Herético Jesuita pro-gay, elegido consultor por Bergoglio: “necesitamos más sacerdotes gay ejemplares”.

WASHINGTON, D.C., 19 de abril de 2017 (LifeSiteNews) – El Cardenal Donald Wuerl honró al padre jesuita James Martin, homenajeado por los LGBT, el Viernes Santo, haciéndolo hablar en la liturgia de su catedral conmemorando la crucifixión y muerte de Cristo.

Es el editor en general de la revista Jesuita America, el padre Martin es un promotor frecuente de los asuntos LGBT en sus prominentes cuentas de medios sociales y en otros medios de comunicación.

Heretic and apostate James Martin, S.J.

 

activista gay yayo grassi con jesuitas hereticos

Francisco nombró recientemente al jesuita como uno de los 13 consultores de la Secretaría de Comunicaciones.
La oficina del Vaticano con la que trabajará el padre Martin dirige la cuenta oficial de Twitter , la radio y la televisión del Vaticano y el sitio web de la Santa Sede.
El Padre Martin dijo a los asistentes a la liturgia del Viernes Santo que su pregunta teológica favorita es si Jesús sabía lo que iba a pasar el domingo de Pascua antes de morir.
 Aparentemente haciendo caso omiso de la naturaleza divina de Cristo, Martin dijo que Jesús deseaba hacer la voluntad del Padre, pero que la respuesta a la pregunta de si sabía lo que sucedería en Pascua “es un misterio”.
 -En conflicto con la enseñanza de la Iglesia sobre la homosexualidad
 En febrero, después de que el presidente Trump invirtiera el edicto de la era Obama que imponía cuartos de baño “transgénero” en las escuelas públicas, el padre Martin twitteó numerosas veces su apoyo para permitir que los niños confundidos con su género entraran al baño del sexo opuesto.
 El sacerdote, que tiene unos 100.000 seguidores de Twitter, intentó justificar la postura al insinuar que era la que Jesús tomaría.
La Iglesia Católica se opone al concepto de fluidez de género, ya que la enseñanza de la Iglesia sostiene que Dios creó a las personas como hombres y mujeres y que Dios no comete errores.
El apoyo tácito del padre Martín al fallo de Obergefelll (caso judicial en la Corte Suprema de los Estados Unidos en el cual el tribunal aprobó como derecho fundamental de las personas del mismo sexo a contraer matrimonio) en 2015 le  atrajo un considerable rechazo en las redes sociales.
 En respuesta, él lamentó “el nivel de odio en torno a la homosexualidad”.
 Martin pasó por alto las enseñanzas de la Iglesia sobre la actividad homosexual al señalar selectivamente: “La iglesia católica [sic] debe hacer un trabajo mucho mejor al enseñar lo que el Catecismo dice: debemos tratar a nuestros hermanos LGBT con respeto, sensibilidad y compasión.
 La Iglesia Católica enseña que el matrimonio es un sacramento entre un hombre y una mujer, y que las relaciones sexuales están reservadas para el matrimonio. La Iglesia también enseña que todas las personas están llamadas a ser castas, lo que significa celibato para los no casados.
Específicamente con respecto a la homosexualidad, la enseñanza de la Iglesia dice que mientras que los homosexuales no deben estar sujetos a “discriminación injusta”, las tendencias homosexuales son desordenadas y son gravemente inmorales cuando son practicadas.
Durante el Sínodo Extraordinario del Vaticano de 2014 sobre la Familia, el Padre Martin publicó en Facebook un llamado a orar por “el fin del tipo de lenguaje, especialmente dentro de nuestra iglesia, que pueda conducir al odio, rechazo o violencia contra los homosexuales”.
 El post fue acompañado por una imagen de “la pasión de Matthew Shepherd.” Shepherd un joven homosexual de Wyoming asesinado brutalmente a causa de las drogas y cuya historia fue explotada por activistas para abogar por cuestiones LGBT, (mintiendo al decir que fue asesinado por motivos homofóbicos).
 En 2012, el Padre Martin publicó un artículo en América Magazine de un sacerdote abiertamente homosexual tratando de justificar cómo los católicos podían votar en contra de la enmienda de protección del matrimonio (que se estaba tratando en esos días) (favoreciendo así la noción del “matrimonio” entre homosexuales)
 “Los comentarios serán monitoreados detalladamente y todo lo que sea “desconsiderado” (hacia la tesis del “cura” homosexual) será borrado”, advirtió.
apostata jesuita james martin
 El Padre Martin dijo a una audiencia en la Conferencia de Educación Religiosa de Los Angeles de 2005 que se necesitaban más modelos ejemplares de sacerdotes homosexuales.
 “… si sólo hubiera más modelos públicos de sacerdotes homosexuales”, dijo. “En ausencia de sacerdotes gay sanos para que los católicos puedan reflexionar públicamente, y con los únicos ejemplos (de éstos) siendo unos pedófilos notorios, el estereotipo del sacerdote gay como abusador de menores sólo aumenta”.
-Poniéndolo por escrito
 En su nuevo libro titulado Construyendo un Puente: Cómo la Iglesia Católica y la comunidad LGBT pueden entrar en una relación de respeto, compasión y sensibilidad, el Padre Martin argumenta que los empleados de la Iglesia Católica no deben ser despedidos por contravenir la enseñanza de la Iglesia abrazando actos homosexuales o por profesar abiertamente la homosexualidad.
 El año pasado recibió un premio del grupo pro homosexual New Ways Ministry, que ha sido condenado por la Congregación para la Doctrina de la Fe (CDF) y la Conferencia de Obispos Católicos de los Estados Unidos.
activista gay james martin sj
 Durante su discurso ante los activistas homosexuales, el Padre Martin dijo que la Iglesia debería abrazar los “dones especiales” de la homosexualidad.
También elogió a un joven de 17 años por “salir” (del armario) en un retiro, y comparó las tendencias sexuales con la raza y la edad. El Padre Martin dijo que la Iglesia Católica debe “poner a descansar” su lenguaje sobre la naturaleza “objetivamente desordenada” de las inclinaciones y actos homosexuales.
 El Padre Martin afirmó que el lenguaje del Catecismo es “innecesariamente cruel” e “innecesariamente doloroso” porque dice “que una de las partes más profundas de una persona -la parte que da y recibe amor- está “desordenada” en sí misma.

Noticias relacionadas:

Bergoglio cuestionó la Resurrección de Jesucristo, blasfemando y quejándose contra Dios, el Domingo de Pascua.

bergoglio pascua blasfemiaEl 16 de Abril del 2017,  la pagina  Crux informó que Bergoglio “rompió una vez más con la tradición el Domingo de Pascua, dando una larga homilía   improvisada, centrada en una llamada telefónica del día anterior con un joven ingeniero que sufría de una enfermedad grave.”

Bergoglio dio un sermón  blasfemo,  donde sin ningún temor tentó  a Dios, cuestionando la Resurrección de Jesucristo:

“Si el Señor ha resucitado, ¿cómo pueden suceder estas cosas?; ¿cómo pueden ocurrir tantas desgracias, enfermedades, trata de personas, guerras, destrucción, mutilación, venganza, odio?. ¿Dónde está el Señor?”.

Captura

Bergoglio se quejó  contra Dios como el Pueblo de Israel se rebeló  contra Dios en el Desierto.

Crux continuó  con el sermón  blasfemo: Francisco entonces compartió que el sábado llamó a un joven, un ingeniero con una “enfermedad grave”, y (Bergoglio) le dijo “no hay explicaciones de lo que le está sucediendo a usted. Mira a Jesús crucificado, Dios ha hecho esto con su hijo. No hay otra explicación.

A esto dijo (Bergoglio), el hombre le respondió: “Sí, pero él [Dios] le preguntó a su Hijo y el Hijo dijo que sí. A mí no me preguntó si yo quería esto.

blasfemia sermon bergoglio

Bergoglio también  cambió el significado redentor de la Resurrección de Cristo y le dio un enfoque marxista.

Bergoglio se queja contra Dios

San Ambrosio:
Incluso los herejes parecen poseer a Cristo, porque ninguno de ellos niega el nombre de Cristo. Sin embargo, quien no confiesa todo lo que pertenece a Cristo, de hecho niega a Cristo.

Fulton Sheen: “En efecto, (Nuestro Señor) estaba diciendo a Satanás: “Me estas tentando para que establezca una religión que suprima las necesidades; tú quieres que yo sea un panadero en vez de un salvador; un reformador social en vez de un redentor. Me estás tentando para que me aleje de mi cruz, sugiriéndome que yo sea un caudillo barato del pueblo, llenando sus vientres en vez de llenar sus almas. Quisieras que yo comenzara con la seguridad en vez de terminar con ella; quisieras que yo trajera la abundancia externa en vez de la santidad interior…El pan sin Mí puede dañar al hombre; Y no hay seguridad real aparte de la Palabra de Dios. Si solo doy pan, entonces el hombre no es más que un animal, y los perros también podrían venir primero a Mi banquete. Aquellos que creen en Mí deben sostener esa fe, aun cuando estén hambrientos y débiles; incluso cuando son encarcelados y flagelados”.

“¡Yo sé que es el hambre humana! Yo mismo he pasado cuarenta días sin comer nada. Pero rehúso convertirme en un simple reformador social que sólo se ocupa del vientre. No puedes decir que me desentienda de la justicia social, porque en este momento estoy sintiendo el hambre del mundo”.

“¡Apártate, satanás! Yo no soy como un trabajador social que nunca ha sentido hambre él mismo, sino uno que dice: “¡Yo rechazo cualquier plan que prometa hacer más ricos a los hombres sin hacerlos más santos!” ¡Recuérdalo! Yo, que digo: “¡No sólo de pan!”, ¡no he probado el pan desde hace cuarenta días!”.

Rábano (Catena Aurea de Santo Tomás de Aquino – Mt 4,5-7 -)
Debe observarse que, aun cuando Nuestro Salvador permitiese al diablo que le pusiese sobre el pináculo del templo, sin embargo, no quiso descender a su dominio, dándonos ejemplo para que cuando alguno nos inste a subir por el camino estrecho de la verdad, obedezcamos; pero que si alguno quiere precipitarnos de la altura de la verdad y de la virtud a los abismos del error y de los vicios, no lo oigamos.
San Ambrosio, in Lucam, 4
Pero por lo mismo que Satanás se transfigura en ángel de luz y prepara su perdición en las mismas Sagradas Escrituras a los fieles, usa muchas veces de textos de las mismas Escrituras, no para enseñar, sino para engañar. De donde prosigue: “Está escrito que te mandará sus ángeles”.
San Jerónimo
Quebranta las flechas del diablo sacadas de las Escrituras, con los escudos de las mismas Escrituras. Así, pues, le dice Jesús: También está escrito: “No tentarás al Señor tu Dios”.

 

Pseudo-Crisóstomo, opus imperfectum super Matthaeum, hom. 5
Debe observarse que se cometió una grave injuria a Jesucristo cuando fue tentado por el demonio y éste le dijo: “Si eres Hijo de Dios arrójate al abismo”. Pero no se turbó ni increpó a su enemigo, mas cuando el demonio le quiso usurpar el honor de ser Dios, indignado lo rechazó diciéndole: “Retírate, Satanás”, para que nosotros aprendamos en El a sufrir las injurias de una manera digna, pero que no consintamos que lleguen ni aun al oído las injurias contra Dios. Porque es muy laudable que cada uno sufra con resignación las propias injurias, pero tolerar las injurias del Señor es hasta impío.
San Agustín, contra sermonem Arrianorum, 29
De donde prosigue: Está escrito, pues: “Sólo adorarás al Señor tu Dios y sólo a El servirás”. Nuestro único bien y nuestro Señor es la Santísima Trinidad, a quien únicamente debemos con razón la servidumbre de nuestra piedad.

Temas relacionados:

Blasfemia de Bergoglio: Y cuando Jesús se queja—“Padre, ¿por qué me has abandonado!” (Mt 27, 46)—,¿blasfema? ¡Qué misterio!

Blasfemia: Bergoglio acusó  a Dios de Injusto por la muerte de su Hijo en la Cruz .

Bergoglio blasfemó contra el Espiritu Santo.

Socci: Ni un centavo más para la iglesia Bergogliana.

pisando la serpiente
Fatima Perspectives
De Christopher A. Ferrara
17 de abril de 2017
En Italia hay un impuesto obligatorio llamado “ocho por mil”, es decir 8/10 del uno por ciento, que los contribuyentes pueden asignar para el apoyo estatal de un programa de asistencia social o de una de las doce religiones aprobadas en una lista gubernamental , incluida la Iglesia Católica. A falta de una asignación, el gobierno italiano distribuirá el “ocho por mil” basado en las proporciones establecidas por los contribuyentes que han designado una opción.
Antonio Socci acaba de anunciar en su blog habitual que dejará de designar a la Iglesia Católica como destinataria de su “ocho por mil”. La razón es obvia para aquellos que han seguido sus comentarios durante los últimos años: el surgimiento de lo que él ha llamado acertadamente  “Bergoglianismo”, que significa la versión idiosincrásica del Papa Bergoglio por la teología jesuita liberal con su desprecio por la ortodoxia de la Tradición y las disciplinas tradicionales relacionadas con la Iglesia, sobre todo su prohibición perenne de recibir la Santa Comunión por  personas que viven en un estado de adulterio público que ellos llaman “segundo matrimonio”.
El hecho que desencadenó la declaración de Socci  de no dar su aportación económica parece haber sido otra de las improvisaciones erróneas del Papa Bergoglio sobre lo que él ve como el significado de la Escritura: es decir, su afirmación devastadora e incluso blasfema durante un sermón en la Casa Santa Marta de que Cristo en la Cruz “se hizo diablo, serpiente, por nosotros …”
blasfemias de bergoglio.PNG
Una discusión detallada de este último Bergoglianismo se encuentra aquí. No hay duda de que el Papa Bergoglio afirmó que Cristo “se hizo diablo, serpiente …” Esta es una interpretación bergogliana retorcida de la tradicional analogía entre la serpiente de bronce levantada en un asta por Moisés, que ordenó a los israelitas mirar a la imagen para ser curados de las mordeduras de la serpiente que habían resultado de sus pecados, y Cristo crucificado, levantado sobre la cruz de redención, para expiar nuestros pecados para ser liberados. Bajo ninguna interpretación tradicional de esta analogía se puede decir que Cristo se convirtió en serpiente, mucho menos — ¡ semejante blasfemia de un Papa! — que Él se convirtió en el diablo.
Socci también responde a la acusación de L’Avvenire, el periódico de la Conferencia Episcopal Italiana, de que había atacado al Papa Bergoglio por su comentario “sin ningún argumento válido”. Socci demuestra que la tesis de que Cristo “se convirtió  en el diablo” es precisamente la “exégesis gnóstica” de Massimo Borghesi, enunciada en su artículo “El Pacto con la Serpiente” en la revista 30 Days, y es claramente “una convicción explícita de Bergoglio. “
blasfemia bergoglio contra jesus
 Socci aprovecha la ocasión para enumerar “otras iniquidades de Bergoglio en la misma dirección”, incluyendo su declaración de que “no hay un Dios católico”, que Cristo “se hizo el tonto”, que “falló con respecto a  la moral” y que “no era ningún limpio.” Además, por increíble que parezca, hay otra afirmación de Bergoglio (del pasado 17 de marzo) de que “en la Santísima Trinidad las personas discuten/riñen a puerta cerrada, pero al exterior dan la apariencia de unidad”.
No hay necesidad de repetir los otros ejemplos que Socci proporciona, todos los cuales han sido tratados aquí y en otros lugares. Basta decir que su conclusión, con la que debo estar de acuerdo, es que “uno teme que la cima de la Iglesia esté ocupada hoy por un “partido ” decidido a demoler el catolicismo como lo hemos conocido durante 2.000 años”.
En resumen: la apostasía que “comienza en la cima”, de la cual nos advirtió Nuestra Señora hace un siglo en esa parte del Tercer Secreto que no se nos ha permitido ver. Pero como he dicho antes en estas páginas, en este aterrador desarrollo hay esperanza: no puede pasar mucho tiempo antes de que se ponga fin a la locura que se ha apoderado del elemento humano de la Iglesia, y eso significará la Consagración de Rusia a la Inmaculado Corazón de María.

Nota:

Es necesario definir el bergoglianismo porque el que se convierte al bergoglianismo deja de ser católico y pierde la salvación.
San Vicente Ferrer explica claramente que rendirle honor a un falso papa es pecado de idolatría , y con ello violan el primer mandamiento, el cual ordena no adorar a ningún ídolo o dios extranjero y que un falso papa es precisamente una imagen ficticia de Cristo.
CAPITULO III Tratado del cisma moderno de la Iglesia, compilado por fray Vicente Ferrer, de la Orden de Predicadores:
En el que se declara ser muy peligroso para el alma cristiana adherirse como a papa al que no lo es…sin duda alguna, es muy peligroso y condenable obedecer como papa al que no lo es…Esto se prueba por muchas razones.
Primera. …El papa legítimo es padre universal de los cristianos, y la Iglesia es la madre. Además, prestando obediencia a uno que no es papa y tributándole honores papales, se quebranta el primer precepto de la primera tabla, en el cual se ordena: No adores a dios extranjero, ni ídolo, ni estatua, ni semejanza alguna del cielo. ¿Qué otra cosa es el falso papa sino un dios extranjero en este mundo, un ídolo, una estatua, una imagen ficticia de Cristo? Es evidente, pues, que es muy peligroso para cualquier alma cristiana quebrantar, aunque sea por ignorancia, los dos preceptos divinos señalados.
Segunda. Dice Santo Tomás que la ignorancia excusa de pecado solamente cuando es invencible, o cuando se ignora lo que no hay obligación de saber (1-2, q. 76, a. 3).
Nadie esta excusado de ignorancia porque se sabe públicamente que Jorge Mario Bergoglio ya se había desviado de la fe católica desde Argentina, donde ya era un hereje formal y que además desde 1999 se hizo miembro de los masones del Club Rotario de Argentina y  que colaboró  con el partido comunista y el Magisterio de la Iglesia decreta que la elección al Pontificado de un hereje es invalida y nula y sin ningún poder ya que los herejes están excomulgados Latae Sentencia y  no pertenecen al Cuerpo Místico de Cristo y quienes los apoyan también quedan excomulgados Ipso Facto.
Bergoglio ya había sido acusado públicamente  en Argentina por el delito de  Herejía.
Libro de las obras divinas de la Monja benedictina Hildegarda de Bingen:
Y con estas palabras imperiosas creerá poder subyugar a mucha gente, para que en comparación con los suyos, el Hijo de Dios tenga solo un pequeño número de fieles.

Bergoglio profanó el Jueves Santo y blasfemó a Jesucristo: “El jefe, el capo de la Iglesia, es Jesús”

Bergoglio siguiendo la herejía modernista pervierte  el significado bíblico del lavatorio de los pies, y lo convierte en una herramienta del marxismo multicultural.

Mientras Jesucristo le lavó los pies exclusivamente  a sus apóstoles como parte esencial del ritual de purificación del ministerio sacerdotal, Bergoglio en contradicción con la Escritura profanó  nuevamente el Jueves Santo  y le lavó los pies a 12 presos italianos,  tres mujeres y un musulmán, así como un argentino y un albanés. Bergoglio desde Argentina ya realizaba estas profanaciones litúrgicas, sin ningún temor de Dios, burlándose  del Jueves Santo, el día que Jesucristo instituyó la Santa Eucaristía y el Sacerdocio. Noche en la que Judas Iscariote traicionó  a su maestro con un beso.

El lavatorio de los  pies en Juan 13 es un preludio a la propia Oración Sacerdotal de Jesús en Juan 17. Donde se está confiriendo así el sacerdocio a sus apóstoles.

Éxodo 30:20 “Antes de entrar en la Tienda del Encuentro se han de lavar con agua para que no mueran; también antes de acercarse al altar para el ministerio de quemar los manjares que se abrasan en honor de Yahveh.”

Durante la profanación del ritual del Jueves Santo, Bergoglio, profirió una nueva blasfemia contra Nuestro Señor  Jesucristo, violando nuevamente el Primer y Segundo Mandamiento de la Ley de Dios.

Bergoglio quien anteriormente había dicho que todas las mafias estaba excomulgada, le dijo a los presos mafiosos italianos:

“Hoy, por la calle, la gente decía que está llegando el ‘capo’, el jefe de la Iglesia…. No hay que bromear con ello, el jefe, ‘el capo’ de la Iglesia es Jesús. Y yo, como Jesús, como un párroco, voy a lavar los pies a los fieles. Se invierte todo, el que parece más grande hace el trabajo del esclavo, porque así se siembra amor”.

Ya sabemos que los que están excomulgado pertenecen a la mafia San Galo.

Santo Tomás de Aquino: “Si soportar las injurias que nos alcanzan personalmente (y respetar a las personas que las profieren) es un acto virtuoso, soportar las que atañen a Dios es el colmo de la impiedad”

Bergoglio explicó que sigue el ejemplo de lavarle los pies a los presos, de un cardenal que está acusado de pertenecer a la masonería.

Recordemos también que Jesús  le lavó  los pies a los apóstoles que ya habían sido bautizados y Jesús  NO le besó  los pies a sus apóstoles.

La Escritura prohíbe estas novedades heréticas modernistas. Y castiga al que añada o quite algo de la Escritura.

Mas Jesús le dijo: “Judas, ¿con un beso entregas al Hijo del hombre?” Lucas 22:48

profanacion del lavatorio de los pies bergoglio

El papa Clemente XIII enseñó :
“El error diabólico, cuando ha coloreado ingeniosamente sus mentiras, fácilmente se viste con la semejanza de la verdad, y con  muy pequeñas adiciones o cambios corrompe el significado de las expresiones; y la confesión de fe, que conduce a  la salvación, a veces, con un ligero cambio, lleva a  la muerte.” (Encíclica En Dominico Agro , n. 2).

En el 2015   Bergoglio también  profanó  el Jueves Santo, en la cárcel de Ribibbia donde le lavó  los pies a un sodomita disfrazado de Mujer, al que le permitió la comunión sacrílega. Profanando el Jueves Santo, el Sacramento de la Eucaristía y del Sacerdocio.

sacrilegio jueves santo

bergoglio mira al travesti sodomitaSistema Sacramental Diabólico:

travesti lavatorio Apostata Bergoglio
El Padre Herman B. Kramer (1884-1976) advirtió:
El Falso Profeta va a instituir ritos secretos, a través del cual los seguidores del Anticristo serán adelantados por grados en el misticismo más profundo de su culto. De este modo se establece Una especie de sistema sacramental diabólico para conferir las cualidades de Satanás y la consagración de la gente al servicio de la Bestia. The Book of Destiny” (1956) página 325

También pudimos confirmar que Bergoglio está imposibilitado para rendirle culto a Dios pero no para arrodillarse y rendirle culto a las criaturas.

En el 2014 Bergoglio le lavó  los pies a 12 discapacitados de distintas religiones, entre ellos musulmanes  y mujeres,  a lo que la página  anti católica periodista digital le llamó: «Los “doce apóstoles” de Francisco».


Bergoglio en Argentina ya era un hereje formal modernista.

bergoglio con cura heretico villero lavatorio de pies
Dijo  el herético cura villero argentino, José María di Paola, en una entrevista con Alfa y Omega:
«Francisco es un hombre sensato. Sabe que los cambios por él empujados para la Iglesia no los verá concretados, pero al próximo Papa le será muy difícil cambiar rumbo»,
«Creo que quiere asentar los cambios que está empujando. Es un hombre sensato y sabe que si quiere que esto trascienda a él le toca dar unos pasos y luego vendrá otro a dar los siguientes. De todas maneras en muchas cosas se ha sentado un precedente…Muchas cosas que él ha empezado seguramente no las va a terminar, pero al que vendrá le será muy difícil no seguirlo, porque la gente esperará ese estilo.
En Buenos Aires Argentina, durante años sucesivos,  Bergoglio profanó  el Jueves Santo , observen por ejemplo el ‘show’ mediático” en el 2008. Vean las cámaras filmando al “humilde” herético  Cardenal Jorge Mario Bergoglio, profanando el ritual litúrgico del Jueves Santo. En el Internet se encuentran fotos de estas profanaciones  desde el 2001 hasta el 2012.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

El heresiarca Bergoglio  ya había comenzado sus cambios heréticos en Argentina, donde ya se había rebelado en contra de las disposiciones litúrgicas, pervirtiendo la Escritura, cambiando el significado del lavatorio de los pies dándole un enfoque marxista.

Bergoglio lavándole los pies a una mujer amamantando.

San León Magno “El diablo siempre está descubriendo algo nuevo en contra de la verdad.”

hereje modernista

 San Vicente de Lerins: “Toda novedad en la fe es una señal inequívoca de herejía.”

Mientras Jesucristo nos dice que la Voluntad de Dios es nuestra Santificación, y que quien sigue pecando No ha conocido a Dios,  Bergoglio justificó el pecado mortal de los presos: “Todos tienen derecho a equivocarse. Todos hemos hecho el mal en una forma u otra”

JUSTIFICAR AL MALO Y CONDENAR AL JUSTO ABOMINACION

Para salvarse es necesario creer en el Evangelio (Cf. Marcos 16:16), quien sigue a Bergoglio ha dejado de creerle a Jesús  para creerle a un  apóstata y hereje modernista, que ha pervertido el verdadero sentido del Evangelio.

Santa Hildergarda : Por tanto, también se perderá el que adore los escritos de este hombre perdido, tributándole culto.

Gálatas, 1: 8 “Pero aun cuando nosotros mismos o un ángel del cielo os anunciara un evangelio distinto del que os hemos anunciado, ¡sea anatema!”


Tema relacionado:

Jesús le lavó los pies de sus apóstoles, porque es un ritual de purificación sacerdotal.

Apostasía: Bergoglio le pide oración a un homosexual públicamente reconocido.

bergoglio con sodomita

El famoso homosexual, corresponsal Mo Rocca,  de la cadena liberal CBS Sunday Morning,  se reunión con Bergoglio, durante una audiencia en el Vaticano que se transmitirá el Domingo de Pascua, 16 de abril (9:00 AM ET) en la Red de Televisión CBS. Bergoglio le pidió al sodomita Rocca: “Ore por mí“, “Lo necesito.”

La Escritura enseña que Dios no escucha la oración  de  los pecadores empedernidos, la cual es  abominación para Dios (Cf. Proverbios 1:24-25, 28 , Miqueas 3:2-4, Jeremías 14:10-12, Jeremías 11:11-14, Job 35:13, Zacarías 7:11-13, Santiago 4:6) y enseña  que Dios  abandona a los sodomitas  como parte del castigo por su rebelión.

Juan 9:31 Lo que sabemos es que Dios no oye a los pecadores; sino que aquel que honra a Dios y hace su voluntad, éste es a quien Dios oye.

Proverbios 28:9 El que aparta su oído para no oír la ley, hasta su oración es abominable.

Isaías 59 :2  sino que vuestras iniquidades han puesto un muro de separación entre vosotros y vuestro Dios; y vuestros pecados le han hecho volver su rostro de vosotros para no escucharos.

Romanos 1:28 Pues como no quisieron reconocer a Dios, Dios los entregó a un réprobo sentido, de suerte que han hecho acciones indignas del hombre.

Catecismo Mayor de San Pío X

-Los que están en pecado mortal o fuera de la Iglesia son excluidos de la comunión de los bienes espirituales.

Papa León X

-Las excomuniones privan al hombre de las comunes oraciones espirituales de la Iglesia.

Catecismo Romano

-La oración de los empedernidos en el pecado no es oída por Dios.

San Alfonso María de Ligorio

-Dios no oye, ni siquiera en la hora de la muerte, al pecador obstinado.

En el 2015 el sodomita sirvió como lector en una misa sacrílega  de Bergoglio en Nueva York, por este hecho Bergoglio fue aclamado por  los  activistas homosexuales mientras se obstinan en su rebelión contra Dios. Rocca -se graduó en la Universidad  de Harvard y asistió a la escuela preparatoria de Georgetown dirigida por los jesuitas en North Bethesda, Maryland. Rocca menciona que su madre siendo católica acepta su homosexualidad lo que los convierte a ambos en apóstatas que han renegado de sus promesas bautismales, san Pablo advierte que se debe expulsar de la comunidad al inmoral, al rechazar la doctrina moral de la Iglesia  están excomulgados automáticamente ni siquiera se puede saludar a los que se desvían de la fe católica.

Bergoglio se burla de la Palabra de Dios y se rebela contra la doctrina moral de la Iglesia católica.

El pecado mortal reduce la persona al estado de miembro muerto de la Iglesia:

¿Cuáles son los miembros vivos de la Iglesia?
Los miembros vivos de la Iglesia son todos y solamente los justos; a saber, los que están actualmente en gracia de Dios.
¿Y cuáles son los miembros muertos?
Miembros muertos de la Iglesia son los fieles que se hallan en pecado mortal. (Catecismo Mayor de San Pío X, n. 168-169)

“Alguien que vivió practicando el vicio de la sodomía sufrirá más dolores en el infierno que cualquier otro, porque este es el peor pecado que existe .”(San Bernardino de Siena)

captura148737009927344

Nuevamente el heresiarca Bergoglio maliciosamente confirmó a los sodomitas en su rebelión contra Dios.

dolan rocca

El  cardenal apóstata Timothy Dolan de Nueva York acompañó al equipo de CBS SUNDAY MORNING a Roma. Dolan le dijo a Rocca que le gustó el papa Francisco cuando se conocieron en 2013, cuando  era el cardenal Jorge Mario Bergoglio.
“Sentí un golpecito en mi espalda, y me di la vuelta, y él dijo: ‘Soy Jorge Bergoglio de Buenos Aires. Creo que eres Timothy Dolan de Nueva York, y he querido conocerte “, dice Dolan a Rocca. “Y pensé de inmediato: ‘Me gusta este tipo'”.

¿Quiénes son los que no pertenecen a la comunión de los Santos?
No pertenecen a la comunión de los santos en la otra vida los condenados, y en ésta, los que están fuera de la verdadera Iglesia.
¿Quiénes están fuera de la verdadera Iglesia?
Está fuera de la verdadera Iglesia los infieles, los judíos, los herejes, los apóstatas, los cismáticos y los excomulgados. (Catecismo Mayor de San Pío X, 219-220; 225-226)

Hay que estar en estado de gracia para que nuestras oraciones sean eficaces

¿Cuál es la primera y mejor disposición para hacer eficaces nuestras oraciones?
La primera y mejor disposición para hacer eficaces nuestras oraciones es estar en gracia de Dios o desear, al menos, ponerse en tal estado. (Catecismo Mayor de San Pío X, n. 267)

Son excluidos de la comunión de los bienes espirituales todos los que se hallan en pecado mortal
¿Entran todos los hijos de la Iglesia en esta comunión de bienes?
En la comunión de los bienes internos entran los cristianos que están en gracia de Dios; pero los que están en pecado mortal no participan de estos bienes.
¿Por qué no participan de estos bienes los que están en pecado mortal?
Porque la gracia de Dios es la que junta a los fieles con Dios y entre sí; por esto, los que están en pecado mortal, como no tienen la gracia de Dios, son excluidos de la comunión de los bienes espirituales.(Catecismo Mayor de San Pío X, n. 219-220)
•La eficacia de la oración depende del estado de gracia
¿Cuál es la primera y mejor disposición para hacer eficaces nuestras oraciones?
La primera y mejor disposición para hacer eficaces nuestras oraciones es estar en gracia de Dios o desear, al menos, ponerse en tal estado.(Catecismo Mayor de San Pío X, n. 267)

Los activistas homosexuales le demuestran su apoyo a Bergoglio mientras se obstinan en rechazar la Ley Natural de Dios.

aclamaron a Bergoglio activistas gays.PNG

activistas gay aplauden a Bergoglio

activistas gay apoyan a Bergoglio.PNG

La homosexualidad es un pecado que clama  Venganza al Cielo. La Escritura enseña que Dios no nos ha llamado a la inmundicia sino a la Santidad y que la Voluntad de Dios es apartarnos de todas las inmoralidades sexuales.

1 Tesalonicenses 4

2. Esta es la voluntad de Dios, a saber, vuestra santificación, que os abstengáis de la fornicación,

3. que sepa cada uno de vosotros usar del propio cuerpo santa y honestamente,

4. no con pasión libidinosa, como lo hacen los gentiles, que no conocen a Dios;

7. Así que quien menosprecia estos preceptos, no desprecia a un hombre, sino a Dios, que es el autor de ellos, y el cual asimismo nos ha dado su santo Espíritu.

Santa Catalina de Siena, doctora de la Iglesia y San Bernardino de Siena revelaron que la homosexualidad es el peor pecado que existe, después de la Blasfemia contra el Espíritu Santo.

San Pedro Damián, doctor de la Iglesia, escribió en un libro para denunciar este vicio en los sacerdotes : “¿Me pregunto, Oh abominables sodomitas , por qué después de buscar con tan ardiente ambición la altura de la dignidad eclesiástica ? ¿Por qué buscan con tanto anhelo atrapar a la gente de Dios en la red de su destrucción?”

“[El vicio de la sodomía] conduce al error, elimina totalmente la verdad de la mente engañada… Se abre al Infierno y cierra las puertas del Paraíso.” “[El vicio de la sodomía] Lo moviliza a pertenecer a la milicia de los espíritu maligno. Le Obliga a luchar una abominable guerra contra de Dios. [El vicio de la sodomía] separa a la infeliz alma de la compañía de los ángeles, privándolo de su excelencia, llevándolo cautivo bajo su yugo dominante.”(…) Una vez que esta serpiente venenosa ha hundido sus colmillos en este desgraciado, le priva de toda sentido moral, su memoria falla, y la visión de la mente se oscurece. Sin tener en cuenta a Dios, él también se olvida de su propia identidad.” (Liber Gomorrhianus ad Leonem IX Romanum Pontificem )

La Escritura advierte que quien peca deliberadamente después de haber conocido la Verdad pisotea la Sangre de Cristo y su pecado ya no tiene perdón sino que le espera el castigo eterno. (Cf. Hebreos 10:26-31)


Temas relacionados:

Ex-alumno de Bergoglio que es un gay activista, dice que le debe su pensamiento abierto y progresista a su mentor.

Los Apóstoles se duermen mientras el traidor conspira – Por Santo Tomás Moro

jesus-garden-apostles-sleeping

   “Levantándose del suelo y volviendo a sus discípulos, hallólos dormidos por causa de la tristeza. Les dijo: ¿Por qué dormís? Levantaos y orad para no caer en la tentación. Dormid y descansad. Pero basta ya. He aquí que llegó la hora y él Hijo del hombre va a ser entregado en manos de los pecadores. Levantaos y vámonos de aquí. Ya se acerca el que me ha de entregar” (Mt 26, 45-46).

   Vuelve Cristo por tercera vez adonde están sus Apóstoles, y allí los encuentra sepultados en el sueño, a pesar del mandato que les había dado de vigilar y rezar ante el peligro que se cernía. Al mismo tiempo, Judas, el traidor, se mantenía bien despierto, y tan concentrado en traicionar a su Señor que ni siquiera la idea de dormirse se le pasó por la cabeza. ¿No es este contraste entre el traidor y los Apóstoles como una imagen especular, y no menos clara que triste y terrible, de lo que ha ocurrido a través de los siglos, desde aquellos tiempos hasta nuestros días? ¿Por qué y no contemplan los obispos, en esta escena, su propia somnolencia? Han sucedido a los Apóstoles en el cargo, ¡ojalá reprodujeran sus virtudes con la misma gana y deseo con que abrazan su autoridad! ¡Ojalá les imitaran en lo otro con la fidelidad con que imitan su somnolencia! Pues son muchos los que se  duermen en la tarea de sembrar virtudes entre la gente y mantener la verdadera doctrina, mientras que los enemigos de Cristo, con objeto de sembrar el vicio y desarraigar la fe (en la medida en que pueden prender de nuevo a Cristo y crucificarlo otra vez), se mantienen bien despiertos. Con razón dice Cristo que los hijos de las tinieblas son mucho más astutos que los hijos de la luz. (Cfr. Lc 16, 8.)

   Aunque esta comparación con los Apóstoles dormidos se aplica muy acertadamente a aquellos obispos que se duermen mientras la fe y la moral están en peligro, no conviene, sin embargo, a todos los prelados ni en todos los aspectos.

   Desgraciadamente, algunos de ellos (muchos más de los que uno podría sospechar) no se duermen “a causa de la tristeza”, como era el caso con los Apóstoles. No. Están, más  bien, amodorrados y aletargados en perniciosos afectos, y ebrios con el mosto del demonio, del mundo y de la carne, duermen como cerdos revolcándose en el lodo. Que los Apóstoles sintieran tristeza por el peligro que corría su Maestro fue bien digno de alabanza; pero no lo fue el que se dejaran vencer por la tristeza hasta caer dormidos. Entristecerse y dolerse porque el mundo perece, o llorar por los crímenes de otros, es un sentimiento que habla de ser compasivo, como sintió este escritor: “Me senté en la soledad y lloré”, y este otro: “Me dolía el corazón porque los pecadores se apartaban de tu ley.” Tristeza de esta clase la colocaría yo en aquella categoría de la que se dice […] Santo Tomás Moro dejó el espacio en blanco. Muy probablemente citaba de memoria. C. H. Miller sugiere con acierto el texto de 2 Cor 7, 10: “Puesto que la tristeza que es según Dios produce una penitencia constante para la salud; cuando la tristeza del siglo causa la muerte”. Cfr. CW 14, p. 1026.

   Pero la pondría ahí sólo si el efecto, aunque bueno, es controlado y dirigido por la razón. Si no es así, si la pena oprime tanto al alma que ésta pierde vigor y la razón pierde las riendas, si se encontrara un obispo tan vencido por la pesadez de su sueño que se hiciera negligente en el cumplimiento de los deberes que su oficio exige para la salvación de su rebaño, se comportaría como un cobarde capitán de navío que, descorazonado por la furia del temporal, abandona el timón y busca refugio mientras abandona el barco a las olas. Si un obispo se comportara así, no dudaría yo en juntar esta tristeza con aquella otra que conduce, como dice San Pablo, al infierno. Y aún peor la consideraría yo, porque esta tristeza en las cosas espirituales parece originarse en quien desespera de la ayuda de Dios.

   Otra clase de tristeza, peor si cabe, es la de aquellos que no están deprimidos por la tristeza ante los peligros que otros corren, sino por los males que ellos mismos pueden recibir; temor tanto más perverso cuanto su causa es más despreciable, es decir, cuando no es ya cuestión de vida o muerte, sino de dinero. Cristo mandó tener por nada la pérdida de nuestro cuerpo por su causa. “No temáis a, quienes matan el cuerpo, y no pueden hacer más. Yo os mostraré a quién habéis de temer: Temed al que después de quitar la vida, puede mandar también el alma al infierno. A ése, os repito, habéis de temer” (Lc 12, 4-5). Para todos, sin excepción, dijo estas palabras, caso de que hayan sido encarcelados y no haya escapatoria posible. Pero añade algo más para aquellos que llevan el peso y la responsabilidad episcopal: no permite que se preocupen sólo de sus propias almas, ni tampoco que se contenten refugiándose en el silencio, hasta que sean arrastrados y forzados a escoger entre una abierta profesión de fe o una engañosa simulación. No. Quiso que dieran la cara si ven que la grey a ellos confiada está en peligro, y que hicieran frente al peligro con su propio riesgo, por el bien de su rebaño.

   El buen pastor da su vida por sus ovejas, dice Cristo. Quien salve su vida con daño de las ovejas, no es buen pastor. El que pierde su vida por Cristo (y así hace quien la pierde por el bien del rebaño que Cristo le confió) la salva para la vida eterna. De la misma manera, el que niega a Cristo (como hace el que no confiesa la verdad cuando el silencio daña a su rebaño), al querer salvar su vida empieza de hecho a perderla. Tanto peor, desde luego, si llevado por el miedo, niega a Cristo abiertamente, con palabras, y lo traiciona. Tales obispos no duermen como Pedro, sino que, con Pedro despiertos, niegan a Cristo. Al recibir, como Pedro, la mirada afectuosa de Cristo, muchos serán los que con su gracia llegarán un día a limpiar aquel delito salvándose a través del llanto. Sólo es necesario que respondan a su mirada y a la invitación cariñosa a la penitencia, con dolor, con amargura de corazón y con una nueva vida, recordando sus palabras, contemplando su pasión y soltando las amarras que los ataban a sus pecados.

   Si tan amenazado estuviera alguien en el mal que no haya dejado de profesar la verdadera doctrina por miedo, sino que, como Arrio y otros como él, predica falsa doctrina bien por una sórdida ganancia o por una corrupta ambición, ese tal no duerme como Pedro, ni niega como Pedro, sino que permanece bien despierto como el miserable Judas y, como Judas, a Cristo persigue. La situación de ese hombre es mucho más peligrosa que la de los otros, como muestra el horrendo y triste final de Judas. No hay límite, sin embargo, en la bondad de un Dios misericordioso, y ni siquiera tal pecador ha de desesperar del perdón. De hecho, incluso al mismo Judas ofreció Dios muchas oportunidades de volver en sí y arrepentirse. No le arrojó de su compañía.

   No le quitó la dignidad que tenía como Apóstol. Ni tampoco le quitó la bolsa, y eso que era ladrón. Admitió al traidor en la última cena con sus discípulos tan queridos. A los pies del traidor se dignó agacharse para lavar con sus inocentes y sacrosantas manos los sucios pies de Judas, símbolo de la suciedad de su mente. Con incomparable bondad le entregó para comer, bajo la apariencia de pan, aquel mismo cuerpo suyo que el traidor ya había vendido. Y, bajo la apariencia de vino, le dio aquella sangre que, mientras bebía, pensaba el traidor cómo derramar. Finalmente, al acercarse Judas con la turba para prenderle, ofreció a Cristo un beso, un beso que era, de hecho, la muestra abominable de su traición, pero que Cristo recibió con serenidad y con  mansedumbre.

   ¿Quién habrá incapaz de pensar que cualquiera de estos detalles podría haber removido el corazón del traidor a mejores pensamientos, por muy endurecido que estuviera en el crimen? Es cierto que hubo un principio de arrepentimiento al admitir su pecado, cuando devolvió las monedas de plata (que nadie recogiera) gritando que era traidor y confesando haber entregado sangre inocente. Me inclino a pensar que Cristo le movió hasta este punto para salvarle de la ruina, lo que hubiera sido posible si no hubiera añadido a su traición la desesperación. Así se portaba Cristo con quien, con tanta perfidia, le había entregado a la muerte.

   Después de ver de cuántas maneras mostró Dios su misericordia con Judas, que de Apóstol había pasado a traidor, al ver con cuánta frecuencia le invitó al perdón, y no permitió que pereciera sino porque él mismo quiso desesperar, no hay razón alguna en esta vida para que nadie, aunque sea como Judas, haya de desesperar del perdón. Siguiendo el santo consejo del Apóstol: “Rezad unos por otros para ser salvos” (Iac 5, 16), si vemos que alguien se desvía del camino recto, esperamos que volverá algún día a él, y mientras tanto, recemos sin cesar para que Dios le ofrezca oportunidades de entrar en razón; para que con su ayuda las coja, y para que, una vez cogidas, no las suelte ni rechace por la malicia, ni las deje pasar de lado por culpa de su miserable pereza.

“LA AGONÍA DE CRISTO”

Cristo sigue siendo entregado en la historia

Judas-entrega-a-Jesús

“Todavía mientras Jesús hablaba, he aquí a Judas Iscariote, uno de los Doce, y con él una gran muchedumbre con espadas y palos, enviada por los jefes de los sacerdotes, los escribas y ancianos del pueblo” . Nada hay tan eficaz para la salvación y para la siembra de todas las virtudes en un corazón cristiano, como la contemplación piadosa y afectiva de cada uno de los sucesos de la pasión de Cristo. Pero, junto a esto, no resulta de poco interés considerar el mismo hecho histórico -aquel tiempo en que los Apóstoles dormían mientras el Hijo del hombre era entregado- como una misteriosa imagen de lo que ocurriría en el futuro. Para redimir al hombre, Cristo fue verdaderamente Hijo del hombre; aun concebido sin semen de varón, descendía realmente del primer hombre; se hizo hijo de Adán para poder restaurar en su pasión la posteridad de Adán, perdida y desgraciadamente desposeída por la falta de los primeros padres, a un estado de felicidad incluso mayor que el original.
Por esta razón., y aun siendo Dios, continuamente se llamaba a si mismo Hijo del hombre, porque era hombre verdadero. Insinuaba así de modo constante el beneficio de su muerte al recordar la única naturaleza que puede morir. Aunque Dios murió por nosotros, ya que murió aquél que era Dios, su, divinidad no sufrió la muerte, sino sólo su humanidad, o, más bien, su cuerpo (si nos atenemos mas a lo que ocurre de hecho en la naturaleza que al uso vulgar de las palabras; pues se dice de un hombre que muere cuando el alma se separa del cuerpo sin vida, pero el alma es en si misma inmortal). No sólo se complacía en ser llamado con esa expresión que define nuestra naturaleza, sino que se gozaba en tomar la naturaleza humana para salvarnos y para unir a si, como si se tratara de un solo cuerpo, a todos los que hemos sido regenerados por la fe y los sacramentos de salvación. Se dignó incluso hacernos participes de su mismo nombre; y, de hecho, la Escritura llama a todos los fieles “cristos y dioses”.
En consecuencia, pienso que no andamos equivocados al sospechar que se avecina de nuevo un tiempo en que el Hijo del hombre, Cristo, será entregado en manos de los pecadores, cuando observamos un peligro inminente de que el Cuerpo místico de Cristo, la Iglesia de Cristo, esto es, el pueblo cristiano, es arrastrado a la ruina a manos de hombres perversos e impíos. Y con dolor lo digo, porque ya son varios los siglos en los que no hemos dejado de ver cómo esto acontece, ora en un sitio, ora en otro; mientras, en algunos lugares, invade el cruel turco territorios cristianos, o, en otros, poblaciones enteras son desgajadas por las luchas intestinas de muchas sectas heréticas.

Cuando veamos u oigamos que tales cosas empiezan a ocurrir, aunque sea muy lejos de nosotros, pensemos que no es momento para sentarse y dormir, sino para levantarse inmediatamente y socorrer a aquellos cristianos en el peligro en que se encuentran y de cualquier manera que podamos. Si otra cosa no podemos, sea al menos con la oración. Ni se ha de considerar este peligro de modo frívolo y superficial por el solo hecho de que ocurra muy lejos de nosotros. Si tan acertada es aquella frase del poeta cómico: “Hombre como soy, nada humano me es extraño” ¿cómo no sería merecedor de grave reproche la conducta de esos cristianos que duermen y roncan mientras otros cristianos están en peligro? Para insinuarnos esto dirigió Cristo su advertencia de que convenía estar despierto, vigilando y rezando, no sólo a los discípulos que estaban cerca suyo, sino también a los que El quiso que se quedaran a cierta distancia.

Si los males y desgracias de aquellos que están lejos no nos llegaran a conmover y preocupar, muévanos, al menos, nuestro propio peligro. Pues razón de sobra tenemos para temer que la maldad destructora no tardará en acercarse adonde estamos, de la misma manera que sabemos por experiencia cuan grande e impetuosa es la fuerza devastadora de un incendio, o cuán terrible el contagio de una peste al extenderse. Sin la ayuda de Dios para que desvíe el mal, inútil es todo refugio humano. Recordemos, por consiguiente, estas palabras evangélicas, y pensemos de continuo que es el mismo Cristo quien las dirige de nuevo, una y otra vez, a nosotros:”¿Por qué dormís? Levantaos y rezad para que no caigáis en la tentación.”

Otra idea se desprende de aquí, y es esta: Cristo es entregado de nuevo en manos de los pecadores cuando su Cuerpo sacrosanto en la Eucaristía es consagrado y manoseado por sacerdotes lujuriosos, disolutos y sacrílegos.
Cuando tales cosas veamos (y desgraciadamente ocurren con mucha frecuencia), pensemos que Cristo mismo nos habla de nuevo:”¿Por qué dormís? Despertaos, levantaos y rezad para que no caigáis en la tentación. Por que el Hijo del hombre es entregado en manos de los pecadores.” Por el mal ejemplo de esos sacerdotes perversos, la peste del vicio se extiende con facilidad entre el pueblo. Y cuanto menos idóneos son para recibir  la gracia quienes, por obligación, han de vigilar y rezar por el pueblo, tanto más necesario es para éste estar bien despierto, levantarse y rezar con gran ardor, no sólo por sí mismos, sino también por estos sacerdotes. ¡Qué grandísimo bien se haría al pueblo si tales sacerdotes cambiaran y se hicieran mejores!

Una manera particular de entregar a Cristo en manos de los pecadores se da entre ciertas personas que, aunque reciben el sacramento de, la Eucaristía con frecuencia, quieren dar la impresión de que lo veneran de modo más santo al recibirlo bajo las dos especies, lo cual va en contra del uso común y se hace sin necesidad alguna, y no sin grave afrenta a la Iglesia católica. Sin embargo, estos mismos blasfeman de lo que han recibido, algunos llamándolo “pan verdadero y vino verdadero” y otros, todavía peor, llamándolo simplemente “pan y vino”. Todos ellos niegan que el Cuerpo de Cristo esté contenido en el sacramento que llaman “Corpus Christi”. Cuando después de tanto tiempo que ha transcurrido se ponen a hablar así contra los más evidentes pasajes de la Escritura, contra las interpretaciones clarísimas de todos los santos, contra la fe constantísima de toda la Iglesia durante tantos siglos, contra la verdad ampliamente atestiguada por miles de milagros, esa gente que marcha en este último tipo de infidelidad, ¿qué diferencia, me pregunto, existe entre ellos y los que cogieron prisionero a Cristo aquella noche? ¡Qué poca diferencia entre esos y aquellas tropas de Pilato que en actitud de burla doblaban sus rodillas delante de Cristo, como si le rindieran honor, mientras le insultaban y le llamaban rey de los judíos!. Esta gente de ahora también se arrodilla ante la Eucaristía y la llama Cuerpo de Cristo mientras, de acuerdo con su doctrina, no creen en ella más que los soldados de Pilato creían que Cristo era rey.

apostles-sleepingEn cuanto oigamos que tales cosas ocurren en otros lugares -no importa qué lejos estén -, imaginemos inmediatamente a Cristo diciéndonos con urgencia: “¿Por qué estáis dormidos? Levantaos y rezad para que no caigáis en la tentación.” No seamos ingenuos: dondequiera se presenta hoy esta plaga con extraordinaria virulencia, no cogen todos la enfermedad en un solo día. El contagio se extiende poco a poco y de manera imperceptible. Quienes al principio no le daban importancia, se levantan más tarde para oírlo y responder con cierta apatía o menosprecio; y luego son arrastrados al error, hasta que, como un cáncer (según expresión del Apóstol), el escurridizo mal acaba finalmente conquistando el país entero. Mantengámonos bien despiertos, levantémonos y recemos asiduamente para que vuelvan sobre si todos cuantos han caído en esta desgraciada insania preparada por Satán, y para que Dios nunca permita entremos nosotros también en tal tentación, ni permita jamás al diablo desatar las ráfagas de esa tormenta hacia nuestras costas. Pero acabemos ya con esta digresión sobre los misterios y reanudemos la historia.

Aciprensa utilizó la foto de Bergoglio lavándole los pies al travesti sodomita.

Nuestros Señor  Jesucristo le lavó los pies a sus apóstoles como ritual de purificación sacerdotal. Los herejes modernistas en contradicción con la Escritura y sin ninguna base bíblica se han inventado un lavatorio de los pies marxista.

Utilizar el ritual de Jesucristo del lavatorio de los pies, para  un travesti sodomita, que en rebelión contra las leyes de Dios se ha cambiado de sexo, es una blasfemia, una burla satánica y  un acto de apostasía pública.

Al que luego le dieron la comunión sacrílega, profanando el Jueves Santo, atacando la Santa Eucaristía y el sacramento del Sacerdocio,  lo cual es un ataque directo contra Jesucristo, un ataque contra la doctrina moral católica.  Un suicidio espiritual  asistido y un asesinato de esa alma.

Aquí podemos ver como la pagina herética modernista Aciprensa no solamente encubre a Bergoglio sino que también se suma a la apostasía bergogliana.

aciprensa apostasia

 

travesti lavatorio Apostata Bergoglio

Aciprensa también trató como si fuera un varón a la lesbiana española, que se mutiló  los senos para cambiar de sexo (que utiliza hormonas y se disfraza de varón), que fue invitada por Bergoglio con su pareja homosexual al Vaticano  con los gastos pagos.  La cual públicamente confiesa el sacrilegio de recibir la comunión y de haber quedado confirmada en su vicio por el propio Bergoglio .

lesbiana aciprensa.PNG

aciprensa lesbiana tratada como varon.PNG


Tema relacionado:

Bergoglio maliciosamente llamó a la mujer lesbiana que se mutiló los senos un “hombre” y llamó a la unión homosexual “matrimonio”.

Jesús le lavó los pies de sus apóstoles, porque es un ritual de purificación sacerdotal, requerido por Dios desde el Antiguo Testamento.