Bergoglio declaró que ha dudado de la existencia de Dios, y que se ha acostumbrado a enojase con Dios.

Bergoglio: “Soy un pecador y soy falible”

“Ich bin ein Sünder und bin fehlbar”

 

En una entrevista que Bergoglio concedió   al semanario alemán Die Zeitn,  dijo:

Cita de Radio Vaticana 09/03/2017:

front page die zeitAnte la pregunta sobre sus momentos de dificultad, Francisco reafirma que ha tenido “momentos oscuros” y también “momentos vacíos”, que no comprendía. “Incluso situaciones feas” por su culpa, de pecado, que han hecho que se enojara con Dios. “Yo me enojo… y ahora – afirma  riendo – me he acostumbrado”; pero el Señor  – añade – “quiere más a los pecadores”. Y después, “la crisis es para crecer en la fe. No se puede crecer sin crisis”. “La crisis es parte de la vida y una fe que no entra en crisis para crecer, generalmente permanece infantil”. También Pedro “tuvo una fea crisis”; renegó a Jesús… “¡y lo hicieron Papa!”.

La prensa secular reportó que fue ante la pregunta de si alguna vez había dudado acerca de la existencia de Dios, que Bergoglio respondió: “Yo también conozco estos momentos de vacío…”

En 2016-12-28 Bergoglio también torció la Escritura para recomendar a los fieles en contradicción con la  Escritura quejarse con Dios.

“La Fe es también luchar con Dios, mostrarle nuestra amargura sin falsas devociones. Me he enfadado con Dios, y le he dicho esto, esto y esto… No te preocupes, Él es un Padre y te habrá entendido. Sed valientes, sed valientes. Esto es tener esperanza”. (Rome Reports)

bergoglio enemigo de Dios

blasfemias

24/01/2017 Volvió a repetir su blasfemia:

Cita de Radio Vaticana:

Podemos “discutir con Él”:

“A Él le gusta discutir con nosotros. Alguno me dice: ‘Pero, Padre, yo tantas veces cuando voy a rezar, me enojo con el Señor…’. ¡También esto es oración! ¡A Él le gusta cuanto te enojas y le dices en la cara lo que sientes, porque es Padre! Y esto también es un ‘heme aquí’…

Libro Obras Divinas de la Monja mística Hildegarda de Bingen O.S.B:

Estad en guardia, …el tiempo en que la excelencia de la Iglesia sea dispersada y hollada la verdadera fe, lo que denominamos como apostasía, cosa que ocurrirá en el tiempo del hijo perverso, cuya madre es inmunda y no sabe de quién lo ha concebido, cuando todos reconozcan que ése, el pecador que representa y recoge en sí todos los pecados, es el hombre del pecado, porque desde su primera aparición estará todo él lleno de pecados, y será conocido como el hijo de la perdición más cruel, ya que será inmoral en todo y les enseñará a los hombres cosas contrarias a Dios. Y el seductor de la humanidad lo inflamará tanto, que
igualará su primitivo furor, cuando quiso parecerse a Dios. Por tanto será hostil contra todos los que adoran Dios y se pondrá por encima de todas las criaturas, denominándose Dios y ordenando que se le adore como Dios.

 

Anuncios