Bergoglio profanaba la Misa en Argentina, robándole el culto debido a Dios para dárselo a los hombres.

San Alfonso de Ligorio, Doctor de la Iglesia. (1696-1787) “El diablo siempre ha intentado, por medio de los herejes, de privar al mundo de la verdadera Misa, por lo que los precursores del Anticristo, antes que cualquier otra cosa, tratarán de suprimir y abolir efectivamente el Santísimo Sacramento del altar, como castigo por los pecados de los hombres, según la predicción del profeta Daniel: Convocó impíamente ejércitos contra el sacrificio perpetuo, echó por tierra la verdad, hizo con buen éxito lo que quiso”. (Daniel 8:12).

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Redemptionis Sacramentum  en su número 4 afirma: «Así, no se puede callar ante los abusos, incluso gravísimos, contra la naturaleza de la Liturgia y de los sacramentos, también contra la Tradición y autoridad de la Iglesia, que en nuestros tiempos, no raramente, dañan las celebraciones litúrgicas en diversos ámbitos eclesiales. En algunos lugares, los abusos litúrgicos se han convertido en una costumbre, lo cual no se puede admitir y debe terminarse.»

En el número 6 y siguientes: «Los abusos, sin embargo, “contribuyen a oscurecer la recta fe y la doctrina católica sobre este admirable Sacramento”
Más adelante, podemos leer: «Finalmente, los abusos se fundamentan con frecuencia en la ignorancia, ya que casi siempre se rechaza aquello de lo que no se comprende su sentido más profundo y su antigüedad. (…) Por lo que se refiere a los signos visibles «que usa la sagrada Liturgia, han sido escogidos por Cristo o por la Iglesia para significar las realidades divinas invisibles». (…) Todo esto es sabiamente custodiado y protegido por las normas litúrgicas.
La misma Iglesia no tiene ninguna potestad sobre aquello que ha sido establecido por Cristo, y que constituye la parte inmutable de la Liturgia. (…) De hecho, la sagrada Liturgia está estrechamente ligada con los principios doctrinales, por lo que el uso de textos y ritos que no han sido aprobados lleva a que disminuya o desaparezca el nexo necesario entre la lex orandi y la lex credendi.
El Misterio de la Eucaristía es demasiado grande «para que alguien pueda permitirse tratarlo a su arbitrio personal, lo que no respetaría ni su carácter sagrado ni su dimensión universal»Quien actúa contra esto, cediendo a sus propias inspiraciones, aunque sea sacerdote, atenta contra la unidad substancial del Rito romano, que se debe cuidar con decisión, y realiza acciones que de ningún modo corresponden con el hambre y la sed del Dios vivo, que el pueblo de nuestros tiempos experimenta, ni a un auténtico celo pastoral, ni sirve a la adecuada renovación litúrgica, sino que más bien defrauda el patrimonio y la herencia de los fieles. Los actos arbitrarios no benefician la verdadera renovación, sino que lesionan el verdadero derecho de los fieles a la acción litúrgica, que es expresión de la vida de la Iglesia, según su tradición y disciplina. Además, introducen en la misma celebración de la Eucaristía elementos de discordia y la deforman, cuando ella tiende, por su propia naturaleza y de forma eminente, a significar y realizar admirablemente la comunión con la vida divina y la unidad del pueblo de Dios. De estos actos arbitrarios se deriva incertidumbre en la doctrina, duda y escándalo para el pueblo de Dios y, casi inevitablemente, una violenta repugnancia que confunde y aflige con fuerza a muchos fieles en nuestros tiempos, en que frecuentemente la vida cristiana sufre el ambiente, muy difícil, de la «secularización».
Por otra parte, todos los fieles cristianos gozan del derecho de celebrar una liturgia verdadera, y especialmente la celebración de la Santa Misa, que sea tal como la Iglesia ha querido y establecido, como está prescrito en los libros litúrgicos y en las otras leyes y normas. Además, el pueblo católico tiene derecho a que se celebre por él, de forma íntegra, el santo sacrificio de la Misa, conforme a toda la enseñanza del Magisterio de la Iglesia. (…)»

 

Sobre el lugar de la celebración.

bergoglio profanando la liturgia argentina

En el número 108 se lee: «”La celebración eucarística se ha de hacer en lugar sagrado, a no ser que, en un caso particular, la necesidad exija otra cosa; en este caso, la celebración debe realizarse en un lugar digno”. De la necesidad del caso juzgará, habitualmente, el Obispo diocesano para su diócesis.» .

En el Código de Derecho Canónico se puede leer«Se debe celebrar el Sacrificio eucarístico en un altar dedicado o bendecido; fuera del lugar sagrado se puede emplear una mesa apropiada, utilizando siempre el mantel y el corporal.» 

Sobre las homilías.

El número 67 dice así:«se debe cuidar que la homilía se fundamente estrictamente en los misterios de la salvación, exponiendo a lo largo del año litúrgico, desde los textos de las lecturas bíblicas y los textos litúrgicos, los misterios de la fe y las normas de la vida cristiana (…) Hágase esto, sin embargo, de tal modo que no se vacíe el sentido auténtico y genuino de la palabra de Dios, por ejemplo, tratando sólo de política o de temas profanos, o tomando como fuente ideas que provienen de movimientos pseudo-religiosos de nuestra época.»
misas utilizadas para hacer politica

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Sobre grupos particulares«Aunque es lícito celebrar la Misa, según las normas del derecho, para grupos particulares, estos grupos de ninguna manera están exentos de observar fielmente las normas litúrgicas.» 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

En el número 169 se afirma: «Cuando se comete un abuso en la celebración de la sagrada Liturgia, verdaderamente se realiza una falsificación de la liturgia católica. Ha escrito Santo Tomás: “incurre en el vicio de falsedad quien de parte de la Iglesia ofrece el culto a Dios, contrariamente a la forma establecida por la autoridad divina de la Iglesia y su costumbre”.»

bergo-en-linirs

Encíclica Pascendi de Pío X

“Ellos traman la ruina de la Iglesia, no desde afuera, sino desde adentro; en nuestros días el peligro está casi en las entrañas mismas de la Iglesia y en sus mismas venas; y el daño producido por tales enemigos es tanto más inevitable cuanto más a fondo conocen la Iglesia”

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

 


Palabras del Arzobispo Fulton Sheen sobre la anti- iglesia del Falso Profeta

  • La tercera tentación en la cual Satanás tentó a Cristo para adorarlo y que todos los reinos de la tierra serían suyos, se convertirá en la tentación de tener una nueva religión sin una cruz , una liturgia sin un mundo por venir, una religión para destruir la religión, o una política que es una religión – una que hace que se le de al César, incluso las cosas que son de Dios.
    En medio de todo su amor aparente para la humanidad y su verborrea de la libertad y la igualdad, tendrá un gran secreto que él le dirá a nadie : él no va a creer en Dios. Debido a que su religión será la hermandad sin la paternidad de Dios, va a engañar aun a los escogidos . Él creará un anti- iglesia que será el mono de la Iglesia, porque él, el diablo, es el mono de Dios. Contará con todas las notas y características de la Iglesia , pero a la inversa y vaciado de su contenido divino. Será un cuerpo místico del Anticristo que en todas las cosas externas parecerse al cuerpo místico de Cristo.

 

Sandro Magister: Cuando Bergoglio era peronista. Y todavía lo es:

 

Bergoglio: “Vengo de familia radical, mi abuelo era radical del 90. Después, en la adolescencia, tuve también una incursión por el ‘zurdaje’, leyendo libros del Partido comunista que me daba mi jefa de laboratorio Esther Ballestrino de Careaga, una gran mujer que antes había sido secretaria del Partido revolucionario febrerista paraguayo.

“En aquellos años la cultura política era muy fomentada. A mí me gustaba meterme en todos esos lugares. En tiempos de los años 1951 y 1952 esperaba con ansias que pasaran, tres veces por semana, los militantes socialistas que vendían ‘La Vanguardia’. Y evidentemente que acompañé, también, a grupos justicialistas. Pero nunca me afilié a ningún partido”.

Escribe Magister: Los “grupos justicialistas” que (Bergoglio) dijo que frecuentaba eran precisamente los seguidores de Perón, quién definió la propia ideología “justicialista” – es decir, la síntesis de “justicia” y de “socialismo” – y dio a su propio partido el nombre de “Partido Justicialista”.


Tema relacionado:

En Argentina Bergoglio celebraba la nochebuena con los Judíos talmúdicos y dejó varias veces de celebrar la misa de Navidad.

Cura villero, Pepe Di Paola promueve el culto pagano al ❛Gauchito Gil❜ apoyado por Bergoglio.

Bergoglio replantea y remplaza el dogma de la asunción por el marxismo liberacionista.

Anuncios