Bergoglio encubrió al abusador sexual Rubén Pardo y lo escondió en el Hogar Sacerdotal de Condarco 581

bergoglio encubrio a un pedofilo y echo a la madre del joven

El católico argentino que escribe el Blog The Wanderer indignado por la película  que fabrica  una imagen ´laudatoria´de  Jorge Mario Bergoglio el 31 de julio de 2015 sugirió que se hiciera una película donde se exponga al verdadero Bergoglio,  en este artículo  entre otras denuncias podemos leer que Bergoglio encubrió al pedófilo Rubén Pardo y lo escondió en un hogar para sacerdotes ancianos. 

BishopAccountability.org Según informó  un artículo de Página/12, Rubén Pardo vivía en Condarco 581, que pertenecía a la Vicaría del Arzobispado de Buenos Aires a la vez que era un hogar para sacerdotes porteños jubilados y enfermizos. En aquel tiempo Bergoglio era el encargado del Arzobispado de Buenos Aires. Según consta, Pardo confesaba y celebraba misa en las escuelas primarias y secundarias de Flores.


The Wanderer : 

Sería interesante producir una película o documental sobre Bergoglio pero con información fidedigna para lo cual habría que consultar no a la Picqué, sino a quienes conocieron, y sufrieron, al actual pontífice. Algunas sugerencias:

1. El P. Víctor Zorzín S.J., que fue su segundo durante su periodo de provincial y que está viviendo sus últimas horas en este mundo sublunar. Bergoglio jamás le volvió a dirigir la palabra ni a recibirlo durante su obispado porteño. El padre Zorzín se llevará a la tumba secretos de incalculable valor sobre quién fue y qué hizo el Provincial.
bergoglio encubrio a cura pedofilo
2. El Sr. Gabriel Ferrini, abusado cuando tenía 15 años por el sacerdote Rubén Pardo, de la diócesis de Quilmes. Cuando el caso fue denunciado a su obispo y luego a la justicia, el sacerdote se fugó y fue recibido, y encubierto, por el cardenal Bergoglio en el Hogar Sacerdotal de Condarco 581 del barrio porteño de Flores. Previsiblemente, y ¿con la ayuda del mismo cardenal?, huyó cuando su escondite finalmente fue descubierto por la justicia, y finalmente  murió de Sida, escondido en una ciudad del nordeste argentino. 
La madre del joven, en su desesperación ante la indiferencia del obispo de Quilmes, acudió a plantear su caso al cardenal Bergoglio pero fue prestamente misericordiada: la hizo expulsar con el personal de seguridad de la Curia. Finalmente, fue recibida por el tribunal eclesiástico que, vale recordar, depende directamente del purpurado, “cuyo presidente no quiso tomarme la denuncia”, y en donde quince días después la entrevistaron cuatro curas “que me sometieron a un interrogatorio humillante, con preguntas lascivas y tendenciosas, poniéndome a mí en el lugar del victimario, cuando ellos tenían certeza de que el hecho había ocurrido porque el abusador había admitido el hecho a las 96 horas ante su obispo, que lo amonestó”. 
Insisto en el hecho de que fue Bergoglio quien obligó al rector del Hogar Sacerdotal (donde viven los sacerdotes ancianos de la arquidiócesis) a esconder al padre Pardo, a pesar de su resistencia. No es este, por otro lado, el único caso de protección brindada por el cardenal primado a sacerdotes pedófilos que eran expulsados de sus diócesis de origen y buscados por la justicia. No puedo extenderme sobre este asunto pero muchos sacerdotes porteños podrán dar fe al respecto.
Pueden leer los detalles del caso aquí y, si quieren una descripción más detallada y truculenta, vean esta nota
3. La Hna. Hilda Ledesma, que fuera superiora general de las Hermanas del Divino Salvador, misericrodiada por el cardenal Bergoglio por interpósita persona. Por pedido directo del entonces arzobispo de Buenos Aires, y en represalia porque la congregación religiosa fundada por la Madre Antula, no aceptó modificar un acuerdo que mantenía con la arquidiócesis, se decretó la intervención de la congregación, el desplazamiento de su superiora general y varias medidas más, entre las que se destaca el intento de robo -liso y llano- del segundo interventor, Mons. Eduardo García, auxiliar de Bergoglio, de las valiosísimas imágenes coloniales que poseen las religiosas. Desde aquí pueden descargar la carta que en su momento enviaron las monjas al cardenal Rodé explicando la situación a las que se veían sometidas por el arzobispo porteño.
La congregación del Divino Salvador es la dueña del santuario de San Cayetano de Liniers y, por un convenio, ceden al arzobispado el uso del templo aunque la alcancía ubicada junto a la imagen del santo más venerado en Argentina desemboca en las arcas de las hermanitas. El cardenal Bergoglio las presionó durante años para que cedieran también los billetes, pero las buenas monjitas, con toda razón, no cedieron, y así les fue. La intención era disolver la congregación pretextando el escaso número de miembros, con lo que la arquidiócesis se haría finalmente no solo de la anhelada alcancía sino también de la Santa Casa de Ejercicios, un histórico edificio que ocupa una manzana entera en el pleno centro de Buenos Aires, que representa millones de dólares por su valor inmobiliario y por los incontables tesoros coloniales que posee.
4. Los obispos argentinos y provinciales de órdenes religiosas, que detestan amablemente, en mayor o menor grado, a Bergoglio (¿por qué creen que el Papa no viene a Argentina y por qué creen que ningún párroco porteño hizo sonar las campanas de su templo cuando fue elegido?). Y las razones son muchas, entre las que se destaca la red de espionaje que el cardenal había montando en todas las diócesis y congregaciones argentinas a través de sacerdotes adictos que le reportaban periódicamente los movimientos  de sus respectivos ordinarios.
5. Mons. Eduardo García, hoy obispo de San Justo, que fuera durante años el auxiliar y compinche de Bergoglio encargado de los negocios sucios. Quizás, en algún momento, Su Excelencia quiera contar cuáles eran los métodos que utilizaba el cardenal vigilar (¿espiar?) y controlar (¿extorsionar?) a sus propios sacerdotes, los que eran más propios de Beria que de un pastor con olor a oveja. 

torres

6. Mons. Jorge Torres Carbonell, elegido por el papa Francisco como obispo auxiliar de Lomas de Zamora. Se trata de un inquietante personaje -es suficiente con ver su rostro en la foto de la izquierda- que fue sucesivamente rector del santuario nacional de Nuestra Señora de Luján y rector del santuario San Cayetano de Liniers, nombrado en ambos puesto por el cardenal Bergoglio. ¿Qué tienen en común? Se trata de los dos sitios de culto más populares del país y que reciben varias decenas de millones de pesos al año como limosnas y donaciones de los fieles.  Torres Carbonell fue quien los administraba, y reportaba a Bergoglio. Baciamo le mani, don Giorgio!

Estimo que ninguna de estas personas accederá a colaborar en el guión de un documental veraz sobre Bergoglio. La misericordia pontificia es ampliamente conocida y espanta a cualquiera.
caso ruben
Cambio21: El caso de Rubén Pardo, tal vez sea el paradigma de la impunidad clerical y el encubrimiento de las más altas jerarquías en beneficio de algunas de sus ovejas descarriadas. Denunciado en 2003 por una catequista, a quien su hijo de 15 años le había confesado el abuso sexual por parte del “Padre Rubén”, Pardo fue protegido por el Obispado de manera ostensible, con maniobras que incluyeron diferentes trabas procesales y presiones solapadas a la familia de la víctima.
Según una investigación publicada por el matutino Página/12 el 7 de mayo de 2004, en el expediente de la causa que instruyó en la UFI Nº8 el fiscal Pablo Pérez Marcote se pudo probar la intervención del Obispo de Quilmes, Monseñor Luis Stökler, para que Pardo ni siquiera fuera llamado a declarar.
Según el fiscal, Stöckler explicó que no hacía falta que interviniera la justicia ordinaria, dado que la autoridad religiosa (o sea, él mismo), ya había tomado cartas en el asunto. En 2005 Pardo murió de SIDA, sin haber estado detenido un solo minuto de su vida.

Noticias relacionadas:

La vedette argentina Natacha Jaitt con Mirtha Legrand acuso a Bergoglio de encubrir al Pedófilo Grassi

Directora del Comité de Seguimiento de los Derechos del Niño cuestiona el rol de Bergoglio ante el caso Grassi.

Bergoglio encubrió curas pederastas siendo Cardenal y el presidente de la Conferencia Episcopal Argentina.

Bergoglio también encubrió al cura pedófilo Mauro Inzoli a petición de Vito Pinto y Coccopalmerio y lo devolvió al estado sacerdotal.

La prensa francesa cuestiona el papel de Bergoglio en el caso del pedófilo Grassi.

Bergoglio declaró venerable a un obispo acusado de abusar sexualmente a niños discapacitados.

Bergoglio sabía sobre los abusos sexuales del sacerdote Corradi y no hizo nada para frenarlo, afirman defensores de víctimas.

respaldado-por-bergoglio

El notorio sodomita El Obispo Juan Carlos Maccarone fue nombrado Profesor Emérito de la Universidad Católica Argentina  mientras el Gran Canciller era el Cardenal Jorge Mario Bergoglio (Falleció el 29 de marzo de 2015)

El Clérigo  argentino Maccarone fue atrapado infraganti   en video.

Anuncios