Bergoglio irrespeta las fiestas lit√ļrgicas, rebel√°ndose contra la Tradici√≥n de la Iglesia, caprichosamente pasa la procesi√≥n de la Solemnidad de Corpus Christi del jueves al domingo.

Corpus Christi es la fiesta del Cuerpo y la Sangre de Cristo, de la presencia de Jesucristo en la Eucaristía. La razón bíblica Cristo céntricas y el significado teológico por la que la Tradición de la Iglesia lo celebra el día  Jueves: El día del Corpus Christi recordamos la institución de la Eucaristía que se llevó a cabo el Jueves Santo durante la Última Cena.

El Papa Urbano IV, en agradecimiento al  milagro Eucarístico de Bolsena/Orvieto instituyó  la Fiesta en honor a la Santa Eucaristía.

Las procesiones son a modo de p√ļblicas manifestaciones de fe; y por eso la Iglesia las fomenta y favorece hasta con indulgencias. Pero la m√°s solemne de todas las procesiones es la de Corpus Christi.

‚ÄúTres jueves hay en el a√Īo que relucen m√°s que el sol: Jueves Santo, Corpus Christi y el d√≠a de la Ascensi√≥n‚ÄĚ.

La Solemnidad del Corpus Christi  es una Fiesta de Precepto.

Tercer Mandamiento de la Ley de Dios: Santificarás las fiestas.


Bergoglio se pone por encima de la Ley de Dios y de las Fiestas Lit√ļrgicas, excus√°ndose para hacer el cambio arbitrario ¬†¬†en un inter√©s tur√≠stico y para seguir el calendario lit√ļrgico modernista italiano. Rompe la Tradici√≥n¬†seg√ļn ellos para¬†poner un d√≠a “laboral” por encima de Dios. Cuando sabemos que en varios pa√≠ses y regiones, el Corpus Christi es un d√≠a festivo oficial.¬†Y¬†este argumento adem√°s es falso, porque en Roma la procesi√≥n se celebra de Noche 20:15, hora local.

Bergoglio ataca la Tradición Católica  y  la Piedad Popular, mientras promueve el marxismo cultural celebrando y respetando  fiestas musulmanas idolátricas y otras fiestas paganas supersticiosas  y pide respeto por las tradiciones paganas de los indios, mientras irrespeta las Fiestas Sagradas que le rinden culto de adoración   al Verdadero Dios.

Catecismo Mayor P√≠o ¬†X 395.- ¬ŅQu√© nos proh√≠be el tercer mandamiento? – El tercer mandamiento nos proh√≠be las obras serviles y otras cualesquiera que nos impidan el culto a Dios.

Es sabido que Bergoglio tiene un estilo autocrático incapaz de obedecer las leyes de la Iglesia,  por eso  ya desde Argentina seguía su propia  voluntad.

Bergoglio sigue al mundo en lugar de hacer que el mundo siga a la Iglesia.

Chesterton : ¬īno tenemos necesidad de una Iglesia que se mueva con el mundo. Tenemos necesidad de una Iglesia que mueva al mundo¬ī

Sin precedentes: Bergoglio  mueve a su antojo la procesión romana de Corpus Christi de jueves a domingo.

bergoglio autocratico

Como advierte el Profeta Daniel el rey usurpador se ensoberbecer√°, se engrandecer√° y har√° lo que se le antoje (Daniel 11:36). San Pablo nos advirti√≥ sobre este hombre sin Ley que se sienta en el Templo de Dios para ser adorado como un dios.¬Ľ

Daniel 7:25 Insultará al Dios altísimo e irá acabando con su pueblo; tratará de cambiar la ley de Dios y las fiestas religiosas, y el pueblo de Dios estará bajo su poder  (por un tiempo y tiempos y medio tiempo).

cambiar fiestas liturgicas

Cuando el dominio de estos reinos llegue a su fin y las maldades hayan llegado al colmo, un rey insolente (altivo de rostro) y astuto (entendido en enigmas) ocupar√° el poder. (Daniel 8:23)

Isaías 1:13 No sigáis trayendo oblación vana: el humo del incienso me resulta detestable. Novilunio, sábado, convocatoria: no tolero falsedad y solemnidad.

Amós 5:21 Yo aborrezco y desecho vuestras festividades, y no me es agradable el olor de los sacrificios en vuestras reuniones.

Bergoglio tampoco se arrodilla durante la procesión del Corpus Christ.

bergoglio no se arrodilla corpus Christi

Leonardo Boff: ‚ÄúAhora es papa y puede hacer lo que quiera. Muchos se sorprender√°n con lo que va a hacer Francisco. Para ello necesitar√° una ruptura con las tradiciones… para ABRIRLE paso a una iglesia universal.‚ÄĚ

San Agust√≠n advert√≠a: ‚ÄúNadie se alimenta de esta carne antes de haberla adorado‚Ķ Pecamos si no la adoramos‚ÄĚ.

Los fines del Sacrificio eucarístico, son principalmente cuatro: adoración de Dios, acción de gracias, expiación e impetración (Concilio de Trento: Dz 940. 950/1743. 1753; Mediator Dei 90-93).

irreverencia de Bergoglio ante el Santisimo

Sistema sacramental diabólico del Falso Profeta.

El Padre Herman B. Kramer (1884-1976) Autor del famoso libro “The Book of Destiny” (1956) se√Īal√≥ que el falso profeta¬†a imitaci√≥n de la Iglesia de Cristo,¬†crea ¬†falsos rituales y¬† falsos sacramentos..
“El Falso Profeta va a instituir ritos secretos, a trav√©s del cual los seguidores del Anticristo ser√°n adelantados por grados en el misticismo m√°s profundo de su culto. De este modo se establece Una especie de sistema sacramental diab√≥lico para conferir las cualidades de Satan√°s y la consagraci√≥n de la gente al servicio de la Bestia.”. p√°gina 325

Ning√ļn fiel cat√≥lico est√° obligado a obedecer a los herejes, al contrario se deben desobedecer para obedecer a Dios. Quien obedece a un hereje comete idolatr√≠a y una blasfemia contra el Espiritu Santo, porque impugna la Verdad revelada para obedecer al hereje, al que constituye su propio dios desobedeciendo a Dios.

Una “red de mentiras, intriga, espionaje, desconfianza y, m√°s eficaz que nada, miedo”.


Encíclica Pascendi de S. S. San Pío X:

P√≠o IX ya escrib√≠a: ¬ęEsos enemigos de la revelaci√≥n divina, prodigando estupendas alabanzas al progreso humano, quieren, con temeraria y sacr√≠lega osad√≠a, introducirlo en la religi√≥n cat√≥lica, como si la religi√≥n fuese obra de los hombres y no de Dios, o alg√ļn invento filos√≥fico que con trazas humanas pueda perfeccionarse¬Ľ
¬ęNi, pues, la doctrina de la fe que Dios ha revelado se propuso como un invento filos√≥fico para que la perfeccionasen los ingenios humanos, sino como un dep√≥sito divino se entreg√≥ a la Esposa de Cristo, a fin de que la custodiara fielmente e infaliblemente la declarase. De aqu√≠ que se han de retener tambi√©n los dogmas sagrados en el sentido perpetuo que una vez declar√≥ la Santa Madre Iglesia, ni jam√°s hay que apartarse de √©l con color y nombre de m√°s alta inteligencia¬Ľ

 


Bula Acerca del peligro de autoridades heréticas

8. Validez de los documentos antiguos y derogación sólo de los contrarios.
No tienen ning√ļn efecto para estas disposiciones las Constituciones y Ordenanzas Apost√≥licas, as√≠ como los privilegios y letras apost√≥licas, dirigidas a obispos, arzobispos, patriarcas, primados y cardenales, ni cualquier otra resoluci√≥n, de cualquier tenor y forma, y con cualquier cl√°usula, ni los decretos, tambi√©n los de motu propio y de ciencia cierta del Romano Pont√≠fice, o concedidos en raz√≥n de la plenitud de la potestad apost√≥lica, o promulgados en consistorios, o de cualquier otra manera; ni tampoco los aprobados en reiteradas ocasiones, o renovados e incluidos en un cuerpo de derecho, o como cap√≠tulos de c√≥nclave, o confirmados por juramento, o por confirmaci√≥n apost√≥lica, o por cualquier otro modo de confirmaci√≥n, incluso los jurados por Nosotros mismos. Considerando pues esas resoluciones de modo expreso y teni√©ndolas como insertadas, palabra por palabra, incluso aquellas que hubieran de perdurar por otras disposiciones, y en fin todas la dem√°s que se opongan, por esta vez y de un modo absolutamente especial, derogamos expresamente sus cl√°usulas dispositivas.

San Vicente de Lerins, Padre de la Iglesia, en su obra Conmonitorio nos ense√Īa
– Pero, ¬Ņy si se trata de una novedad her√©tica que no est√° limitada a un peque√Īo grupo, sino que amenaza con contagiar a la Iglesia entera?
-En tal caso, el cristiano deber√° hacer todo lo posible para adherirse a la antig√ľedad, la cual no puede evidentemente ser alterada por ninguna nueva mentira.

padre pio adoracion eucaristica

– Del primer mandamiento de la Santa Madre Iglesia
477.- ¬ŅQu√© nos manda el primer mandamiento de la Iglesia: O√ćR MISA ENTERA TODOS LOS DOMINGOS Y FIESTAS DE GUARDAR? – El primer mandamiento de la Iglesia: O√≠r Misa entera todos los domingos y fiestas de guardar, nos manda asistir con devoci√≥n a la Santa Misa todos los domingos y fiestas de precepto, oy√©ndola desde el principio al fin.

Esta fiesta se celebra el Jueves, despu√©s de la Solemnidad Sant√≠sima Trinidad.¬†Su principal finalidad es proclamar y aumentar la fe de los cat√≥licos en la presencia real de Jesucristo en el Sant√≠simo Sacramento, d√°ndole p√ļblicamente el culto de adoraci√≥n (latr√≠a).

El Papa Urbano IV, amante de la Eucarist√≠a, public√≥ la bula ‚ÄúTransiturus‚ÄĚ el 8 de septiembre de 1264, en la cual, despu√©s de haber ensalzado el amor de nuestro Salvador expresado en la Santa Eucarist√≠a, orden√≥ que se celebrara la solemnidad de ‚ÄúCorpus Christi‚ÄĚ en el d√≠a jueves despu√©s del domingo de la Sant√≠sima Trinidad, al mismo tiempo otorgando muchas indulgencias a todos los fieles que asistieran a la santa misa y al oficio. Este oficio, compuesto por el doctor ang√©lico, Santo Tom√°s de Aquino, por petici√≥n del Papa, es uno de los m√°s hermosos en el breviario Romano y ha sido admirado aun por Protestantes.

La Solemnidad de Corpus Christi se remonta al siglo XIII. Dos eventos extraordinarios contribuyeron a la institución de la fiesta: Las visiones de Santa Juliana de Mont Cornillon y  El milagro Eucarístico de Bolsena/Orvieto.

milagro-eucaristico-bolsena

El Papa Clemente V tomó el asunto en sus manos y en el concilio general de Viena (1311), ordenó una vez más la adopción de esta fiesta. Publicó un nuevo decreto incorporando el de Urbano IV. Juan XXII, sucesor de Clemente V, instó su observancia.

Las procesiones fueron dotadas de indulgencias por los Papas Martín V y Eugenio IV y se hicieron bastante comunes en a partir del siglo XIV.

 A Santo Tomás de Aquino se le encargó  preparar los textos para el Oficio y Misa propia del día, que incluye himnos y secuencias, como Pange Lingua (y su parte final Tantum Ergo), Lauda Sion, Panis angelicus, Adoro te devote o Verbum Supernum Prodiens.

El Concilio de Trento declara que muy piadosa y religiosamente fue introducida en la Iglesia de Dios la costumbre, que todos los a√Īos, determinado d√≠a festivo, se celebre este excelso y venerable sacramento con singular veneraci√≥n y solemnidad, y reverente y honor√≠ficamente sea llevado en procesi√≥n por las calles y lugares p√ļblicos. En esto los cristianos atestiguan su gratitud y recuerdo por tan inefable y verdaderamente divino beneficio, por el que se hace nuevamente presente la victoria y triunfo de la muerte y resurrecci√≥n de Nuestro Se√Īor Jesucristo.

Para animar a los cat√≥licos a profesar valientemente su fe y a practicar las virtudes cristianas, ning√ļn medio es mas eficaz que el que consiste en alimentar y aumentar la piedad del pueblo hacia aquella admirable prenda de amor, lazo de paz y de unidad, que es el sacramento de la eucarist√≠a. (Papa Le√≥n ¬†XIII, Breve apost. Providentissimus, 28-XI1897).

procesion santisimo sacramentoCatecismo Mayor San Pío  X

116. ¬ŅPor qu√© en la fiesta del CORPUS se lleva solemnemente la Sant√≠sima Eucarist√≠a en procesi√≥n? – En la fiesta del Corpus se lleva solemnemente la Sant√≠sima Eucarist√≠a en procesi√≥n:

1¬į, para honrar la Humanidad Sant√≠sima de nuestro Se√Īor, escondida en las especies sacramentales;

2¬į, para avivar la fe y aumentar la devoci√≥n de los fieles a este misterio;

3¬į, para celebrar la victoria que ha dado a su Iglesia contra todos los enemigos del Sacramento;

4¬į, para reparar de alg√ļn modo las injurias que recibe de los enemigos de nuestra religi√≥n.

117. ¬ŅC√≥mo hay que asistir a la procesi√≥n del CORPUS? – A la procesi√≥n del Corpus hay que asistir:

1¬į, con gran recogimiento y modestia, no mirando a una parte y a otra ni hablando sin necesidad:
2¬į, con intenci√≥n de honrar por medio de nuestras adoraciones el triunfo de Jesucristo;
3¬į, pidi√©ndole humildemente perd√≥n de las comuniones indignas y de todas las dem√°s profanaciones que se cometen contra este divino Sacramento;
4¬į, con sentimientos de fe, confianza, amor y reconocimiento a Jesucristo, presente en la hostia consagrada.

Todos los otros sacramentos están ordenados a la Eucaristía como a su fin. (Santo Tomás de Aquino, Suma Teológica, 3, q. 65, a. 3).

Anuncios