Socci: Ni un centavo más para la iglesia Bergogliana.

pisando la serpiente
Fatima Perspectives
De Christopher A. Ferrara
17 de abril de 2017
En Italia hay un impuesto obligatorio llamado “ocho por mil”, es decir 8/10 del uno por ciento, que los contribuyentes pueden asignar para el apoyo estatal de un programa de asistencia social o de una de las doce religiones aprobadas en una lista gubernamental , incluida la Iglesia Católica. A falta de una asignación, el gobierno italiano distribuirá el “ocho por mil” basado en las proporciones establecidas por los contribuyentes que han designado una opción.
Antonio Socci acaba de anunciar en su blog habitual que dejará de designar a la Iglesia Católica como destinataria de su “ocho por mil”. La razón es obvia para aquellos que han seguido sus comentarios durante los últimos años: el surgimiento de lo que él ha llamado acertadamente  “Bergoglianismo”, que significa la versión idiosincrásica del Papa Bergoglio por la teología jesuita liberal con su desprecio por la ortodoxia de la Tradición y las disciplinas tradicionales relacionadas con la Iglesia, sobre todo su prohibición perenne de recibir la Santa Comunión por  personas que viven en un estado de adulterio público que ellos llaman “segundo matrimonio”.
El hecho que desencadenó la declaración de Socci  de no dar su aportación económica parece haber sido otra de las improvisaciones erróneas del Papa Bergoglio sobre lo que él ve como el significado de la Escritura: es decir, su afirmación devastadora e incluso blasfema durante un sermón en la Casa Santa Marta de que Cristo en la Cruz “se hizo diablo, serpiente, por nosotros …”
blasfemias de bergoglio.PNG
Una discusión detallada de este último Bergoglianismo se encuentra aquí. No hay duda de que el Papa Bergoglio afirmó que Cristo “se hizo diablo, serpiente …” Esta es una interpretación bergogliana retorcida de la tradicional analogía entre la serpiente de bronce levantada en un asta por Moisés, que ordenó a los israelitas mirar a la imagen para ser curados de las mordeduras de la serpiente que habían resultado de sus pecados, y Cristo crucificado, levantado sobre la cruz de redención, para expiar nuestros pecados para ser liberados. Bajo ninguna interpretación tradicional de esta analogía se puede decir que Cristo se convirtió en serpiente, mucho menos — ¡ semejante blasfemia de un Papa! — que Él se convirtió en el diablo.
Socci también responde a la acusación de L’Avvenire, el periódico de la Conferencia Episcopal Italiana, de que había atacado al Papa Bergoglio por su comentario “sin ningún argumento válido”. Socci demuestra que la tesis de que Cristo “se convirtió  en el diablo” es precisamente la “exégesis gnóstica” de Massimo Borghesi, enunciada en su artículo “El Pacto con la Serpiente” en la revista 30 Days, y es claramente “una convicción explícita de Bergoglio. “
blasfemia bergoglio contra jesus
 Socci aprovecha la ocasión para enumerar “otras iniquidades de Bergoglio en la misma dirección”, incluyendo su declaración de que “no hay un Dios católico”, que Cristo “se hizo el tonto”, que “falló con respecto a  la moral” y que “no era ningún limpio.” Además, por increíble que parezca, hay otra afirmación de Bergoglio (del pasado 17 de marzo) de que “en la Santísima Trinidad las personas discuten/riñen a puerta cerrada, pero al exterior dan la apariencia de unidad”.
No hay necesidad de repetir los otros ejemplos que Socci proporciona, todos los cuales han sido tratados aquí y en otros lugares. Basta decir que su conclusión, con la que debo estar de acuerdo, es que “uno teme que la cima de la Iglesia esté ocupada hoy por un “partido ” decidido a demoler el catolicismo como lo hemos conocido durante 2.000 años”.
En resumen: la apostasía que “comienza en la cima”, de la cual nos advirtió Nuestra Señora hace un siglo en esa parte del Tercer Secreto que no se nos ha permitido ver. Pero como he dicho antes en estas páginas, en este aterrador desarrollo hay esperanza: no puede pasar mucho tiempo antes de que se ponga fin a la locura que se ha apoderado del elemento humano de la Iglesia, y eso significará la Consagración de Rusia a la Inmaculado Corazón de María.

Nota:

Es necesario definir el bergoglianismo porque el que se convierte al bergoglianismo deja de ser católico y pierde la salvación.
San Vicente Ferrer explica claramente que rendirle honor a un falso papa es pecado de idolatría , y con ello violan el primer mandamiento, el cual ordena no adorar a ningún ídolo o dios extranjero y que un falso papa es precisamente una imagen ficticia de Cristo.
CAPITULO III Tratado del cisma moderno de la Iglesia, compilado por fray Vicente Ferrer, de la Orden de Predicadores:
En el que se declara ser muy peligroso para el alma cristiana adherirse como a papa al que no lo es…sin duda alguna, es muy peligroso y condenable obedecer como papa al que no lo es…Esto se prueba por muchas razones.
Primera. …El papa legítimo es padre universal de los cristianos, y la Iglesia es la madre. Además, prestando obediencia a uno que no es papa y tributándole honores papales, se quebranta el primer precepto de la primera tabla, en el cual se ordena: No adores a dios extranjero, ni ídolo, ni estatua, ni semejanza alguna del cielo. ¿Qué otra cosa es el falso papa sino un dios extranjero en este mundo, un ídolo, una estatua, una imagen ficticia de Cristo? Es evidente, pues, que es muy peligroso para cualquier alma cristiana quebrantar, aunque sea por ignorancia, los dos preceptos divinos señalados.
Segunda. Dice Santo Tomás que la ignorancia excusa de pecado solamente cuando es invencible, o cuando se ignora lo que no hay obligación de saber (1-2, q. 76, a. 3).
Nadie esta excusado de ignorancia porque se sabe públicamente que Jorge Mario Bergoglio ya se había desviado de la fe católica desde Argentina, donde ya era un hereje formal y que además desde 1999 se hizo miembro de los masones del Club Rotario de Argentina y  que colaboró  con el partido comunista y el Magisterio de la Iglesia decreta que la elección al Pontificado de un hereje es invalida y nula y sin ningún poder ya que los herejes están excomulgados Latae Sentencia y  no pertenecen al Cuerpo Místico de Cristo y quienes los apoyan también quedan excomulgados Ipso Facto.
Bergoglio ya había sido acusado públicamente  en Argentina por el delito de  Herejía.
Libro de las obras divinas de la Monja benedictina Hildegarda de Bingen:
Y con estas palabras imperiosas creerá poder subyugar a mucha gente, para que en comparación con los suyos, el Hijo de Dios tenga solo un pequeño número de fieles.
Anuncios