La constante retórica de Bergoglio contra los católicos pavimenta el terreno a la persecución activa.

 

Papa Pío XII, Radiomensaje 23 de marzo de 1952:
«Por lo tanto la acusación de  opresiva dureza interpuesta contra la Iglesia por la «nueva moral» está en  realidad  principalmente dirigida contra la persona adorable de Cristo mismo.»

bergoglio persiguiendo la Iglesia

John-Henry Westen católico -psicólogo clínico- co-fundador y jefe editor  de la pagina católica provida LifeSiteNews.com  dijo el 15 de de junio del 2016 (LifeSiteNews), que uno de los temas de conversación más frecuentes de Bergoglio  y que definitivamente forman parte de su atractivo para los medio de comunicación  y al mismo tiempo es una de las cosas más  hirientes para nosotros los católicos que amamos la Iglesia, es su inclinación para castigarnos a los  fieles católicos, señalándonos como «obsesionado», «doctores de la ley», «neo-pelagianos», «fundamentalista», «rígidos»,»ideológicos «,» hipócritas «, y mucho más.

John-Henry Westen dijo que estas  repetidas críticas públicas de Bergoglio contra los católicos que se aferran a la «verdad absoluta» son potencialmente un gran peligro para los fieles y pavimentan el camino para la persecución cristiana.

John-Henry Westen menciona varios de los ataques  de Bergoglio contra la Iglesia católica y  su constante persecución cristiana contra nosotros los católicos. Ver

“La apertura de mente, cuando significa indiferencia al bien y al mal, con el tiempo termina en un odio a lo que es correcto.”
– Fulton J. Sheen, Vida de Cristo

obstinados bergoglio

Bien dijo el Arzobispo Fulton Sheen que:
“la Verdad es odiada porque el egoísta desea ser ley en sí mismo”.
«El mal siempre matará a la bondad cuando ésta se ha convertido en reproche».
«Los malos temen el bien, porque el bien es un reproche constante a sus conciencias. Los malos, aman la religión de la misma manera que aman a los leones, muertos o en la cárcel; ellos temen a la religión cuando se libera  y comienza a cuestionar su conciencia «.- Fulton J. Sheen, Vida de Cristo

Bienaventurado dice el Salmista aquel que no se sienta en la silla de los burlones. (Cf Salmos 1:1)

 

humillacion

No un Pastor verdadero, sino un destructor~  Profecía de San Francisco de Asís.

ACOSO

ANTISEMITISMO

viejaevo morales bergoglio perdon indigenasburla de la Iglesia
demonio persiguiendo la Iglesia
ataque a la iglesia

Notas para encontrar la verdadera Iglesia por el Arzobispo Fulton Sheen:
“Si yo no fuera católico, y estuviera en búsqueda de la verdadera Iglesia en el mundo actual, buscaría una Iglesia que no se llevara bien con el mundo; en otras palabras, buscaría la Iglesia que fuera odiada por el mundo, debiendo ser odiada tanto como lo fue Él cuando en su carne habitó la tierra. Si encontraras a Cristo en alguna iglesia hoy, sería en la Iglesia con la que el mundo no se lleva bien.
Busca la Iglesia que es acusada de ser retrógrada así como Cristo fue acusado de ser ignorante y de nunca haber aprendido. Busca la Iglesia que la humanidad desprecia por ser socialmente inferior, así como despreciaron a nuestro Señor por venir de Nazaret. Busca la Iglesia acusada de tener al demonio, así como nuestro Señor fue acusado de estar poseído por Beelzebul, el príncipe de los demonios. Busca la Iglesia que, en épocas de fanatismo, los hombres digan de ella que debe ser destruida en el nombre de Dios como Cristo fue crucificado mientras sus enemigos pensaban estarle haciendo un favor a Dios. Busca la iglesia rechazada por el mundo por sostener ser infalible, como Pilato rechazó a Cristo porque Él se llamó a sí mismo La Verdad. Busca la Iglesia rechazada por el mundo así como nuestro Señor fue rechazado por los hombres. Busca la iglesia que en medio de la confusión de opiniones conflictivas, sea amada por sus miembros así como aman a Cristo, y respetan su voz así como la misma voz de su Fundador, y la sospecha crecerá, que si Cristo no es popular con el espíritu del mundo, entonces ésta Iglesia no es mundana, y si no es mundana, es de otro mundo. Puesto que es de otro mundo es infinitamente amada e infinitamente odiada como Cristo mismo. Pero solo aquello que es divino puede ser infinitamente odiado e infinitamente amado. Por lo que la Iglesia es divina”.
Mons. Fulton J. Sheen D.D.. Prefacio a las Respuestas Radiofónicas volúmen #1, P. Leslie Rumble y P. Charles Carty.

Anuncio publicitario