Doctor Vincenzo Puro sobre el coronavirus: «No es letal (salvo en personas vulnerables). Los sujetos asintomáticos no son potencialmente contagiosos»

dottor-Vincenzo-Puro-Spallanzani-1920x1440
di DINO GRANATA
El doctor Vincenzo Puro sobre el coronavirus: «No es letal (salvo en personas vulnerables). Los sujetos asintomáticos no infectan».

En «Pomeriggio 5» el Dr. Vincenzo Puro dijo que para estar infectado se necesita «un tiempo mínimo de 15 minutos» de contacto interpersonal con un afectado con síntomas.

El doctor Vincenzo Puro de Spallanzani de Roma entrevistado por «Pomeriggio 5»
Declaraciones impactantes, pero en sentido positivo, las realizadas en «Pomeriggio 5» por el Dr. Vincenzo Puro, Director de la Unidad de Prevención y Protección del Instituto Spallanzani en Roma. El médico informó de que la infección «no es letal», como la mayoría de las personas lo perciben a través de una comunicación distorsionada, pero «puede llegar a serlo si afecta a pacientes frágiles como los ancianos».

No sólo eso, el director dejó claro que los pacientes asintomáticos, es decir, los que están bien a pesar de haber dado positivo en el frotis, no son transmisores potenciales como hemos aprendido hasta ahora del gobierno y sus comités científicos.

En detalle, explica Puro, el paciente precisamente porque es asintomático «emite pocas gotas que puedan contaminar a otras personas». Se considera un modo de transmisión insignificante porque si él (el paciente sin síntomas) no tose, no estornuda, la posibilidad de transmitir el virus es objetivamente muy baja. Por lo tanto, el asintomático es muy poco contagioso precisamente porque no emite estas infames gotas».

Otra noticia positiva, que contrasta con las teorías del gobierno que por esta razón ha tomado medidas muy duras cerrando nuestro país, es que el contagio no se produce si se encuentran personas tocándose en la calle o en los centros comerciales. «Para ser infectado se requiere un mínimo de 15 minutos» de contacto interpersonal con personas positivas y sintomáticas (afectadas), ha afirmado Puro quien, sin embargo, dijo que en este contexto de normas de prevención es necesario mantener distancias seguras y lavarse las manos.

Traducción: Religión la Voz Libre


smiley-monkschreib-39x31Dr. Vincenzo Puro sobre el coronavirus: «Las personas asintomáticas no son potencialmente contagiosas»
🤔Esta información cuestiona el supuesto caso de una tal «paciente 31» asintomática (otros dicen que era sintomática)  que supuestamente infectó a más de mil personas que apareció en las noticias para intimidar a las personas para que colaboraran pacíficamente con la cuarentena forzada de las personas sanas. Y este caso de que presuntamente los asintomáticos eran altamente contagiosos fue utilizado por muchos  para justificar el cierre obligatorio de las iglesias. 
smiley-monktock-46x28
Anuncio publicitario

La Misa retransmitida, una pseudo-liturgia

retrasmision misa pseudo liturgia

«Ser o no ser». La principal cuestión de las misas televisadas

Sandro Magister 

 

(…)¿Qué tiene que ver todo esto con las misas televisadas? Mucho, en mi opinión, si pensamos primero en lo que es la misa en su esencia: un evento y no una representación.

Para ser más precisos: la misa es el evento por excelencia, “el sacrificio mismo del Cuerpo y la Sangre del Señor Jesús“. Cada misa, de hecho, “hace presente y actual el sacrificio que Cristo ha ofrecido al Padre, una vez por todas, sobre la Cruz en favor de la humanidad. […] El sacrificio de la Cruz y el sacrificio de la Eucaristía son un único sacrificio». (Catecismo de la Iglesia Católica, Compendium, n. 280).
Pues bien, a un evento no se asiste como espectadores, se participa. Para participar es necesario estar presentes en el tiempo y el lugar en el que sucede, porque de lo contrario no se establece con este una relación real. Y para estar presente, hay que estar allí con el cuerpo. Hoy, en un contexto cultural en el que la unidad de la experiencia humana espiritual-corpórea es cuestionada cada vez más por nuestra adicción a lugares y relaciones exclusivamente virtuales, es imprescindible reafirmarlo.
La representación mediática de un evento implica en sí –independientemente de las intenciones de quienes la organizan y de quienes asisten, así como del “formato” en el que se desarrolla– una espectacularización que es, en gran medida, incompatible con la naturaleza del evento mismo. Sin entrar en el lugar dramático en el que se lleva a cabo, es decir, sin entregarse al tiempo y al espacio que lo delimitan, seguimos siendo, en gran medida, espectadores.
Es suficiente pensar, para poner solo un ejemplo, en el hecho de que cada evento es, por definición, único e irrepetible. Los cientos de miles de misas que se celebran cada día en el mundo no son “réplicas“ producidas en serie según un prototipo, sino que cada una de ellas constituye la actualización del único sacrificio de Cristo, que se produce una vez por todas. La lógica de la representación de los medios, sin embargo, es la de la repetibilidad y la serialidad: viéndolo así, no hay una diferencia real entre seguir la transmisión en vivo o en diferido.
Los padres del Concilio Vaticano II estaban en lo cierto cuando identificaron en la “actuosa participatio” de los fieles uno de los valores principales a promover en la reforma de la liturgia.
Sin embargo, desafortunadamente, una buena parte del liturgismo postconciliar ha malinterpretado y traicionado esa indicación, confundiéndola con una invitación al activismo litúrgico, es decir, a la promoción del protagonismo humano en el «opus Dei”. Y ahora, después de décadas de énfasis impropio en la dimensión “aglomeradora“ de la misa, la respuesta eclesiástica a la emergencia sanitaria por coronavirus corre el riesgo, en una especie de sarcástica heterogénesis de fines, de eliminar de hecho  a las personas de la liturgia, rebajándolas a público televisivo que se alimenta de emociones religiosas.
La misa vista desde casa puede constituir, sin duda, un útil ejercicio de piedad, a la par que otros, pero para la fe católica sería letal superponerla o incluso confundirla con la participación en el sacramento. En el pasado la autoridad eclesiástica prestaba mucha atención a esta distinción, y me gustaría que hoy siguiese haciendo lo mismo.
(…)
Porque quizás ya se está estableciendo una nueva práctica pseudo-litúrgica.
Bergoglio celebró  ´Misas´ de la Semana Santa “sin fieles”
sin fieles

Arzobispo Viganó: La iglesia postconciliar, modernista y masónica, ambiciona sustituir la Iglesia de Cristo por una monstruosa que no procede de Dios

FILE ARCHBISHOP VIGANO

El apóstata Timothy Dolan dijo que la Oración de los Fieles en la Misa es “aburrida” sin percatarse que su micrófono estaba encendido

La mezquita de Nueva York todavía está abierta para oraciones diarias, mientras que las iglesias en los Estados Unidos enfrentan cierres obligatorios

Jihad Watch

Mezquita de Nueva York sigue abierta para las oraciones diarias, mientras que las iglesias de los EE.UU. están obligadas a cerrar.

Si te sorprende, tal vez has estado dormido durante los últimos 20 años.

«La mezquita de Nueva York sigue abierta para las oraciones diarias mientras que las iglesias de todo el país se enfrentan a cierres obligatorios», por Paul Shiver, The Blaze, 20 de abril de 2020:

Se informa que una mezquita en Nueva York sigue abierta para las oraciones diarias en medio de la pandemia de coronavirus que ha obligado a las iglesias cristianas de todo el país a cerrar sus puertas y cancelar sus reuniones.

Aunque los feligreses de muchos estados han sido criticados e incluso castigados por continuar reuniéndose, ese mismo nivel de escrutinio aparentemente no ha alcanzado a la Mezquita de Jesús, Hijo de María en Siracusa, Nueva York.

¿Cuáles son los detalles?

A pesar de la orden ejecutiva del estado, que prohíbe ampliamente todas las «reuniones no esenciales de individuos de cualquier tamaño y por cualquier razón», los musulmanes del vecindario todavía pueden reunirse en la sala de oración de la mezquita para hacer llamadas a la oración durante la semana.

«Se permite la entrada de unos 10 adoradores con máscaras a la vez, aunque rara vez se presentan tantos. Se mantienen alejados unos de otros mientras siguen a un líder de oración parado en una alfombra de plástico», señala un informe de Syracuse.com. (Aunque en un video de una de las oraciones, parece que los adoradores no están al menos a 6 pies de distancia, como recomienda el Centro de Control de Enfermedades).

Si bien cabe señalar que la mezquita ha hecho todo lo posible por limitar la exposición de los asistentes al virus cubriendo la sala de oración con plástico e instalando un sistema de ventilación especial, no está claro cómo eso exime a la mezquita del mandato del gobierno.

Sin embargo, en lugar de enfrentarse a las críticas por seguir reuniéndose, la mezquita fue elogiada por el medio de comunicación por sus esfuerzos por «mantener la fe» durante la pandemia, especialmente a medida que se acerca el mes santo musulmán del Ramadán…

En las últimas semanas se ha prohibido a los feligreses de muchos estados reunirse y, en muchos casos, se les ha castigado por hacerlo a pesar de las órdenes del gobierno.

En Mississippi, algunos feligreses recibieron multas de 500 dólares por sentarse en sus vehículos en el estacionamiento de una iglesia escuchando una transmisión de radio del servicio. En Kentucky, supuestamente se esparcieron clavos en las entradas de los estacionamientos para evitar que la gente asistiera al servicio de Pascua. Un condado del norte de California incluso prohibió cantar durante las transmisiones en vivo de la iglesia 

En la ciudad de Nueva York, el alcalde Bill de Blasio amenazó con cerrar «permanentemente» las iglesias y sinagogas si se negaban a cumplir con la orden del gobierno.

Traducción: Religión  la Voz Libre

Sánchez prohíbe misas en Granada pero autoriza desplazamientos para el Ramadán

pedro sanchez

Ok Diario

Borja Jiménez

11/04/2020 16:58
La Policía Nacional desalojó este viernes la Catedral de Granada cuando una veintena de feligreses asistía a los oficios litúrgicos de la Semana Santa, en los que participaba el arzobispo de la Diócesis, Francisco Javier Martínez. Un hecho que ya crispó y mucho a los andaluces, que recuerdan en redes sociales que, según el decreto del Gobierno, la asistencia a los lugares de culto y a las ceremonias civiles y religiosas están permitidas.

Sin embargo, ante la clausura de la celebración en Granada, la crispación en Andalucía ha ido a más cuando han conocido que, ante solicitud de la comunidad islámica de el Batán y Talayuela (en Cáceres) para poder comprar productos alimenticios de cara a pasar el Ramadán (que comienza el próximo 24 de abril) se permitirán desplazamientos a determinados miembros de sendas comunidades.

«Ante la solicitud de la comunidad islámica de el Batán y Talayuela para poder comprar productos alimenticios de primera necesidad relativos a los preceptos de la religión islámica y ante la proximidad del Ramadán el próximo 24 de abril, se consultó a la Subdelegación de Gobierno y se autorizó el desplazamiento de los miembros indispensables de esa dos comunidades a las localidades de Talayuela, Navalmoral de la Mata, Miajadas, Jaraíz de la Vera, Plasencia y Cáceres», confirma Jesús Martín Vázquez, Portavoz y abogado de la Unión de Oficiales de la Guardia Civil a OKDIARIO, a quien recuerda que estos desplazamientos se harán «en vehículo y cumpliendo el estado de alarma».

Censura de la misa en Granada

La Policía Nacional informó de que la operación tuvo lugar este viernes sobre las 17,00 horas de este viernes, cuando una dotación de la Unidad Adscrita de la Policía Nacional dio la voz de alarma y una patrulla de agentes se dirigieron hacia el templo. Varios particulares habían alertado a la autoridad de la celebración de esta Misa con feligreses.

Los agentes informaron al Arzobispado de que no se podía celebrar el acto debido al estado de alarma en el que se encuentra el país con motivo del coronavirus. Algo que, sin embargo, sí está contemplado en el real decreto. En consecuencia, el arzobispo de Granada ha interrumpido la Misa para trasladar esta información a los feligreses. Según indica la Policía Nacional, los asistentes han desalojado la Catedral «de forma pacífica y sin altercados» y, además, no se les ha sancionado.

VOX

Onofre Miralles, portavoz de VOX en el consistorio, ha anunciado que pedirá explicaciones a Pedro Sánchez ya que se trata de «un lugar de culto», por lo que es «inviolable».

Onofre Miralles va a remitir «una carta urgente» a la Subdelegación del Gobierno para «pedir explicaciones» sobre el desalojo de la Catedral donde se celebraba el Viernes Santo una misa con una veintena de feligreses.

Miralles ha resaltado en un comunicado que «los lugares de culto son inviolables» y ha insistido en que «se estaría cometiendo presuntas tipologías delictivas». «Vamos a ejercer todas las acciones legales para combatir esta vulneración del derecho fundamental a la libertad de culto», ha asegurado el portavoz de Vox en el Ayuntamiento de Granada.

Bergoglio utilizó el Domingo de Pascua para promover su agenda política marxista

bergoglio persigue la Santa Misa

Una resurrección totalmente política. El mensaje pascual de Francisco a los “movimientos populares”

Sandro Magister 

La noche del 12 de abril, domingo de Pascua, los principales órganos de información católica dieron la noticia de la carta que el papa Francisco había enviado ese mismo día a los “movimientos populares” de todo el mundo, los mismos que él había convocado y con los que se había reunido por primera vez en Roma en 2014, por segunda en Santa Cruz de la Sierra, Bolivia, en 2015 y por tercera de nuevo en Roma en 2016.

Los “movimientos populares”, definición suya, representan la masa de los “excluidos de los beneficios de la globalización”. Son “los vendedores ambulantes, los recicladores, los feriantes, los pequeños agricultores”, en resumen, todo los descartados por los poderosos. Y sin embargo, para Jorge Mario Bergoglio son la vanguardia de la nueva humanidad, son esos “verdaderos poetas sociales, que desde las periferias olvidadas crean soluciones dignas para los problemas más acuciantes de los excluidos”.

Es para esta multitud por lo que Francisco ha preconizado en diversas ocasiones un futuro hecho de tierra, casa y trabajo para todos. Gracias a un proceso que les haría ascender al poder que «transciende los procedimientos lógicos de la democracia formal» llegando a reclamar, en esta última carta, “un salario universal”.

Esta carta transmite plenamente la visión política de Bergoglio a escala planetaria, que ya analizamos hace  unos meses en este otro artículo de Settimo Cielo:

Un Papa con el “mito” del pueblo

secta gay cierra iglesias

Bergoglio quiere puertos abiertos mientras cierra iglesias

Sobre una Cierta «LIBERACIÓN» por el Teólogo Cardenal Joseph Ratzinger:

Ahora bien: puesto que, según esta teología, toda realidad es política, resulta que la liberación es también un concepto político, y la guía para la liberación debe ser una guía para la acción política.

«Nada queda fuera de la tarea política. Todo existe con un determinado color político», escribe textualmente uno de sus principales representantes sudamericanos (de la liberación  marxista). Una teología que no sea práctica, que no sea esencialmente política, es considerada «idealista» y condenada como irreal o como medio de conservación de los opresores en el poder.

A un teólogo que haya aprendido su teología en la tradición clásica, y que haya aceptado su vocación espiritual, le resulta difícil imaginar que se pueda vaciar seriamente la realidad global del cristianismo en un esquema de praxis socio-política de liberación. Esto, sin embargo, es posible porque muchos teólogos de la liberación siguen usando gran parte del lenguaje ascético y dogmático de la Iglesia, pero en clave nueva; de tal manera que, quien la lee o la escucha partiendo de otro fundamento distinto, puede tener la impresión de encontrar el patrimonio tradicional; ciertamente con el añadido de algunas afirmaciones un poco «extrañas», pero que, unidas a tanta religiosidad, no podrían ser peligrosas.
Precisamente la radicalidad de la teología de la liberación lleva a que con frecuencia se infravalore su gravedad, porque no encaja en ninguno de los esquemas de herejía conocidos hasta ahora. Su planteamiento de partida queda fuera de los tradicionales esquemas de discusión.

Sigue escribiendo Magister:

He aquí el texto íntegro de esta carta, hecho público por primera vez. Un extraño mensaje pascual de parte de un papa, en favor de una resurrección total y únicamente política.

*

A los hermanos y hermanas de los movimientos y organizaciones populares

Queridos amigos:

Con frecuencia recuerdo nuestros encuentros: dos en el Vaticano y uno en Santa Cruz de la Sierra y les confieso que esta «memoria» me hace bien, me acerca a ·ustedes, me hace repensar en tantos diálogos durante esos encuentros y en tantas ilusiones que nacieron y crecieron allí y muchos de ellas se hicieron realidad. Ahora, en medio de esta pandemia, los vuelvo a recordar de modo especial y quiero estarles cerca.

En estos días de tanta angustia y dificultad, muchos se han referido a la pandemia que sufrimos con metáforas bélicas. Si la lucha contra el COVID es una guerra, ustedes son un verdadero ejército invisible que pelea en las más peligrosas trincheras. Un ejército sin más arma que la solidaridad, la esperanza y el sentido de la comunidad que reverdece en estos días en los que nadie se salva solo. Ustedes son para mí, como les dije en nuestros encuentros, verdaderos poetas sociales, que desde las periferias olvidadas crean soluciones dignas para los problemas más acuciantes de los excluidos.

Sé que muchas veces no se los reconoce como es debido porque para este sistema son verdaderamente invisibles. A las periferias no llegan las soluciones del mercado y escasea la presencia protectora del Estado. Tampoco ustedes tienen los recursos para realizar su función. Se los mira con desconfianza por superar la mera filantropía a través la organización comunitaria o reclamar por sus derechos en vez de quedarse resignados esperando a ver si cae alguna migaja de los que detentan el poder económico. Muchas veces mastican bronca e impotencia al ver las desigualdades que persisten incluso en momentos donde se acaban todas las excusas para sostener privilegios. Sin embargo, no se encierran en la queja: se arremangan y siguen trabajando por sus familias, por sus barrios, por el bien común. Esta actitud de Ustedes me ayuda, cuestiona y enseña mucho.

Pienso en las personas, sobre todo mujeres, que multiplican el pan en los comedores comunitarios cocinando con dos cebollas y un paquete de arroz un delicioso guiso para cientos de niños, pienso en los enfermos, pienso en los ancianos. Nunca aparecen en los grandes medios. Tampoco los campesinos y agricultores familiares que siguen labrando para producir alimentos sanos sin destruir la naturaleza, sin acapararlos ni especular con la necesidad del pueblo. Quiero que sepan que nuestro Padre Celestial los mira, los valora, los reconoce y fortalece en su opción.

Qué difícil es quedarse en casa para aquel que vive en una pequeña vivienda precaria o que directamente carece de un techo. Qué difícil es para los migrantes, las personas privadas de libertad o para aquellos que realizan un proceso de sanación por adicciones. Ustedes están ahí, poniendo el cuerpo junto a ellos, para hacer las cosas menos difíciles, menos dolorosas. Los felicito y agradezco de corazón. Espero que los gobiernos comprendan que los paradigmas tecnocráticos (sean estadocéntricos, sean mercadocéntricos) no son suficientes para abordar esta crisis ni los otros grandes problemas de la humanidad. Ahora más que nunca, son las personas, las comunidades, los pueblos quienes deben estar en el centro, unidos para curar, cuidar, compartir.

Sé que ustedes han sido excluidos de los beneficios de la globalización. No gozan de esos placeres superficiales que anestesian tantas conciencias. A pesar de ello, siempre tienen que sufrir sus perjuicios. Los males que aquejan a todos, a ustedes los golpean doblemente. Muchos de ustedes viven el día a día sin ningún tipo de garantías legales que los proteja. Los vendedores ambulantes, los recicladores, los feriantes, los pequeños agricultores, los constructores, los costureros, los que realizan distintas tareas de cuidado. Ustedes, trabajadores informales, independientes o de la economía popular, no tienen un salario estable para resistir este momento… y las cuarentenas se les hacen insoportables. Tal vez sea tiempo de pensar en un salario universal que reconozca y dignifique las nobles e insustituibles tareas que realizan; capaz de garantizar y hacer realidad esa consigna tan humana y tan cristiana: ningún trabajador sin derechos.

También quisiera invitarlos a pensar en «el después» porque esta tormenta va a terminar y sus graves consecuencias ya se sienten. Ustedes no son unos improvisados, tiene la cultura, la metodología pero principalmente la sabiduría que se amasa con la levadura de sentir el dolor del otro como propio. Quiero que pensemos en el proyecto de desarrollo humano integral que anhelamos, centrado en el protagonismo de los Pueblos en toda su diversidad y el acceso universal a esas tres T que ustedes defienden: tierra, techo y trabajo. Espero que este momento de peligro nos saque del piloto automático, sacuda nuestras conciencias dormidas y permita una conversión humanista y ecológica que termine con la idolatría del dinero y ponga la dignidad y la vida en el centro. Nuestra civilización, tan competitiva e individualista, con sus ritmos frenéticos de producción y consumo, sus lujos excesivos y ganancias desmedidas para pocos, necesita bajar un cambio, repensarse, regenerarse. Ustedes son constructores indispensables de ese cambio impostergable; es más, ustedes poseen una voz autorizada para testimoniar que esto es posible. Ustedes saben de crisis y privaciones… que con pudor, dignidad, compromiso, esfuerzo y solidaridad logran transformar en promesa de vida para sus familias y comunidades.

Sigan con su lucha y cuídense como hermanos. Rezo por ustedes, rezo con ustedes y quiero pedirle a nuestro Padre Dios que los bendiga, los colme de su amor y los defienda en el camino dándoles esa fuerza que nos mantiene en pie y no defrauda: la esperanza. Por favor, recen por mí que también lo necesito.

Fraternalmente,

Francesco

Ciudad del Vaticano, 12 de abril de 2020, Domingo de Pascua


Catecismo de la Iglesia Católica:
La última prueba de la Iglesia
675 Antes del advenimiento de Cristo, la Iglesia deberá pasar por una prueba final que sacudirá la fe de numerosos creyentes (cf. Lc 18, 8; Mt 24, 12). La persecución que acompaña a su peregrinación sobre la tierra (cf. Lc 21, 12; Jn 15, 19-20) desvelará el «misterio de iniquidad» bajo la forma de una impostura religiosa que proporcionará a los hombres una solución aparente a sus problemas mediante el precio de la apostasía de la verdad. La impostura religiosa suprema es la del Anticristo, es decir, la de un seudo-mesianismo en que el hombre se glorifica a sí mismo colocándose en el lugar de Dios y de su Mesías venido en la carne (cf. 2 Ts 2, 4-12; 1Ts 5, 2-3;2 Jn 7; 1 Jn 2, 18.22).
676 Esta impostura del Anticristo aparece esbozada ya en el mundo cada vez que se pretende llevar a cabo la esperanza mesiánica en la historia, lo cual no puede alcanzarse sino más allá del tiempo histórico a través del juicio escatológico: incluso en su forma mitigada, la Iglesia ha rechazado esta falsificación del Reino futuro con el nombre de milenarismo (cf. DS 3839), sobre todo bajo la forma política de un mesianismo secularizado, «intrínsecamente perverso» (cf. Pío XI, carta enc. Divini Redemptoris, condenando «los errores presentados bajo un falso sentido místico» «de esta especie de falseada redención de los más humildes»; GS 20-21).

Llamadas telefónicas en lugar de los últimos Sacramentos

La Comunión diaria le dio a Santa Teresita la fortaleza para enfrentar el azote de la epidemia de gripe en Francia. Durante 1891-1892

Therese- L

Durante 1891-1892, en el invierno, una epidemia de gripe cae en Francia. El Carmelo de Lisieux no es la excepción. Cuatro monjas mueren a causa de esta enfermedad. Y todas las hermanas se enferman, excepto tres de ellas, incluyendo a Teresa. Entonces procura darse de todo a sus hermanas postradas en cama. Les brinda atención, participa en la organización de la vida diaria del Carmelo, demostrando coraje y fortaleza en la adversidad, sobre todo cuando tiene que preparar el entierro de monjas fallecidas. La comunidad, que a veces la consideraba de poco valor e indiferente ahora la ha descubierto bajo una luz diferente.

santa-teresita

Santa Teresita describe los momentos dificiles que pasó y como Dios la acompañó en medio de esta dura prueba en su libro «Historia de un Alma».

 

Relato de santa Teresita

Epidemia de la gripe

Un mes después de la partida de nuestra santa Madre, se declaró la gripe en la comunidad. Sólo otras dos hermanas y yo quedamos en pie. Nunca podré expresar todo lo que vi, y lo que me pareció la vida y todo lo que es pasajero…

fEl día en que cumplí 19 años, lo festejamos con una muerte, a la que pronto siguieron otras dos.

En esa época, yo estaba sola en la sacristía, por estar muy gravemente enferma mi primera de oficio. Yo tenía que preparar los entierros, abrir las rejas del coro para la misa, etc. Dios me dio muchas gracias de fortaleza en aquellos momentos. Ahora me pregunto cómo pude hacer todo lo que hice sin sentir miedo. La muerte reinaba por doquier. Las más enfermas eran cuidadas por las que apenas se tenían en pie. En cuanto una hermana exhalaba su último suspiro, había que dejarla sola.

Una mañana, al levantarme, tuve el presentimiento de que sor Magdalena se había muerto. El claustro estaba a oscuras y nadie salía de su celda. Por fin, me decidí [79vº] a entrar en la celda de la hermana Magdalena, que tenía la puerta abierta. Y la vi, vestida y acostada en su jergón. No sentí el menor miedo. Al ver que no tenía cirio, se lo fui a buscar, y también una corona de rosas.

La noche en que murió la madre subpriora, yo estaba sola con la enfermera. Es imposible imaginar el triste estado de la comunidad en aquellos días. Sólo las que quedaban de pie pueden hacerse una idea.

Pero en medio de aquel abandono, yo sentía que Dios velaba por nosotras. Las moribundas pasaban sin esfuerzo a mejor vida, y enseguida de morir se extendía sobre sus rostros una expresión de alegría y de paz, como si estuviesen durmiendo un dulce sueño. Y así era en realidad, pues, cuando haya pasado la apariencia de este mundo, se despertarán para gozar eternamente de las delicias reservadas a los elegidos…

Durante todo el tiempo que duró esta prueba de la comunidad, yo tuve el inefable consuelo de recibir todos los días la sagrada comunión… ¡Qué felicidad…! Jesús me mimó mucho tiempo, mucho más tiempo que a sus fieles esposas, pues permitió que a mí me lo dieran, cuando las demás no tenían la dicha de recibirle.


st teresita

Oración a Santa Teresita de Lisieux para pedir por una necesidad

Oh bienaventurada Santa Teresita del Niño Jesús, que habéis prometido hacer caer una lluvia de rosas, desde el cielo, dirigid a mí vuestros ojos misericordiosos y escuchadme en mis múltiples necesidades. Grande es vuestro poder porque Dios os ha hecho grande entro los santos del cielo.

Os suplico, pues, oh mi amable protectora, me alcancéis de Dios las gracias que os pido, siempre que sea para mayor honra de Dios y salvación de mi alma. Os suplico de un modo especial que me hagáis participar de las rosas que nos habéis prometido, apartando mi corazón de las vanidades y placeres caducos de esta vida, y enseñándome a amar a Jesús y a María con amor verdadero, para que así pueda un día gozar con vos de la eterna bienaventuranza. Así sea.

V. Rogad por nosotros, oh bienaventurada Santa Teresita
R. Para que seamos dignos de la lluvia de rosas que nos habéis prometido.

 

lluvia de rosas promesa santa teresita