Bergoglio se burló de la Patrona de los niños que van a recibir la Primera Comunión

 

libro de insultos de Bergoglio

La santidad de vida se llevará a cabo en medio de burlas, proferidas incluso por aquellos que la profesarán hacia el exterior, pues en aquellos días Nuestro Señor Jesucristo no les enviará a éstos un verdadero Pastor, sino un destructor.Profecía de San Francisco de Asís

Con eso abrió su boca en blasfemias contra Dios, blasfemando de su nombre, y de su Tabernáculo, y de los que habitan en el cielo. Apocalipsis 13:6


Blog Como vara de almendro

Montserrat Sanmartí Fernández

Imelda patrona primera comunion

Queridos hermanos, tristemente comparto con ustedes la pena que sentí al conocer la ligereza con la cual Francisco habló de la beata Imelda, a quien tanto estimo, en el pre sínodo a los jóvenes, y a los cuales respondió a las preguntas que le formulaban. Pueden leer la noticia aquí.

Entresaco el párrafo que hace referencia a nuestra beata Imelda:

“…«una de las enfermedades más feas de la Iglesia»: una comunidad «busca a un sacerdote y no encuentra a un padre y a un hermano, sino a un doctor, a un profesor o a un príncipe». El Papa se dijo «preocupado» porque a menudo «se confunde el rol paternal del sacerdote y se reduce a un papel de dirigente: el “boss” de la empresa». Así como es también preocupante «el espiritualismo exagerado»: «Cuando encuentras a estos curas un poco así, con las manos juntas, que siempre piensan que están en el cielo… Yo digo: curas con cara de beata Imelda. No, no funciona… son incapaces de comprender. Cuando tú has cometido una de esas caídas que se cometen en la vida, ¿cómo vas a contársela a él?». De la misma manera, se preguntó Francisco, ¿quién iría a confiarse con un sacerdote «que es un rígido» o, peor, «un mundano» y «apegado al dinero»? «Recen por ellos, para que el Señor los convierta».”

Un comentario a estas desafortunadas palabras, pues creo que es de rigor y justicia dejar en claro que en ellas se encierran bastantes cosas hirientes para los católicos que amamos la Eucaristía y a los santos de la Iglesia.

En primer lugar, Francisco habla en contra de los ministros de Dios, los sacerdotes. ¿Por qué desvirtúa la tarea de los sacerdotes al tratar con tanta superficialidad a quienes sirven a Dios y a su Iglesia? ¿Acaso se puede generalizar en algo tan serio como es un sacerdote? ¿No está tirando piedras a su propio tejado al hablar así de quienes están al servicio de Dios y de los fieles católicos en la Iglesia, aún sabiendo que los sacerdotes tienen sus defectos y limitaciones, como cualquer persona? Cuanto menos me parece una falta de tacto y de reconocimiento hacia estos hombres que han sacrificado su vida y sus espectativas humanas más nobles, haciendo lo que dijo Cristo en su Evangelio:


“Y todo el que haya dejado casas, o hermanos, o hermanas, o padre, o madre, o hijos o tierras por mi nombre, recibirá cien veces más, y heredará la vida eterna.” (Mt. 19; 29)

 

Estos siervos que dedican íntegramente todo su tiempo y sus esfuerzos para ser testigos del Evangelio con total radicalidad. Creo que tratar este tema de forma pública y generalizando es absolutamente desacertado. Y no lo es menos, a mi entender, el decir que algunos sacerdotes parecen estar más en el cielo que en la tierra y que tienen cara como de “beata Imelda”. ¿Qué pretende darnos a entender con esta expresión tan fuera de lugar? ¿No podrá usar otra comparación que no hiera a lo más noble que tenemos, a la Eucaristía y a los santos? Es una burla hacia la beata Imelda. Es también una burla hacia quienes tratamos de profundizar y aprender de su amor y devoción al recibir a Jesús, abrazándolo en nuestro corazón. ¿Quién pudiera vivir y morir como la beata Imelda? Muchas veces, al comulgar le digo a Jesús que yo no sé comulgar bien, que me enseñe a hacerlo con ese mismo espíritu de los santos que desfallecían por Él y que no veían el momento de acercarse a recibirlo. ¿Acaso no se usa aquí de manera peyorativa la expresión “tener cara de beata Imelda”? Desde que se inició este pontificado no he cesado de escuchar expresiones de este estilo, a veces atacando la santidad de la Virgen ( “no es la jefa de correos” o “no es una santita que concede deseos”), viejaotras atacando a la fidelidad de las madres a quienes osó llamar “conejas” por ser fieles a su maternidad, o osando atacar varios dogmas de nuestra fe al decir que “por las venas de Jesús corre sangre pagana”. Estas e infinidad de frases que darían para estar escribiendo horas y horas. Pareciera que disfruta ridiculizando las cosas más hermosas y nobles que tiene nuestra fe.

viejas solteronas

Que la beata Imelda nos ayude a amar tanto a Jesús que cada comunión sea un éxtasis de amor que culmine al final de nuestras vidas con una santa muerte en Cristo.

 

Montse Sanmartí

bergoglio separa las manos de un monaguilloBergoglio: “Santidad, le ofrecemos este tesoro espiritual; 3.525 rosarios”. Hay ciertos grupos restauracionistas que vuelven a prácticas que yo viví, a cosas que en ese momento se vivían, pero no ahora

bergoglio se burla de lo que rezan el rosario

Lucas 8:17
“Pues nada hay oculto que no quede manifiesto, y nada secreto que no venga a ser conocido y descubierto”

Bergoglio: «Yo les comparto dos preocupaciones. Una es una corriente pelagiana que hay en la Iglesia en este momento. Hay ciertos grupos restauracionistas. Yo conozco algunos, me tocó recibirlos en Buenos Aires. ¡Y uno siente que es como volver 60 años atrás! Antes del Concilio… Uno se siente en 1940… Una anécdota, sólo para ilustrar, no es para reírse, yo la tomé con respeto, pero me preocupa; cuando me eligieron, recibí una carta de uno de estos grupos, y me decían; “Santidad, le ofrecemos este tesoro espiritual; 3.525 rosarios”. Por qué no dicen rezamos por usted, pedimos… pero esto de llevar las cuentas… Y estos grupos vuelven a prácticas y a disciplinas que yo viví –ustedes no, porque ninguno es viejo– a disciplinas, a cosas que en ese momento se vivían, pero no ahora, hoy ya no son…


El Horror  

Un periodista de Buenos Aires describe a Bergoglio

Famoso por la inconsistencia (a veces ininteligibilidad de sus alocuciones y homilías), dado al uso de expresiones vulgares, demagógicas y ambiguas, su magisterio no puede decirse que sea heterodoxo sino inexistente por lo confuso.

blasfemia-bergoglio-contra-jesus

Apocalipsis 13:5.  Se le dio así mismo una boca que hablase cosas altaneras y blasfemias; y se le dio facultad de obrar así por espacio de cuarenta y dos meses.

bergoglio-profiere-mala-palabra-durante-el-angelus.png

malicia-diabolica

sadomasoquismo.JPG

 

Proverbios 10:32.

Los labios del justo se emplean en hablar cosas agradables a Dios; y en hablar cosas perversas la boca del impío.

Entre seglares, las palabras maliciosas no pasan de ser palabras maliciosas; en boca del sacerdote son blasfemias. […] Consagraste tu boca al Evangelio; no es lícito abrirla maliciosamente. Acostumbrarse a ello es sacrilegio. Los labios del sacerdote han de guardar el saber y en su boca se busca la doctrina, no la picaresca y el chisme. Es insuficiente desterrar de los labios las palabras maliciosas, que suelen justificarse como chistes graciosos; también hay que cerrarlas el oído. Es vergonzoso que provoquen tus carcajadas. Pero más vergonzoso aún que las provoques en los otros. (San Bernardo. Tratado de la consideración al Papa Eugenio, cap. XXII)


Noticias relacionadas:

Bergoglio se burla del Santo Sacrificio de la Misa, en una carta para un niño de nueve años, Alessio.

Bergoglio incumplió sus funciones de padrino. Le enseñó a su ahijado a decir malas palabras!

Bergoglio “el humilde y misericordioso ” “profiere maldiciones y utiliza un lenguaje profano ” y tiene “arrebatos de rabia” con creciente regularidad!

Bergoglio utilizó un lenguaje perverso para insultar y silenciar a los periodistas que lo están delatando.

Anuncios