Obispo Schneider: detrás del fenómeno migratorio hay un plan para cambiar la población europea

Bishop_Schneider_Washington_810_500_75_s_c1

RorateCaeli

Extractos de una entrevista a “Il Giornale”:

P. Hay mucho debate sobre el tema de la inmigración. ¿Italia ha sido dejada sola por la Unión Europea? La Iglesia continúa llamando a nuestro país a ser “humanitario.

“El fenómeno de esta llamada “inmigración” representa un plan orquestado, preparado durante mucho tiempo por los poderes internacionales para cambiar radicalmente la identidad cristiana de las poblaciones europeas. Estos poderes están utilizando el enorme potencial moral de la Iglesia y sus estructuras para alcanzar más eficientemente sus objetivos anticristianos y antieuropeos. Con este fin, se está abusando del concepto mismo de humanismo e incluso del mandamiento cristiano de la caridad”

P. Algunos Alcaldes italianos del Movimiento de las Cinco Estrellas, como Chiara Appendino de Turín, han registrado a los hijos de parejas homosexuales en la Oficina de Registro. ¿Cuál es la posición de la Iglesia Católica sobre esto?

La Iglesia Católica, como cualquier ser humano con sentido común y razón, siempre ha rechazado la actividad homosexual. Confiar niños a las llamadas parejas homosexuales significa una violación del derecho fundamental de cualquier niño: crecer y ser educado por un padre y una madre. Encomendar a los niños al cuidado de las llamadas parejas homosexuales en el último análisis representa un abuso moral de los niños, de los más pequeños e indefensos. Este fenómeno pasará a la historia como una de las mayores degradaciones de la civilización. Los que hoy luchan contra esa flagrante injusticia son los verdaderos amigos de los niños y héroes de nuestro tiempo.

 

 

 

Anuncios

El Papa Inocencio X condenó específicamente la herejía de dos papas

 

El Papa Inocencio X: ha decretado y declarado herético esta proposición … “hay dos cabezas católicas y líderes supremos de la Iglesia Católica unidos en la más alta unidad entre sí”; O “el jefe de la Iglesia Católica está formado por dos que están divinamente unidos en uno”; O “hay dos pastores y guardianes supremos de la Iglesia, que forman una sola cabeza” (cf Denzinger 1091)

falsificacion del papado herejia

Falsificación  del Papado

falso papado invento

bicefalismo-dos-papas

 

fabricacion-humana-del-papadobergoglio-se-burla-del-papadoNo es papa es un hereje

El Papa falso besa el Anillo de Pescador del Papa real

 

 

Non veni pacem |The Splendor of Truth

He escrito anteriormente sobre la decisión del Papa Benedicto XVI de retener el Anillo de los Pescadores después de su falsa abdicación AQUÍ. Al final de cada pontificado, sin excepción, el anillo es destruido …con un martillo de plata especial que está hecho para este propósito exacto y solo para este propósito. Varios escritores describieron el procedimiento en los días siguientes a la declaración. Entonces Benedicto salió y los corrigió. Oh no, queridos amigos, él lo está conservando. Enorme bandera roja, junto con mantener la forma de dirigirse  “Su Santidad” y todas las otras vestiduras papales, ya sabes, porque no había otras prendas disponibles.

La ocasión en sí misma también es muy interesante. ¿Sabías que el antipapa Bergoglio hasta trajo a sus cardenales recién acuñados frente al papa Benedicto para que los bendiga? Después del primer consistorio, al que asistió Benedicto en persona, Benedicto recibe a los nuevos cardenales en su residencia / monasterio, donde imparte su bendición. ¿Podría ser más obvio que él no está realmente retirado?

2018.06.28 Concistoro CPF

concubino

Diario boliviano publica más evidencia del concubinato del nuevo cardenal Toribio Ticona Porco

El Papa Inocencio X condenó específicamente la herejía de dos papas

San Vicente Ferrer nos explica que solamente puede haber un papa reinante, escribió  en su recopilación del  Tratado del cisma moderno de la Iglesia.

CAPITULO I
En el que se declara que no es lícito creer que los dos elegidos son verdaderos papas

 

Por lo que a la primera cuestión se refiere, puede manifiestamente responderse, según la verdad de la fe cristiana, que es imposible que los dos elegidos sean papas. Lo cual puede fácilmente probarse por muchas razones.
Primera. Aunque los pueblos cristianos estén divididos en muchas diócesis y naciones, sin embargo, así como la Iglesia es universal, así también es necesario que el pueblo cristiano sea uno ecuménicamente. Por lo mismo, así como en un pueblo determinado, que forma una iglesia particular, es necesario que haya un obispo, del mismo modo es necesario que en todo el pueblo cristiano exista un solo papa, cabeza y rector de la Iglesia universal. A este propósito leemos en los Cantares: Sesenta son las reinas y ochenta las concubinas, y las doncellas no tienen número. Pero única es mi paloma, mi perfecta; es la única hija de su madre, la predilecta de quien la engendró (Cant. VI, 8). Según la Glosa, las reinas y concubinas significan las distintas iglesias particulares, y las doncellas son las almas fieles. Mas la paloma única significa la Iglesia militante universal, que es una, como la Iglesia triunfante, llamada su madre y engendradora.

 

Segunda. En la verdadera Iglesia es necesario que los fieles cristianos concuerden en una misma fe. Por eso dice el apóstol: Sólo un Señor, una fe, un bautismo (Eph. IV, 5). Cuando surge un problema en lo que atañe a la fe, la Iglesia quedaría dividida si no fuera conservada en su unidad por la autoridad doctrinal de uno solo. Por tanto, para conservar la unidad de la Iglesia es necesario que sea uno solo el que la gobierne. A este respecto leemos en Ezequiel: Mirad, yo tomaré a los hijos de Israel de entre las gentes a que han ido, juntándolos de todas partes y los traeré a su tierra. Y haré de ellos en la tierra, en los montes de Israel, un solo pueblo, y todos tendrán un solo rey; nunca más serán dos naciones; nunca más estarán divididos en dos reinos; nunca más se contaminarán con sus ídolos y sus iniquidades; los libraré de todas las rebeliones con que pecaron y los purificaré, y será mi pueblo, y yo seré su Dios. Mi siervo David será su rey. Y tendrán todos un solo pastor (Ez. XXXVII, 21 ss).

 

Tercera. No cabe duda que el régimen de la Iglesia debe ser el mejor, ya que lo dispuso Aquel que dice: Por mí reinan los reyes y los jueces administran justicia (Prov. VIII, 15). Ahora bien, el mejor régimen de la multitud se da cuando está regida por uno solo, según dice Aristóteles en el libro III de los Políticos. Es más, la paz y unidad de los súbditos, que son el fin de toda sociedad, se alcanzan más fácilmente cuando rige uno que cuando son muchos los que rigen. Luego es manifiesto que el régimen de la Iglesia universal ha sido dispuesto por Dios de modo que sea uno solo el que gobierne toda la Iglesia. Por eso Cristo dijo sólo a Pedro: Apacienta mis ovejas (Jo. XXI, 17). Y sólo a Pedro prometió: Te daré las llaves del reino de los cielos (Mt. XVI, 10).

Cuarta. La Iglesia militante deriva y es semejanza de la triunfante. Dice San Juan en el Apocalipsis (Apoc. XXI, 2) que vio la nueva Jerusalén —la Iglesia militante— que descendía del cielo, es decir, la Iglesia triunfante. Y en la Iglesia triunfante preside uno solo, que es el que rige también el universo: Dios. Luego en la Iglesia militante uno solo debe presidir y gobernar a todos. Por eso dijo Jesús: Habrá un rebaño y un pastor (Jo X, 16).

Quinta. En el cuerpo natural hay una sola cabeza. La Iglesia universal es un cuerpo místico, y los distintos fieles son sus miembros, nacidos y unidos entre sí por la unidad de fe, esperanza y caridad. Se lee en la epístola a los Romanos: A la manera que en un solo cuerpo tenemos muchos miembros y todos los miembros no tienen la misma función, así nosotros, siendo muchos, somos un solo cuerpo en Cristo (Rom. XII, 4-5). Necesariamente, pues, en el cuerpo de la Iglesia universal habrá un solo papa, cabeza y rector. A este respecto profetizó Oseas: Los hijos de Judá y los hijos de Israel se juntarán en uno. y se darán un jefe único (Os. I, 11).

Sexta. Es verdad de fe que el papa tiene potestad plena sobre todos; por lo cual dijo Cristo a Pedro: Cuanto atares en la tierra será atado en los cielos, u cuanto desatares en la tierra será desatado en los cielos (Mt. XVI, 19). Si hubiera dos papas a la vez, o el uno tendría más potestad que el otro, o no. Si uno no tuviera más potestad que el otro, ninguno de los dos sería papa, porque el papa tiene potestad sobre todos, como queda dicho. Si la tuviera, el inferior no sería papa. Así prometió el Señor, hablando por Ezequiel: Yo salvaré a mi grey, y no será jamás presa de las gentes; suscitaré para ella un pastor único, que la apacentará (Ez. XXXIV, 28 y 31). Por todas estas razones aparece claro que no es lícito creer que los dos elegidos en cuestión son verdaderos papas. Por consiguiente, yerran muy gravemente quienes, con el afán de obtener gracias y dispensas, o por alcanzar cualquier clase de privilegios, acuden a uno y otro, reverenciándolos como papas auténticos. Pues siendo cierto que no pueden ser papas los dos, sino que uno de ellos es apostático y antipapa, es evidente que quienes en sus súplicas reverencian a los dos como tales, no escapan a las penas y maldiciones prescritas en aquel canon del Decreto que comienza: En el nombre del Señor… (J. Gratianus, Decretum (Concordantia discordantium canonum) 1, dist. 23, e. 1 : 44 In nomine Domini”). Y nadie puede ser excusado en esto por ignorancia, como se verá en lo que sigue.

CAPITULO II

En el cual se declara que es necesario creer que uno de los dos es verdadero papa

En cuanto a la segunda cuestión, digo que a ningún cristiano es lícito o seguro creer o decir que ninguno de los dos elegidos es verdadero papa. Esto se manifiesta por las tres razones siguientes:
Primera. La primera elección, o fue debida y canónicamente celebrada, o no. Si fue hecha canónicamente, entonces todos los cristianos han de creer que el primer electo es verdadero papa.

CAPITULO III

 

En el que se declara ser muy peligroso para el alma cristiana adherirse como a papa al que no lo es, y apartarse, aunque sea por ignorancia, del verdadero.

Sobre la tercera cuestión, digo que para todos los cristianos a quienes ha llegado debidamente la notificación de los cardenales acerca de los dos elegidos, sin duda alguna, es muy peligroso y condenable obedecer como papa al que no lo es, apartándose del verdadero, aunque sea por ignorancia. Esto se prueba por muchas razones.
Primera. Porque, los que tal hacen pecan gravemente contra dos preceptos divinos, pues apartándose del papa verdadero y no tributándole el honor debido, quebrantan el primer precepto de la segunda tabla: Honra a tu padre y a tu madre… El papa legítimo es padre universal de los cristianos, y la Iglesia es la madre. Además, prestando obediencia a uno que no es papa y tributándole honores papales, se quebranta el primer precepto de la primera tabla, en el cual se ordena: No adores a dios extranjero, ni ídolo, ni estatua, ni semejanza alguna del cielo. ¿Qué otra cosa es el falso papa sino un dios extranjero en este mundo, un ídolo, una estatua, una imagen ficticia de Cristo? Es evidente, pues, que es muy peligroso para cualquier alma cristiana quebrantar, aunque sea por ignorancia, los dos preceptos divinos señalados.

Se dice generalmente, y con acierto, que en la actualidad, por causa de la doble elección de papa, hay un cisma en la Iglesia, o mejor, hay separación cismática de la Iglesia. Si existe el cisma, es necesario que haya cismáticos, que no son precisamente los que obedecen al papa verdadero, sino los que obedecen al falso cual si fuera legítimo. La ignorancia no excusa a los cismáticos, porque, según San Pablo: Si alguno lo desconoce, será él desconocido (1 Cor. XIV, 38,). San Ambrosio, comentando la carta a los Romanos, dice: Si tienes ignorancia, pecas gravemente (C, II).


“El Papa Benedicto XVI no renunció al divino oficio de Vicario de Cristo, entonces Francisco no es realmente el Vicario de Cristo ”

🙏El niño mártir de Toronto asesinado por homosexuales pedófilos -Emanuel Jacques

Toronto Catholic Witness Emanuel Jacques,

En 1977, Emanuel Jacques, de solo doce años, fue asesinado sádicamente después de sufrir muchas horas de violación homosexual en Toronto. Que el alma inocente de Emanuel descanse en paz.

Lamentablemente, Emanuel llamó la atención de la lujuria demoníaca y pervertida de cuatro homosexuales, quienes secuestraron, sodomizaron y asesinaron al niño inocente después de doce horas de abuso sexual y violación homosexual. Emanuel finalmente fue ahogado por dos de los cuatro monstruos, quienes sostuvieron la cabeza de nuestro pequeño santo en un fregadero de agua.

Emanuel Jacques era hijo de inmigrantes católicos portugueses muy pobres. El joven Emanuel, para ayudar a sus padres, ganó algunos dólares lustrando  zapatos en la calle Yonge de Toronto.

Por favor, durante este tiempo oscuro, reflexiona sobre la muerte de este niño inocente, asesinado por hombres malvados y perversos.

Oremos por la conversión de todos los “católicos” y “cristianos” que han sido seducidos por la propaganda homosexual y que crean que es solo un estilo de vida alternativo. No, es uno de los cuatro pecados que claman al Cielo por venganza; sin arrepentimiento, pondrá al homosexual en el infierno.

Sangrado_Corazon_De_Jesus_Candles

Que la Iglesia eleve al joven Emanuel al Altar, que sea declarado santo.

Emanuel Jacques, ruega por nosotros

emanuel-jaques-church

4.000 personas rodearon la iglesia en el centro de Toronto, el 4 de agosto de 1977, durante su funeral.

Novena de liberación del vicio de la homosexualidad 

click here

Francisco planeó la invasión musulmana en 2013

bergoglioInmigración masiva: Francisco complotó detrás de escena

El blog de Marco Tosatti reveló el 15 de junio que el papa Francisco fue funcional al proceso de abrir Italia a la inmigración masiva y al tráfico de personas.

Según fuentes altamente ubicadas en el Ministerio del Interior italiano, el papa Francisco llamó al entonces primer ministro izquierdista Enrico Letta, en octubre de 2013, convenciéndolo para recibir inmigrantes ilegales procedentes del Mediterráneo. Los ilegales fueron etiquetados como “refugiados”.

La Armada italiana comenzó la operación en complicidad con traficantes de personas, quienes hoy ganan más dinero que los distribuidores de drogas. Desde entonces, 400.000 ilegales ingresaron a Italia.

gloria tv news

Líder islámico: “Gracias a vuestras leyes democráticas, os invadiremos. Gracias a nuestras leyes religiosas, os dominaremos”.

Obispo Schneider: “La migración musulmana es planificada y programada artificialmente”

invasion-musulmana-aculturacion

El vicecanciller de Austria culpa a Soros por causar la invasión musulmana en Europa

37_operazioni-migranti

Cubierto en una fachada de supuesta ayuda a inmigrantes ilegales Soros hace sus movimientos

Servir a Soros antes que a Dios: El Papa, vicario del NOM, exhorta a los católicos a llenar Europa de refugiados musulmanes

soros

bergoglio-el-titere-de-soros

judas-bergoglio

«¡Roma perderá la Fe y se convertirá en la sede del Anticristo!» Profecía cumplida de Nuestra Señora de la Salette

Recordemos algunas noticias que demuestran que Bergoglio ha estando promoviendo activamente la invasión  musulmana siguiendo la agenda de George Soros:

empujando la agenda de soros

agenda de soros

los invasores con telefonos celulares

Capture

Capture

Capture

Bergoglio abandonó  a los cristianos sirios refugiados, llevó  solo a los musulmanes al Vaticano. Pero Bergoglio que utilizó como excusa  por abandonar a las dos familias cristianas  los requisitos burocráticos en Lesbos condenó el año  pasado los requisitos burocráticos para promover la invasión musulmana. 

hipocresia de bergoglio

BERGOGLIO ABANDONA A PAREJA DE CRISTIANOS EN LESBOS

expropiar a la iglesia para invasion musulmana

agenda de soros promoviendo la invasion musulmana

bergoglio agenda de soros

Capture

bergoglio promuve la invasion musulmana europea

activismo invasion musulmana de bergoglio

Bergoglio confirmó a los invasores musulmanes en su rechazo a Cristo: “La fe que os dieron vuestros padres os ayudará a salir adelante” 

Capture

egidio.PNG

siervo de soros

agenda izquierdista de bergoglio

Capture

teatro para promover la invasion musulmana


Cardenal Burke: ‘Dejen de decir que Alá es el Dios de los cristianos, Alá no es el Dios de la Biblia.’

musulmanes violan mujeres europeas

☪☣
La crisis de violación en Europa está directamente relacionada con la afluencia de migrantes
Bergoglio da la bienvenida al Vaticano al jefe del grupo musulmán vinculado al financiamiento del terror de la jihad
Top Aliado musulmán de Francisco reafirma que los musulmanes convertidos al cristianismo deberían ser asesinados
Cupich celebra a Iftar con un grupo de caridad asociado con el islamista “Muerte a los apóstatas”, Yusuf al-Qaradawi

JIHAD SEXUAL ISLAM

‘Es imposible controlar a 23.000 yihadistas. Hay que comenzar las deportaciones’

“Francisco no es realmente el Vicario de Cristo porque el Papa Benedicto XVI no renunció al divino oficio de Vicario de Cristo”

 

Abyssum 23 de junio de 2018

Obispo emeritus Rene Henry Gracida de Texas.

El Papa Benedicto XVI no renunció al oficio divino que en 2005 lo hizo Vicario de Cristo, sino solo al ministerio del Obispo de Roma y a las oficinas administrativas del Papado, al declarar (en el discurso del 27 de febrero de 2013) que mantendría la “primacía petrina”, por la cual demostró que todavía carga sobre sus hombros el peso y la vocación de ser el Vicario de Cristo. Que no se puede renunciar, es una calidad “ad vitam” otorgada por Cristo a Pedro y sus sucesores.

El Papa Ratzinger pronunció, un día antes de tomar el helicóptero para retirarse temporalmente a Castel Gandolfo, un discurso que aclara la situación que mantienen los dos “Papas” que actualmente viven en Roma.

En ese discurso se refirió a la invitación que recibió de Dios cuando fue elegido sucesor de San Pedro el 19 de abril de 2005. En esa ocasión dijo (párrafo 23) que la vocación que recibió de Cristo es ad vitam (de por vida) y que por esa razón, nunca podrá renunciar a ella (como todos los Papas siempre entendieron en la historia de la Iglesia): “Él siempre es para siempre, ya no hay retorno a lo privado”. “Mi decisión de renunciar al ejercicio activo del ministerio no revoca esto (la primacía petrina)”.

Además, Benedicto estableció, ante los órganos legales de la Iglesia, que él mantendría la sotana blanca, mantendría el nombre “Su Santidad”, mantendría las llaves de Pedro en su escudo, y continuaría siendo Papa, simplemente añadiendo el epíteto “emeritus”. Esto último es muy significativo porque, cuando el Papa Gregorio XII renunció, volvió a ser cardenal, y cuando el Papa Celestino V renunció, volvió a ser monje. Esto no fue establecido por el Papa Benedicto XVI. Él estableció que continuaría siendo Papa, un caso totalmente sin precedentes en la historia de la Iglesia.

Ese discurso expresa claramente la convicción de que continuaría siendo Vicario de Cristo y cabeza espiritual de la Iglesia, y que solo renunciaba a las oficinas administrativas del papado. En su opinión, una cosa es el ministerio del obispo de Roma, y ​​otra cosa es la primacía petrina, que es ad vitam y no se puede renunciar. Sic et simpliciter.

La renuncia válida al papado exige la renuncia al munus (cargo de la oficina de Pedro) expresado en el Código de Derecho Canónico (canon 332.2 de los CDC), no el ministerio, como lo hizo el Papa Benedicto XVI.

Veamos el tenor literal de Canon 332.2 CDC:
“Si contingat ut Romanus Pontifex muneri suo renuntiet, ad validitatem requiritur ut renuntiatio libere fiat et rite manifestetur, non vero ut a quopiam acceptetur”. (“Si el Romano Pontífice renuncia a su cargo, se requiere, para su validez, que la renuncia sea libre y se manifieste formalmente, y que no sea aceptada por nadie”.

Al leer el texto de la renuncia de Benedicto XVI, se observa que el Papa no renunció al munus petrino, sino únicamente al ministerio como obispo de Roma: “Declaro renuncio al episcopado de Roma Episcopi Romae … commisso renuntiare”.

Una persona tan sabia como Benedicto XVI entendió perfectamente que la renuncia al papado, para ser válida, requería renunciar al munus, no solamente al ejercicio (ministerium). Aquí no es posible reclamar ignorancia. No en él, que es uno de los más instruidos y conocedores de los asuntos eclesiásticos. Por lo tanto, esa diferencia en la fórmula utilizada significaba algo. Algo así como: “Todavía soy el Vicario de Cristo, incluso si renuncio al gobierno ejecutivo de la Iglesia. No puedo decirlo abiertamente, pero aquí continuaré, vestido como un Papa, viviendo en el Vaticano y llamándome “Su Santidad”, para aquellos que quieran entenderlo “.

Benedicto XVI sigue siendo el Vicario de Cristo, porque nunca renunció a tal puesto, pero, para mayor claridad, nos dice explícitamente que solo renunció al ministerio.

Recuerda que el papado es un cargo, como nos lo recuerda la Constitución Dogmática Lumen Gentium: “Porque el Romano Pontífice tiene a la Iglesia, en virtud de su oficio (munus) como Vicario de Cristo y Pastor de toda la Iglesia, plena, suprema y poder universal, que siempre puede ejercitarse libremente.” Esto también fue declarado por el Concilio Vaticano I en 1870, repitiendo el Magisterio anterior, en particular, el del Concilio de Florencia del siglo XV.

En el papado, el munus se recibe con la elección en el cónclave y se pierde con la muerte, y el ministerio, que es inseparable de él, es equivalente a la práctica legal del obispado de Roma, hoy cabeza de todos los episcopados. Después de haberlos separado, Benedicto XVI está enviando un mensaje muy fino y delicado al mundo y a la Iglesia.

Las famosas palabras de Monseñor Gänswein, arzobispo alemán, jurista, secretario personal de Benedicto XVI y prefecto de la Casa Pontificia de “Francisco”, sobre un “ministerio extendido” (con dos miembros) confirman la misma conclusión: Benedicto XVI continúa manteniendo la investidura o munus, entonces Francisco no es realmente el Vicario de Cristo.

Monseñor Gänswein recordó que Benedicto XVI no renunció ni a su nombre ni a su hábito blanco: “No se retiró a un monasterio aislado, sino que continúa dentro del Vaticano, como si solo se hubiera apartado, para dar espacio a su sucesor y un nueva etapa en la historia del papado. “

Es por eso que Benedicto XVI todavía está vestido de blanco, con su solideo, el anillo de pescador, su título de Papa y el nombre de Su Santidad. No volvió a ser cardenal Ratzinger, como sucedió con Gregorio XII, que una vez más se convirtió en el cardenal Angelo Correr después de renunciar. Benedicto permanece en el Vaticano y no ha regresado a su querida Baviera ni a ningún monasterio distante, y no es el Cardenal Ratzinger.

No hace falta decir que Monseñor Gänswein no hizo estas declaraciones tan serias sin el apoyo del propio Benedicto XVI. Fue solo una explicación de las conclusiones en su despedida del 27 de febrero de 2013.

De hecho, Benedicto XVI no usó la fórmula de renuncia establecida por Bonifacio VIII. La norma expresa que regula la disciplina sobre la renuncia papal se encuentra en la Constitución Apostólica de Quoniam aliqui, que se fijó en el Código de Derecho Canónico de 1917, y actualmente en el citado canon del CDC de 1983, # 322.2.

Veamos el texto de esa Decretal de Bonifacio VIII:
“Decreto de Bonifacio VIII (en 6 °), 1.1, T.7, cap. 1: De Renunciatione: “resignare valeat Papatui, eiusque oneri, et honori …”. Es decir, está establecido que debe renunciar explícitamente a su puesto y todos sus honores.

Tampoco utilizó la fórmula empleada para renunciar utilizada por el único Papa que lo hizo antes que él, Celestino V: “cedo Papatui, y exprese resignation loco, et dignitati, oneri, et honori” (“Me retiro del papado y, expresamente, Renuncio al lugar y sus dignidades, cargos y honores »).

Por el contrario, Benedicto XVI utiliza por primera y única vez la fórmula explícita y clara “Ministerio Episcopi Romae … commisso renuntiare” (renunció al ministerio del Obispo de Roma).

Conclusión: en la Declaración de renuncia leída por Benedicto XVI el 27 de febrero de 2013, no se menciona el canon 332.2 del CDC, lo que parece extraño viniendo de alguien tan conocedor y minucioso teólogo. Tampoco usó la fórmula del Decreto de Bonifacio VIII (renuntiare Paptui) ni la fórmula válidamente utilizada por Celestino V (oneri et onori). Gran mensaje para la Iglesia y para el mundo:

Sheepdog


Sobre abyssum
Soy obispo católico retirado, obispo emérito de Corpus Christi, Texas

“El mal siempre matará a la bondad cuando ésta se ha convertido en reproche”: Fulton Sheen sobre el martirio de San Juan el Bautista

john-the-baptist.png

Hoy celebramos el nacimiento de San Juan el Bautista el Precursor de Cristo que por medio del llamado  al arrepentimiento sigue preparando el Corazón de todos los  que desean verdaderamente recibir a Cristo como redentor. Puesto que quien no se arrepiente de sus pecados y no los abandona sino que se obstina en ellos no acepta ser redimido por Cristo y quien no acepta a Cristo como redentor se condena eternamente.  Los Herodes de hoy siguen silenciando la voz de Juan el Bautista porque son amigos del pecado que los esclaviza  y enemigos de la libertad que les ofrece Dios, pero ellos mismos asesinan su propia alma convirtiéndose en los mayores enemigos de sus almas. No es a San Juan el Bautista el que asesinan sino a ellos mismos.

Tobit 12:10 Pero los que cometen pecado e iniquidad son enemigos de su propia alma.

El que rechaza arrepentirse y se obstina en el pecado mortal se convierte en su propio verdugo.   

decollazione-battista-caravaggio

El temor a la bondad y el temor a la verdad por el Arzobispo Fulton Sheen

La gente teme a Dios porque es la Divina Verdad; ese temor les hace pasar la vida en la mediocridad, en la indiferencia y falta de fe. San Pablo mencionó esto escribiendo a los Gálatas: “¿Me he creado enemigos entre vosotros por decir la verdad?”(Gál. IV, 16). Hay una diferencia entre nuestro alejamiento de Dios por ser la Bondad y por ser la Verdad. La Bondad es temida, pero no puede ser plenamente odiada, porque incluso al rechazar la perfecta Bondad aún se ama un bien imperfecto; el temor es suscitado porque sospechamos que el Bien máximo de Dios apartará de nosotros algunos bienes menores, a los que amamos. Pero la Verdad no es tanto temida cuanto es odiada, porque es hiriente y repugna al ego. El hombre, incapaz de soportar lo que se llama la “terrible verdad” acerca de sí mismo, concibe un odio contra la verdad misma. Aun cuando disfrace esa actitud con el aparente paliativo de agnosticismo, o con la desesperación que siempre sigue a la arrogancia, y con el violento cinismo y el odio de toda la vida, ese hombre huye de la verdad por el temor de las exigencias que pueda hacerle.

La verdad puede ser odiada por cualquiera de estas tres razones:

1. A causa de nuestro orgullo intelectual, que se niega a admitir que una posición, una vez adoptada puede ser falsa. (…) Con el tiempo esto lleva al prejuicio y al empecinamiento irrazonado, lo que ciega a la mente respecto de la Verdad, mediante el odio.

2. También se puede odiar a la verdad porque su aceptación requeriría que abandonáramos nuestros malos caminos. Así como el alcohólico odiará a la verdad de que el alcoholismo ha arruinado su salud, y por lo tanto debe dejarlo, así se puede odiar a la verdad que se halla en Cristo, en su Iglesia, porque exige un modo de vida contrario al modo adoptado de pecado y disolución.

3. También se puede odiar a la verdad cuando implica que otra Mente conoce la verdad de nuestras faltas, y no puede ser engañada por el falso exterior de piedad con que se engaña al mundo. Esto explica por qué tanta gente odia la doctrina del Juicio Final o se niega a creer en el Infierno como lugar de castigo. La verdad de Dios que conoce lo que realmente son, les repugna tanto que sus mentes son capaces de construir un credo personal, descabellado, que esté de acuerdo a sus alocados modos de vida. El bien nunca niega la verdad del Infierno, pero el mal lo hace frecuentemente a fin de aquietar su intranquila conciencia.

En todos los casos mencionados la Verdad es odiada porque el egoísta desea ser ley en sí mismo, y eludir así la responsabilidad, o también porque desea continuar una vida equivocada y errada que la Verdad condena, o también porque desea que nadie más sepa la verdad acerca de él.
Ninguno querrá admitir, con palabras explícitas, que teme a la Bondad u odia a la Verdad, porque ambas son admirables en sí mismas para todos nosotros. Pero la mente recurre a racionalismos para justificar su rechazo de lo verdadero. Todas las personas no religiosas o antirreligiosas son escapistas; temerosas de inquirir, de buscar la Verdad o de seguir la virtud, racionalizan su escapismo mediante la indiferencia o la burla, el ridículo o la persecución. La forma más popular de cubrir el odio a la Verdad y el temor de la Bondad consiste en la indiferencia, que todos los “cerebros” denominan agnosticismo, negando que exista la Verdad. Con una cultivada indiferencia respecto de la distinción entre verdad y error, anhelan tornarse inmunes de toda responsabilidad en lo que hace al modo cómo viven. Pero la negación estudiada a distinguir entre justo e injusto, en realidad de verdad no es indiferencia o neutralidad: es una aceptación de lo injusto, de lo erróneo.
La burla y el ridículo de la religión forman otro medio mediante el cual el temor de la Bondad y el odio de la verdad dentro de nuestro corazón, son proyectados a la Bondad y a la Verdad existentes fuera de nuestro corazón. Las personas virtuosas, piadosas y religiosas frecuentemente son ridiculizadas y mofadas en las oficinas y fábricas. Rebajando la bondad de los demás, esos burladores esperan justificar su propia carencia de bondad. Pero el que se mofa de la Bondad o la Verdad Divinas, ya ha desenraizado a las mismas de su propia alma. Todavía sobrevive la posteridad de Herodes: al verse confrontados con una Verdad que acusa, calman sus conciencias cubriendo a Cristo con una túnica de loco. El mal no puede soportar la visión de la Bondad, porque es un juicio de culpabilidad, un reproche para la maldad que no se arrepiente, por eso siempre al hallarse con ella quiere envilecerla y abusar de la misma. Búsquese la religión que es perseguida por el espíritu mundano y se hallará así la religión Divina. Si Nuestro Señor no hubiera sido la Bondad perfecta nunca hubiera sido crucificado.
El tercer tipo de “escapismo” o huida de la Verdad, es el ateísmo, tan violento en su odio que si pudiera destruiría a la Verdad y a la Bondad. Hasta el siglo presente sólo se negaba de un modo general uno u otro aspecto de la verdad, a un mismo tiempo; ahora se hace oposición a la Verdad total. Se ha cumplido la advertencia del Señor: “Vendrá un tiempo en que todo el que os condene a muerte proclamará que está realizando un acto de culto a Dios” (Juan XVI, 2). Estar en pecado y temer al pecado puede ser un camino hacia la Bondad; pero estar en pecado y temer a la Bondad y odiar a la Verdad, es demoníaco. San Agustín, quien durante su juventud luchó contra la Verdad Divina, conoció porqué hay hombres que odian a la Verdad, puesto que él la odió durante tantos años y su respuesta es la siguiente:

Los hombres aman a la Verdad cuando ella ilumina, la odian cuando la misma reprueba. Aman a la Verdad cuando se descubre dentro de ellos, y la odian cuando los descubre a ellos. De ahí que ella haya de pagarles, que a ellos, quienes no querrían ser manifestados, contra su voluntad los haga manifiestos, y se vuelva manifiesta a ellos. Sí, de ese modo la mente del hombre, ciega y enferma, alocada y mal favorecida, desea ser ocultada, pero no lo logrará.
Es dable preguntar si en toda la literatura hay un ejemplo más claro de cómo los hombres temen a la Bondad y odian a la Verdad que en la historia de Juan el Bautista. Nuestro Señor alabó la bondad de Juan, diciendo: “Entre los nacidos de mujer nadie es superior a Juan el Bautista” (Lucas, VII, 28). Un día ese hombre bueno fue invitado a hablar en la corte de Herodes, ante una audiencia de gente rica, con muchas personas divorciadas y muchas casadas otra vez. El sermón fue breve: señalando con un dedo al Rey, el Bautista profirió con voz de trueno esta verdad: “No está bien que vivas con la mujer de tu hermano”. Un minuto después Juan estaba encadenado. Pocos meses más tarde, intoxicado Herodes por el vino y por las sensuales danzas de Salomé, prometió a su hermosa hijastra que le concedería cualesquiera cosa le pidiese, y aconsejada por su madre le dijo Salomé: “Dame la cabeza de Juan el Bautista”. El mal siempre matará a la bondad cuando ésta se ha convertido en reproche; la de la virtud es una carrera peligrosa.

Mons. Fulton J. Sheen, “Eleva tu corazón: Por qué el ego teme el mejoramiento”. Editorial Difusión. Bs. As. 1956.