabras de San Hilario de Poitiers, que habló en tiempos de la confusión doctrinal general del siglo IV: “Hoy, bajo el pretexto de una piedad falsa, bajo la apariencia engañosa de una predicación de la Evangelio, algunas personas están tratando de negar al Señor Jesús. Digo la verdad, para que la causa de la confusión que estamos sufriendo sea conocida por todos. No puedo callar “( Contra Auxentium , 1, 4).

MH: Volvamos a la crítica educada de Amoris Laetitia por el profesor Seifert. En su nuevo artículo de agosto de 2017, plantea la cuestión de si la afirmación de que las parejas a veces divorciadas y “casadas de nuevo” podría tener que mantener relaciones sexuales por el bien de los hijos de ese nuevo vínculo no conduce realmente a la conclusión de que no hay absolutos morales; es decir, que muchos pecados mortales podrían, en ciertas situaciones, resultar ya no pecaminosos a los ojos de Dios. El profesor Seifert considera que esta lógica es potencialmente una “bomba atómica moral” que conducirá al relativismo moral. ¿Estaría de acuerdo con él aquí?

BAS: Estoy completamente de acuerdo con el profesor Seifert sobre este punto, y recomiendo encarecidamente que otros también lean su artículo magistral, titulado “¿La lógica pura amenaza con destruir toda la doctrina moral de la Iglesia Católica?”. El obispo Rudolf Graber de Ratisbona escribió en 1973 en su libro “Atanasio y la Iglesia de nuestros días”: “Lo que sucedió hace 1600 años se repite hoy, pero con dos o tres diferencias: Alejandría es hoy la Iglesia universal, la estabilidad de que está siendo sacudido, y lo que se emprendió en ese momento por medio de la fuerza física y la crueldad se está transfiriendo ahora a un nivel diferente. El exilio es reemplazado por el destierro en el silencio de ser ignorado, matando por el asesinato del carácter. “Esta descripción es también aplicable al caso actual del profesor Seifert.
MH: Habiéndose crecido en un país totalitario, ¿cuáles son sus propias consideraciones sobre la libertad académica en España cuando un profesor de renombre internacional puede ser retirado de sus cargos académicos simplemente por haber planteado preguntas, preguntas cortas sobre un documento papal y por haber señalado a los posibles peligros de algunas de sus declaraciones?

BAS: Durante décadas se convirtió dentro de la Iglesia políticamente correcta y “buenos modales” para proclamar y promover prácticamente la libertad del discurso teológico, el debate y la investigación, para que la libertad de pensar y hablar se convirtiera en un eslogan. Al mismo tiempo, se puede observar la paradoja de que esta misma libertad se niega a aquellos en la Iglesia que en nuestros días levantan sus voces con respeto y cortesía en defensa de la verdad. Esta situación extraña me recuerda a una canción famosa que tuve que cantar en la escuela comunista en mi infancia, y cuyo texto era, como sigue: “La Unión Soviética es mi patria amada, y no conozco otro país en el mundo donde el hombre puede respirar tan libremente “.

MH: ¿Podría decirnos alguna palabra que el Cardenal Carlo Caffarra le haya relatado personalmente con respecto a nuestra actual crisis de la Iglesia, sus palabras que podrían constituir en parte una especie de legado?

BAS: Hablé sólo dos veces con el Cardenal Caffarra. Incluso esas cortas reuniones y conversaciones con el cardenal Caffarra me han dejado profundas impresiones. Vi en él un verdadero hombre de Dios, un hombre de fe, de la visión sobrenatural. Noté en él un profundo amor por la verdad. Cuando hablé con él sobre la necesidad de que los obispos elevaran sus voces en vista del ataque generalizado contra la indisolubilidad del matrimonio y la santidad de los vínculos sacramentales del matrimonio, dijo: “Cuando los obispos hacemos esto, debemos temer a nadie y nada, porque no tenemos nada que perder. “Una vez le dije a una católica muy creyente y altamente inteligente de los Estados Unidos, la frase usada por el cardenal Caffarra, a saber, que los obispos no tenemos nada que perder cuando decimos la verdad. A esto ella pronunció estas inolvidables palabras: “Perderás todo cuando no hagas esto”.

MH: ¿Considera usted justificado que otros cardenales -como el Cardenal Christoph Schönborn o el Cardenal Óscar Rodrígez Maradiaga- hayan reprendido a los cuatro cardenales por haber publicado alguna vez el dubia?

BAS: La formulación y publicación de la dubia en nombre de los cuatro Cardenales fue un acto altamente meritorio y, en cierto sentido, también histórico, que honra verdaderamente al Sacro Colegio de Cardenales. En la situación actual, la indisolubilidad y la santidad del matrimonio sacramental están siendo socavadas y, en la práctica, negadas por la admisión normativa de los adúlteros no arrepentidos a los sacramentos, banalizando y profanando también los sacramentos del matrimonio, la penitencia y la eucaristía. Lo que está en juego es en última instancia la validez de los Mandamientos divinos y de toda la ley moral, como lo ha afirmado acertadamente el Profesor Seifert en su artículo antes mencionado, y por el cual fue gravemente castigado. Podemos comparar esta situación con un barco en un mar tempestuoso, en el que el capitán ignora los peligros evidentes, mientras que la mayoría de sus oficiales se encierran en silencio diciendo: “Todo está bien en el barco que se hunde”. situación que una pequeña parte de los oficiales del buque luego levantan sus voces por el bien de la seguridad de todos los pasajeros, que son grotescamente así como injustamente criticado por sus colegas como amotinados o como spoilsports. Incluso si el capitán encuentra las voces de los pocos oficiales en el momento inquietante, reconocerá con gratitud su ayuda más adelante, cuando tendrá que enfrentar el peligro, mirarlo en la cara y cuando aparezca una vez frente a la Divina Juez. Y así también estarán agradecidos, tanto los pasajeros como la Historia, cuando el peligro haya pasado. El acto valiente y los nombres de esos pocos oficiales serán recordados como verdaderamente desinteresados y heroicos; pero seguramente no aquellos oficiales que, por ignorancia, por oportunismo o por servilismo, se enredaron en silencio o incluso absurdamente criticaron a aquellos que tomaban medidas de salvamento en aquella nave que se hundía. Esto corresponde de alguna manera a la situación actual en torno a la dubia de los Cuatro Cardenales. Hay que recordar lo que San Basilio observó durante la crisis arriana: “Los hombres en autoridad tienen miedo de hablar, porque los que han alcanzado el poder por interés humano son esclavos de aquellos a quienes deben su ascenso. Y ahora la reivindicación misma de la ortodoxia se ve en algunos sectores como una oportunidad para el ataque mutuo; y los hombres ocultan su mala voluntad privada y pretenden que su hostilidad es todo por el bien de la verdad. Mientras tanto, los incrédulos se ríen; los hombres de fe débil se sacuden; la fe es incierta; las almas están empapadas en la ignorancia, porque los adulteradores de la palabra imitan la verdad. Los mejores de los laicos evitan a las iglesias como escuelas de impiedad y levantan sus manos en los desiertos con suspiros y lágrimas a su Señor en el cielo. La fe de los Padres hemos recibido; que la fe que conocemos está sellada con las marcas de los Apóstoles; a esa fe que asentimos, así como a todo lo que en el pasado fue promulgado canónicamente y legalmente “(Ep 92,2).

MH: Ahora que sólo quedan dos cardenales dubia -después de la muerte del cardenal Carlo Caffarra y del cardenal Joachim Meisner-, ¿cuáles son sus propias esperanzas con respecto a otros cardenales que podrían ahora entrar y llenar el vacío?

BAS: Espero y deseo que más cardenales, como los oficiales de esa nave en un mar de asalto, unan ahora sus voces a las voces de los Cuatro Cardenales, independientemente de la alabanza o la culpa.

MH: En general, ¿qué deben hacer los católicos-laicos o clérigos- si se les presiona para que acepten ciertos aspectos controvertidos de Amoris Laetitia, por ejemplo con respecto a los divorciados “casados de nuevo” y su acceso posiblemente permitido a los Sacramentos? ¿Qué pasa con aquellos sacerdotes que se niegan a dar la Santa Comunión a estas parejas “casadas de nuevo”? ¿Qué pasa con los profesores laicos católicos que están siendo amenazados con la remoción de sus puestos de enseñanza debido a su crítica real o percibida de Amoris Laetitia? ¿Qué podemos hacer todos ahora cuando nos enfrentamos, en nuestras conciencias, con las alternativas, ya sea para traicionar la enseñanza de Nuestro Señor, o para entrar en una resuelta desobediencia hacia nuestros superiores?

BAS: Cuando los sacerdotes y los laicos permanecen fieles a la inmutable y constante enseñanza y práctica de toda la Iglesia, están en comunión con todos los Papas, obispos ortodoxos y santos de los dos mil años, estando en comunión especial con san Juan el Bautista, Santo Tomás, San Juan Fisher y con los innumerables cónyuges abandonados que permanecieron fieles a sus votos matrimoniales, aceptando una vida de continencia para no ofender a Dios. La voz constante en el mismo sentido y significado ( eodem sensu eademque sententia ) y la práctica correspondiente de dos mil años son más poderosas y más seguras que la voz discordante y la práctica de admitir a los adúlteros no arrepentidos a la Santa Comunión, incluso si esta práctica es promovida por un único Papa o los obispos diocesanos. En este caso tenemos que seguir la constante enseñanza y práctica de la Iglesia, porque aquí funciona la verdadera tradición, la “democracia del fallecido”, significa la voz mayoritaria de aquellos que nos han precedido. San Agustín respondió a la errónea y no tradicional práctica donatistana del re-bautismo y la re-ordenación, afirmando que la práctica constante e inmutable de la Iglesia desde los tiempos de los Apóstoles corresponde al juicio seguro del mundo entero: derecho “, es decir,” Securus judicat orbis terrarum “( Contra Parmenianum III, 24). Significa que toda la tradición católica juzga seguramente y con certeza contra una práctica fabricada y de corta vida que, en un punto importante, contradice todo el Magisterio de todos los tiempos. Aquellos sacerdotes, que ahora serían forzados por sus superiores a dar la Santa Comunión a los adúlteros públicos y no arrepentidos oa otros pecadores notorios y públicos, les responderán con una santa convicción: “Nuestra conducta es la conducta de todo el mundo católico a lo largo de dos mil años “:” El mundo entero juzga a la derecha”,” Securus judicat orbis terrarum “! El Beato Juan Henry Newman dijo en la Apologia pro sua vita : “El juicio deliberado, en el que toda la Iglesia descansa y consiente, es una prescripción infalible y una sentencia final contra una novedad temporal”. fieles deben decir a sus superiores eclesiásticos y obispos, así como deben decir con amor y respeto al Papa lo que San Pablo una vez dijo: “Porque no podemos hacer nada en contra de la verdad, sino sólo por la verdad. Porque nos alegramos cuando somos débiles y fuertes. Tu renovación y restauración es por lo que oramos “(2 Corintios 13: 8).


Noticias relacionadas
Los peones de Bergoglio” por De la Cigoña
Estilo autocrático de Bergoglio

‘El hombre es estúpido’ Bergoglio insulta y JUZGA a quienes niegan la estafa del cambio climático.

Bergoglio: ‘El hombre es estúpido’  “La historia Juzgará a los negadores del cambio climático.”

bergoglio agenda climate change.JPG

Bergoglio tiene fe en el cambio climático:

Noticias de Gloria.TV:

En el avión que regresaba de Colombia, Francisco declaró enfáticamente su fe en el cambio climático durante un encuentro con periodistas. Cita: “Pregunte a los estudiosos del clima y verán que dicen que el calentamiento del planeta es la culpa de los hombres. Los hombres son estúpidos.” El Vaticanista italiano Aldo Maria Valli fue y le preguntó a 17 eruditos. Su conclusión, “Por mucho que uno lo pueda intentar, uno no encuentra a dos eruditos que estén de acuerdo el uno con el otro.” Valli concluye, “No sé a qué científicos Francisco se está refiriendo”.


Noticia relacionada:

Científicos veteranos de la NASA advierten del error a Francisco

 

 

Bergoglio blasfemó contra el Espíritu Santo y negó los dogmas marianos en Villavicencio.

Capture

La Blasfemia de Bergoglio en Villavicencio “Por las venas de Jesús corre sangre pagana” equivale a decir que Jesús heredó en su sangre el Pecado original, lo que es una blasfemia contra el Espíritu Santo y una negación de los dogmas marianos.

  • San Agustín, in Ioannem, tract. 10
Aunque el Señor tomó su cuerpo de la descendencia de Adán, no tomó su pecado; de él tomó el templo de su cuerpo, pero no la maldad, que había de arrojar de ese templo. (Catena Aurea Santo Tomas de Aquino – Jn 2,18-22 -)
  • Orígenes
Llamó al Señor fruto del vientre de la Madre de Dios porque no procedió de varón, sino sólo de María, pues los que tomaron la sustancia de sus padres, fruto son de ellos. (Catena Aurea)
  • Griego

Sólo este fruto es bendito, porque se produce sin varón y sin pecado. (Catena Aurea)

  • San Agustín:
“Todos los errores de los herejes acerca de Jesucristo pueden reducirse a tres clases: los concernientes a su divinidad, a su humanidad, o a ambas a la vez”.(Quaestiones evangeliorum, 5,45)
 
Antes de proferir la Blasfemia Bergoglio se inclinó  ante los indios paganos en Villavicencio Colombia.  Bergoglio torció el Evangelio de San Mateo dándole un enfoque de lucha de clases marxista. – liberacionista (mujer, indígenas, tierra)
 https://youtu.be/4ijTa6BiXHE?t=1h11m10s
bergoglio rindiendole culto a los indios paganos.gif

AMARAS AL SEÑOR TU DIOS Y SÓLO A EL RENDIRÁS CULTO.

San Mateo describe la genealogía de Jesús según la LEY no según la SANGRE y san Lucas menciona una genealogía de modo ASCENDENTE según el bautismo:
Orígenes, in Lucam, 28 (Catena Aurea Lucas 3:23)
Después de haber dicho que el Señor fue bautizado, expone su genealogía, no descendiendo de los superiores a los inferiores, sino subiendo desde Jesucristo hasta Dios; por lo que dice: “Y el mismo Jesús comenzaba”, etc. Se dice que empezó entonces, cuando fue bautizado y recibió el misterio de la segunda generación, a fin de que tú destruyas también la primera natividad, y nazcas en la segunda generación.

Nosotros heredamos el Pecado original pero no el Paganismo un pagano se hace no hace no se hereda por la Sangre por eso   la Catena Aurea de Santo Tomas de Aquino explica el caso de Ruth que renegó del Paganismo para adorar al Dios Verdadero:

  • Pseudo-Crisóstomo, opus imperfectum super Matthaeum, hom. 1 ( Catena Aurea, Santo Tomás de Aquino)

He creído superfluo exponer cómo Booz tomó por mujer a una moabita, Rut, sabiendo todos lo que la Escritura dice sobre éstos (en el libro de Rut). Sólo diré que Rut, en premio de su fe, se casó con Booz, porque renegó de los dioses de sus padres y adoró al Dios vivo. Booz, recompensando esta fe, la recibió por mujer para que de tal unión santificada naciese la descendencia real.

 

  • Teofilacto
Era también conveniente que desapareciese el culto de muchos dioses por medio de Jesucristo, y que sólo fuese adorado el único Dios.

 

  • San Hilario, in Matthaeum, 12

¿Qué cosa hay tan imperdonable como el negar en Cristo lo que es de Dios y quitarle la sustancia del Espíritu de su Padre, habiendo El consumado todas sus obras en el Espíritu de Dios, y habiéndose reconciliado en El el mundo con Dios?

Sobre la Blasfemia contra el Espíritu  Santo

San Hilario, in Matthaeum, 12

Si refuta, pues, ahora a los judíos, que después que vieron las obras de Cristo comprendieron que eran efecto de un poder sobrenatural y, sin embargo, se resistieron a creer que eran propias de Dios, su respuesta puede extenderse a todos aquellos que en adelante negaren la fe, a todos los que se arrojaren a la herejía, y a todos los que rehusaren dar a Cristo el nombre de Dios, y desconocieren su participación con la sustancia divina. Estos malvados no son capaces ni para indagar el conocimiento de la verdad, ni para vivir entre las gentes bajo el velo de la ignorancia. El árbol figura la humanidad de Cristo; porque por la fecundidad de su virtud puede producir todo buen fruto, de ahí es que un árbol será bueno llevando frutos buenos, mas un árbol será malo llevándolos malos. No porque un árbol malo pueda ser tenido por bueno y recíprocamente; sino que se pone esta comparación para darnos a entender, que o se debe abandonar a Cristo como cosa inútil, o se lo debe seguir como fuente de todos los frutos buenos. Por lo demás, el querer guardar un medio y atribuir a Cristo ciertas cosas y negarle sus grandes prerrogativas, el respetarle como a Dios y no admitir en El su participación con la Divinidad, es una blasfemia contra el Espíritu. Vosotros no os atrevéis a negarle el nombre de Dios por la admiración que os causa la grandeza de sus obras, y por sostener vuestra malicia rebajáis su nobleza y negáis su comunión con la sustancia del Padre.


Bergoglio había proferido la misma Blasfemia de forma diferente al decir que Jesús estaba “manchado por el pecado” la pagina de sacerdotes diocesanos refutó la idea herética :

 

Cristo no experimentó contagio alguno de la naturaleza pecadora…

De ahí que también confesamos una sola voluntad de Nuestro Señor Jesucristo, pues ciertamente fue asumida por la divinidad nuestra naturaleza, no nuestra culpa; aquella “naturaleza” ciertamente que fue creada antes del pecado, no la que quedo viciada después de la prevaricación. Porque Cristo… , sin pecado concebido por obra del Espíritu Santo, sin pecado nació de la santa e inmaculada Virgen Madre de Dios, sin experimentar contagio alguno de la naturaleza viciada. (Denzinger-Hünermann 487. Honorio I, Carta Scripta fraternitatis, al patriarca Sergio de Constantinopla, 634)

Teófilo de Antioquía

 

Decir que nosotros éramos pecado es locura, decirlo de Cristo es blasfemia

“Él no conoció pecado”. Experimentalmente, dice San Tomás, Cristo no conoció pecado, sino por el simple conocimiento Él lo conoció, pero no cometió ninguno. Lo hizo pecado por nosotros. Por nosotros, dice Illirico, que éramos pecado, pues, dice, el pecado es la substancia y la forma del alma. Ahora, decir esto de nosotros es locura, pero decirlo de Cristo es una blasfemia. (Cornelio a Lápide. Comentario al Evangelio de San Juan, c.V)

Dios se hace hombre perfecto, sin rechazar nada de la naturaleza humana excepto el pecado, que no es inherente a su naturaleza. […] Sólo la fe puede comprender este misterio, pues ella está en el fondo de todo lo que desborda la inteligencia y desafía la expresión. (San Máximo, el Confesor. Capita theologica, 1, 8-13 : PG 90, 1182-1186)

Véase aquí la figura y la realidad. En el primer caso se lee la semejanza de la serpiente con todas sus cualidades de animal, mas privándola del veneno; en el segundo caso Jesucristo, a pesar de estar libre del pecado, asumió la semejanza de la carne del pecado. Y al oír que era exaltado debe entenderse que quiere decir suspendido en lo alto y para que santificase el aire quien había santificado la tierra andando sobre ella. Entiéndase también por exaltación la gloria; porque aquella elevación en la cruz se convirtió en gloria de Jesucristo. Y en lo mismo que quiso juzgar, juzgó al príncipe de este mundo. Adán murió justamente porque pecó; más el Señor, que había sufrido la muerte injustamente, venció a aquél que le había entregado a la muerte. Y fue vencido porque no pudo obligar al Señor, estando en la cruz, a que aborreciese a los que le crucificaban, sino que más les amaba y rogaba por ellos. De este modo la cruz de Jesucristo se convirtió en su exaltación y en su gloria.

La muerte que mataba contenía pecado, como la serpiente que mordía tenía veneno. En cambio, la muerte del Señor estaba libre de todo pecado, del mismo modo que la serpiente de bronce no tenía veneno. Porque dice la Escritura: El cual no hizo pecado ni se halló dolo en su boca. Es lo que significó Pablo al decir: Y habiendo despojado de sus derechos a los Principados y Potestades, los exhibió públicamente a la vista de todos, formando con ellos un cortejo triunfal. Así como cuando el atleta valeroso toma a su adversario y lo levanta de la tierra y luego lo estrella, es cuando logra la más brillante victoria, así también Cristo, a la vista de todo el orbe echó por tierra a las Potestades adversas; y a los que en la soledad del desierto habían sido heridos. Él, suspendido en la cruz, los libró de todas las fieras. Pero no dijo: Conviene que sea suspendido, sino que sea exaltado, levantado. Es lo que parecía más tolerable en gracia de Nicodemo que lo escuchaba; y lo dijo Cristo acercándose así más a la figura de bronce. (San Juan Crisóstomo. Homilía XXV sobre el Evangelio de San Juan)

 

  • Papa Juan IV
    No hubo ningún pecado en Cristo como deliran algunos herejes:

Así pues, uno solo es sin pecado, el mediador de Dios y de los hombres, el hombre Cristo Jesús (1 Tm 2, 5), que fue concebido y nació libre entre los muertos. Así en la obra salvífica de su santa carne, nunca tuvo dos voluntades contrarias, ni se opuso a la voluntad de su mente la voluntad de su carne. De ahí que, sabiendo que ni al nacer ni al vivir hubo en él absolutamente ningún pecado, convenientemente decimos y con toda verdad confesamos una sola voluntad en la humanidad de su santa dispensación, y no predicamos dos contrarias, de la mente y de la carne, como se sabe que deliran algunos herejes, como si fuera un simple hombre. En este sentido, pues,… [el papa Honorio] escribió [a Sergio] que no se dan en el Salvador, es decir, en sus miembros (cf. Rom 7, 23), dos voluntades contrarias, pues ningún vicio contrajo de la prevaricación del primer hombre. (Denzinger-Hünermann 496-497. Juan IV. Carta Dominus qui dixit, al emperador Constantino III, 641)

En Cristo la naturaleza divina tiene todo lo que es divino y la humana todo lo que es humano, sin ningún pecado

Profesamos asimismo que cada una de sus naturalezas tiene una propia natural peculiaridad: la divina tiene todo lo que es divino y la humana todo lo que es humano, sin ningún pecado. Reconocemos que ambas las naturalezas son del único y mismo Dios Verbo encarnado, es decir, hecho hombre, de una manera inconfusa, inseparable, inmutable, mientras solo la inteligencia distingue lo que está unido. Porque rechazamos del mismo modo la blasfemia de la división y la de la confusión.(Denzinger-Hünermann 543. Agaton, Carta Consideranti mihi, a los emperadores, 27 de marzo de 680)